CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

lunes, diciembre 09, 2013

Los errores más frecuentes del emprendedor

Alