CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

miércoles, diciembre 21, 2005

Donde invertir en el año 2006


LA BOLSA ESTÁ DE BUEN AÑO

Te ofrecemos tres carteras alternativas, en función del nivel de riesgo que quieras asumir.
Poco riesgo. En esta cartera predominan valores bancarios, que son los favoritos para 2006 para la mayoría de firmas de Bolsa: Banco Popular, Banco Sabadell, Ferrovial, BBVA,Telefónica. Riesgo medio. Los valores para esta cartera son de la misma solvencia y calidad, si cabe, que los que conforman la alternativa más conservadora. La diferencia es que, por una circunstancia u otra, su camino bursátil no aparece tan allanado: Altadis, Banco Santander, Bankinter, Red Eléctrica, Tubacex.Más riesgo. La evolución en Bolsa de los valores elegidos para confeccionar esta cartera de riesgo están mediatizados por sus propias circunstancias. Invertir en ellos es arriesgarse a que se den las mejores de esas circunstancias y eso se traduzca en fuertes revalorizaciones. De lo contrario, esas expectativas se verían truncadas. Ese es el riesgo: Sacyr Vallehermoso, Iberdrola, Telecinco, Gamesa, Adolfo Domínguez.
FONDOS DE INVERSIÓN

Rentabilidad o seguridad, esa es la cuestión que debe plantearse el inversor en fondos.
Riesgo mínimo. La cartera defensiva está formada, principalmente, por fondos que invierten en renta fija, en activos denominados en euros y que, a lo sumo, intentan sacar una rentabilidad algo mayor que la que ofrece la Deuda Pública y privada. Su objetivo es asegurar el capital invertido. Riesgo casi cero.Riesgo medio. La cartera defensiva está formada, principalmente, por fondos que invierten en renta fija, en activos denominados en euros y que, a lo sumo, intentan sacar una rentabilidad algo mayor que la que ofrece la Deuda Pública y privada. Su objetivo es asegurar el capital invertido. Riesgo casi cero.Riesgo alto. Su exposición a la renta variable es del 75%. La cartera se compensa con fondos que invierten en renta fija, bien sea deuda pública o privada. Centra su inversión en Europa, pero toca también los mercados asiáticos.Máximo riesgo. Cartera 100% renta variable para un inversor capaz de asumir un elevado riesgo. A pesar de ello, es una cartera muy sólida porque invierte sobre todo en empresas de países de la zona euro y conjuga bien los grandes valores con los medianos y pequeños, pero con un fuerte potencial.
INMUEBLES: TODAVÍA QUEDAN BUENAS OPORTUNIDADES

El sector inmobiliario ha iniciado ya el camino de la desaceleración. Pero, si te mueves bien y amplías horizontes, todavía puedes encontrar cosas muy interesantes a medio y largo plazo.
Una inversión periférica. Ahora es interesante entrar en los mercados inmobiliarios de las provincias satélite de las grandes ciudades. Suelo rústico recalificable. Una alternativa a la adquisición de inmuebles en provincias satélite es la compra de suelo rústico en esas zonas.Plazas de garage en zonas azules. Las plazas de garaje han subido mucho, como el resto del mercado inmobiliario. Sin embargo, los que se dedican a este sector siguen recomendando vivamente invertir en plazas.Locales en zonas de desarrollo. Otra alternativa de inversión inmobiliaria interesante son los locales comerciales en zonas de nuevo desarrollo urbanístico.En la playa, o fuera. La inversión en zonas costeras ya no ofrece tantas alternativas porque los precios han subido mucho. No obstante, todavía se pueden encontrar oportunidades interesantes en zonas menos saturadas o, incluso, que comienzan a desarrollarse ahora.
BIENES TANGIBLES. UNA INVERSIÓN ESTABLE

Los bienes tangibles ofrecen unas rentabilidades muy interesantes. A menudo, más elevadas que las de productos financieros más tradicionales. El problema es que, para hacer una buena inversión, hay que saber qué se compra y cuánto se paga por ello.

Ver tambien oportunidades negocios y sectores atractivos para el año 2006

Vía :Luis M. lianes; Blogalaxia, tags: inversión

viernes, diciembre 16, 2005

¿Cómo saber si tu negocio es viable?


Éstas son algunas claves:

1.- Definición, claridad y exactitud
Y tener claro cuál va a ser, desde el principio, el producto o servicio a desarrollar y qué objetivos se persiguen con él. Detectar a qué segmento de clientes es posible dirigirse dentro del universo de consumidores, analizando qué necesidades cubre o qué satisfacciones potenciales podrá aportar a los futuros usuarios.
2.- Cubrir una parcela de mercado sin explotar
De los cientos de emprendedores con ideas que llegan cada año a la Fundación Incyde -para el desarrollo de empresas-, de las Cámaras de Comercio, el 80% tiene que ver con empresas de servicios. Sectores como el de la tercera edad: residencias, ocio, productos específicos; la tecnología más puntera; el ocio personal; o los servicios en general de desarrollo y crecimiento personal, como la formación, parecen ser los que más posibilidades de futuro tienen, según los expertos.Aunque siempre una buena idea puede generar una necesidad.
3.- Concebirla dentro de un sector conocido
Si se conoce a fondo un sector, bien por haber tenido experiencia profesional en él, bien por hobby, las posibilidades de generar una idea y de que ésta funcione son mayores.
4.- Analizar la competencia y el mercado
Se trata de profundizar en el estudio del mercado -volumen, tendencias y características-, legislación, competidores, tipos de productos disponibles que supongan competencia directa o indirecta. Preguntarse qué buscan los clientes en estos mercados; cuáles son sus actitudes, motivaciones y expectativas; cuáles son los hábitos de uso; o quién compra y quién influye en la decisión de comprar
5.- Enfrentarla a sus potenciales competidores
Es el momento de poner frente a frente la idea con el mercado potencial, intentando descubrir por qué los clientes van a adquirir nuestros productos o servicios, si también los pueden adquirir a la competencia por el mismo precio, e incluso con un precio inferior.Se han de analizar y tener en cuenta las ventajas diferenciales que los futuros clientes pueden encontrar en el proyecto.Analizar posibilidades, recursos y capacidades. Se trata de trasladar la idea al mercado para probar las reacciones de los ya inminentes clientes ante el nuevo producto o servicio.
6.- Comprobar que está respaldada por el espíritu empresarial
Lo importante es la persona y que ésta tenga ganas; sin esto, aunque sea una gran idea, el negocio no puede funcionar. Dicho de otra manera, hay ideas descabelladas o imposibles que, matizadas, complementadas o, en parte, disfrazadas, si detrás hay alguien con alma de empresa, pueden acabar funcionado.
7.- Una idea no es para siempre
Deberá evolucionar y adaptarse a los nuevos tiempos y mercados.
8.- Franquicias, otra fórmula
Sin tener idea alguna también se puede crear una empresa, con el sistema de franquicias. De este modo, dos personas -franquiciador y franquiciado- se ponen de acuerdo, de forma que el primero aporta la idea y el segundo crea el negocio, según las condiciones que diseña el primero.
Este es el caso de la mayoría de las cadenas de comida rápida, lavanderías, lavado de coches, etcétera. El franquiciado se beneficia de una idea ajena, innovadora y, a veces, genial; un negocio que ya ha sido testado en el mercado y se conoce su rentabilidad; con apoyo en temas legales, de márketing, etcétera; y con ventajas de estar integrado en un grupo, con mejores precios de compra, publicidad compartida y otras.
Aunque se cumplan todos los requisitos, sigue sin existir un 100% de seguridad de que la idea tenga éxito. Sólo el tiempo lo dirá, aunque el riesgo se puede reducir sensiblemente.

De cualquier forma, una idea de negocio la tiene cualquiera. Otro asunto distinto es ponerla en marcha y, el colmo, que funcione y, además, perdure.
Vía: unviersa; blogalaxia, tags:

domingo, diciembre 11, 2005

Los extranjeros con negocio propio se han multiplicado por seis


El abanico de nacionalidades que componen el mercado laboral granadino tiene poco que ver con el de hace diez años. Los regímenes general, agrario y del hogar han incorporado afiliados a la Seguridad Social de muy distinta procedencia pero ha sido el de los autónomos el que ha experimentado el cambio más profundo en los últimos años. En la actualidad, en la provincia trabajan por cuenta propia 2.018 inmigrantes, un 12,7 por ciento del total de extranjeros afiliados a la Seguridad Social que a principios de noviembre ascendían a 15.913. Esta repentina iniciativa empresarial de la inmigración ha cogido por sorpresa a los empresarios autóctonos, con especial incidencia en algunas actividades, como la del comercio.
La irrupción de los negocios textiles y de comestibles impulsados por asiáticos ha disparado la alarma entre el comercio tradicional; la multiplicación de restaurantes, locutorios y comercios artesanales de los magrebíes en algunas zonas de la capital también ha despertado suspicacias, al copar buena parte de los establecimientos asentados en barrios como el Albaicín. Desde la Federación Granadina de Comercio, que preside Enrique Oviedo, esta entrada en escena de los negocios regentados por extranjeros se observa como un factor amenazante para el pequeño comerciante de barrio.
Frente a la oferta de los comerciantes autóctonos que se mantienen compiten ahora nuevos negocios con unos costes laborales menores y horarios mucho más flexibles. "Sólo pedimos que la Inspección haga su trabajo y exija a estas personas todos los permisos que les autorizan a tener abiertos esos establecimientos", explica Oviedo.
En los últimos siete años, la afiliación de trabajadores extranjeros a la Seguridad Social en Granada casi se ha multiplicado por ocho. El ritmo de crecimiento de los que se han instalado en la provincia por cuenta propia ha sido, aunque algo más pausado, también muy intenso. Si en 1998 los emprendedores se cifraban en 336, en la actualidad superan los 2.000, seis veces más.
De los inmigrantes que han optado por el autoempleo en Granada, 1.192 proceden de países que están fuera del Espacio Económico Europeo. La tasa de autoempleo de la población extranjera es muy similar a la de la autóctona, una circunstancia peculiar si se consideran las importantes dificultades para acceder a las vías de financiación tradicionales y la adaptación a la normativa en materia de empleo y actividades económicas. Según un estudio del Centro Andaluz de Emprendedores de 2003, Granada ocupa un puesto destacado entre las provincias con mayor tasa de autoempleo de extranjeros al reunir todas las condiciones para su fomento: es una zona fronteriza, tiene mucho turismo y acoge una importante colonia flotante de estudiantes.
Un informe de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) señala que, aunque los países de procedencia de los inmigrantes que optan por el autoempleo son variados, destacan los latinos y entre ellos los argentinos, y los del Este de Europa, África Subsahariana y Pakistán. En general se trata de personas de entre 25 y 35 años, con un nivel de estudio básico y sin formación previa en gestión empresarial. El estudio, elaborado a partir de la experiencia de los servicios de empleo municipales, señala que la tipología de negocio más habitual son los locutorios, restaurantes de comida autóctona y comercios.
La presencia de negocios regentados por extranjeros está también contribuyendo a la transformación del pequeño establecimiento comercial. Tiendas que se encontraban regentadas por personas autóctonas de avanzada edad, con unos márgenes de beneficio muy limitados, han saludado la llegada de los inversores extranjeros. "Ofrecen cantidades astronómicas por los mejores locales del centro y de cada barrio y los propietarios acaban vendiendo", reconoce el presidente de los comerciantes granadinos. La necesidad de los inmigrantes de emprender para superar las dificultades de integración en el mercado de trabajo o conseguir una movilidad social ascendente que les aproxime a la situación laboral de su país de origen o, al menos, más acorde con su formación, es en cualquier caso la raíz de este espíritu emprendedor.

Vía: Granada Hoy.;blogalaxia,tag:

martes, diciembre 06, 2005

El paro puso en marcha el proyecto de Natura Bissé


A los 50 años, Ricardo Fisas, tras quedarse sin trabajo decidió emprender con su familia la aventura de una compañía de cosméticos que factura 28 millones de euros al año.

Ricardo Fisas se vio en el paro el mismo día en el que cumplió los 50. Debido a la etapa de recesión de mediados de la década de los setenta, la empresa en la que Fisas trabajaba sufrió una reestructuración que afectó a su puesto de trabajo. Con una economía en crisis, 50 años y cuatro hijos aún en edad de estudiar, la situación no pintaba demasiado favorable para Fisas en 1979. Afortunadamente para él, guardaba un as bajo la manga: un hallazgo científico que lo llevaría del desempleo a saborear las mieles del éxito internacional.Fisas había trabajado en un laboratorio de estudios dedicado a la hidrolización de proteínas de colágeno, elastina y keratina, para el enriquecimiento de piensos animales. Durante estas investigaciones, él hizo un descubrimiento tangencial de lo más casual. “Noté que las manos de los que estábamos trabajando eran muy finas y estaban muy sedosas. Pensé que probablemente los hidrolizados de proteínas, con las cualidades que tenían, podían tener algún efecto cosmético. Hicimos pruebas a nivel clínico, con un éxito rotundo. El resultado fue tan espectacular que nos animaron a decir… tendrías que desarrollar la venta del producto final, porque esto es extraordinario”.Vistas las dificultades de volver a encontrar un trabajo interesante, Ricardo Fisas decidió crear su propio negocio con los pocos recursos que tenía a mano: su familia, sus amigos, y 800.000 pesetas conseguidas de la hipoteca de su casa. Una aventura de riesgo que no todo su entorno veía con muy buenos ojos. “Cuando comencé y le dije a mi esposa que íbamos a crear una empresa de cosmética pasó un año entero en el que solamente lloraba, ya que era un salto al vacío. Pero yo le dije a mi esposa: 50 años y en un momento de crisis… es muy difícil encontrar una empresa. O lo hacemos o no tenemos nada”. María Gloria Vergés, la esposa de Ricardo, recuerda estos momentos como muy complicados. “Fue un momento duro, a mí me costó muchísimo aceptarlo, porque me venía un problema encima tremendo. Realmente me asustaba. Y fue porque él que insistió, insistió, insistió… Se puede decir que la empresa nació a pesar mío, por decir algo”.Veintiséis años más tarde, la aventura de riesgo emprendida por los señores Fisas se ha convertido en Natura Bissé, una de las más importantes marcas de productos de cosmética a nivel internacional.ComienzosPara poner en pie su empresa, Fisas contaba con su descubrimiento químico, el apoyo de un pequeño equipo de científicos conocidos suyos, y con… las amigas de su mujer. María Gloria Vergés, hoy consejera delegada de Natura Bissé, recuerda estos primeros años como un tiempo en el que imperaba la ilusión y las ganas de aprender. “Cada una nos fuimos queriendo especializar en algo. ¿A ti qué te gustaría hacer? Pues yo me parece que me encarrilo más por la parte de números. Pues yo no, yo pienso que yo más trato con la gente… soy más extrovertida, pues me quedo en la parte comercial. Y nos fuimos distribuyendo cada una”.Natura Bissé salió inicialmente al mercado con cinco cremas faciales, lo que suponía ir en contra del funcionamiento de las demás compañías del sector. “Nosotros salimos solamente con cinco cremas al mercado. La gente decía: cinco cremas… ¿y qué más? Pues mire, no, cinco cremas para cinco problemas súper concretos que usted puede tener”. Con una confianza plena en la calidad de sus productos Natura Bissé cuenta, actualmente, en el mundo con más de 6.000 puntos de venta de sus productos.
Vía: expansión; blogalaxia, tags: iniciativa emprendedora

lunes, diciembre 05, 2005

El 12 por ciento de los universitarios baraja como salida laboral el autoempleo


Los alumnos con mayor espíritu emprendedor de la UVa se forma en carreras de Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales o Humanidad.

¿Quién dijo que el espíritu emprendedor es patrimonio de los pupilos de Económicas y Empresariales? Según un estudio del departamento de Organización de Empresas y Comercialización e Investigación de Mercados basado en un revelador informe matriz de la Fundación General de la Universidad (FGUVa), los alumnos de las carreras de Ciencias de la Salud, los futuros educadores sociales, geógrafos e historiadores del Arte están más dispuestos a asumir el riesgo del autoempleo. Una salida laboral que se ha cruzado en las perspectivas del 34,5% de los matriculados en los últimos cursos, aunque sólo un 12 final lo baraja como algo más que probable.Sobre una muestra estadística de más de 2.000 alumnos de los cuatro campus, el sentido de esta doble iniciativa del Observatorio Profesional de la Fundación y los investigadores de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales es trazar una radiografía de partida que «permita reorientar las actuales políticas de la Universidad y fomentar este espíritu», explica Rocío Blanco, del departamento de Formación y Empleo de la FGUVa, desde el que ya se programan seminarios y jornadas a tal efecto. Entre las conclusiones clave, precisamente que el 85% de los alumnos con perfil emprendedor afirma que la UVa no los «motiva», que un 80,8 estaría dispuesto a participar en cursillos especializados sobre el tema, aunque el 78,1 cree conveniente incluir los contenidos relacionados «con la creación y gestión de empresas» en los distintos planes de estudio. Tarea en la que ya se ha puesto manos a la obra. Curiosamente, tanto la formación complementaria a la adquirida en las aulas de facultades y escuelas como la experiencia profesional previa están más presentes en los currículos de los alumnos con este perfil que en quienes se declaran hechos para trabajar por cuenta ajena en la Administración pública o en el sector privado. Diferencias en las que se va más allá si se tiene en cuenta el factor de género. «Aunque las mujeres tienen unos niveles superiores (un 61% frente aun 36,9) de formación extra académica, ésta es más relevante en el caso de los hombres a la hora de decidir montar una empresa o trabajar por cuenta propia como profesional liberal. A ellas las hace más proclives el haber tenido algún empleo», explica la profesora Natalia Martín Cruz, quien advierte sin embargo esto no supone que las féminas dejen de tener «un espíritu más conservador». Sexos a un lado, lo cierto es que sólo cuatro de cada diez emprendedores tienen claro en qué tipo de proyecto depositar sus esperanzas, quejándose la mayoría de la falta de apoyo institucional y reclamando más subvenciones. La Ventanilla Única Empresarial y los planes específicos de la Agencia de Desarrollo Económico de Castilla y León son las herramientas más populares, aunque no hay que olvidar que un 41,9% no es capaz de nombrar a ninguna. Datos que en general entran dentro de la lógica, tal y como comenta el catedrático Juan José Hernangómez. «Son bastante coherentes con el escaso espíritu empresarial de Castilla y León, muy por debajo del de otras comunidades autónomas», aclara antes de recordar la necesidad de una mayor «coordinación institucional» que facilite la puesta en marcha de proyectos empresariales. En el caso de los universitarios del distrito con raíces familiares en este tejido productivo, de nuevo corte. «Más de la mitad de los que se manifestaron emprendedores tenía antecedentes familiares», puntualiza la también profesora de Económicas Ana Isabel Rodriguez . El 75,3% sin intención de dar continuidad al negocio que mejor conocen.

Vía: El día de Valladolid Digital

domingo, diciembre 04, 2005

De empresa familiar a lider nacional

La compra por parte de Esprinet le convierten a Memory Set en multinacional, aspira a ser líder nacional y sirve de ejemplo para los emprendedores

"Desde una empresa familiar y con su capacidad financiera es utópico pensar en ser paneuropeos y líderes nacionales. Por eso, la operación de compra de Memory Set es la gran oportunidad de la empresa para ser cabecera de una consolidación de mayoristas que implique más facturación; pero es también la gran oportunidad de Aragón de traer más negocio a Zaragoza, más inversiones a Pla-Za, y un ejemplo para todos los emprendedores de la tierra que quieran iniciar su empresa desde abajo.

Juan Fabre, consejero delegado de Memory Set, explica así el sentido de una operación única en Aragón. En 21 años, lo que empezó como una empresa familiar de venta de informática al usuario final se ha transformado en una multinacional de distribución al por mayor cuyo reto es batir los mil millones de euros anuales en ingresos. La italiana Esprinet cerró la pasada semana una operación de compra de la aragonesa.

UN ERROR Y UN CONSEJO

Juan Fabre extrae de todo esto un error y un consejo. "Tuvimos mucho éxito en Aragón desde el 84 pero padecimos el grandísimo complejo que tiene esta tierra, la poca autoestima que tenemos los empresarios aragoneses y hasta el año 2001 no fuimos al mercado de Madrid, cuando deberíamos haber ido en 1987. Con el mismo esfuerzo que hacíamos aquí, en Madrid vendíamos veinte veces más porque el mercado era más grande. Un fallo de complejo. Hoy puede haber empresarios que no miren a Europa y eso es malo".
Y el consejo de Fabre es para los jóvenes recién salidos de la universidad: "Les animo para que, si tienen una idea y están convencidos de que es el momento de explotarla, que insistan, que aunque encuentren dificultades, insistan hasta que lo consigan. Para un proyecto de este tipo hay que tener fe y una apuesta clara por el trabajo".

Vía:elperiodico de Aragón; blogalaxia,tags: crecimiento empresarial

viernes, diciembre 02, 2005

Acuerdo sobre el VII Programa Marco de Investigación


Los Veinticinco han abogado, entre otras cosas, por crear el Consejo Europeo de Investigación
Los ministros de competitividad de la Unión Europea (EU) han alcanzado, esta semana, un acuerdo general parcial sobre el VII Programa Marco de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico.
Entre los puntos sobre lo que se desarrolló el debate se encontraba el del reparto presupuestario. En este sentido, una mayoría de delegaciones, incluida la española que estaba representada por la ministra de Educación, María Jesús Sansegundo, apoyó que al menos el 15% del los fondos del programa cooperación incluido en el VII PM se dedique a apoyar la investigación realizada por las pymes.
También, se contemplaron las iniciativas tecnológicas conjuntas, basadas en las plataformas tecnológicas europeas, que consisten en impulsar desarrollos tecnológicos de gran envergadura.
El acuerdo logrado sobre el VII PM dejó pendiente la dotación financiera exacta, pendiente en última instancia de las futuras perspectivas financieras que deben establecer los jefes de Estado y de gobierno de los Veinticinco.
La propuesta original de la Comisión Europea prevé una cuantía de 4.213 millones de euros, que podría variar en función de lo que se decida el próximo diciembre, para cuando se espera una decisión sobre este asunto.
Fuente: Gabinete de prensa de la Comisión Europea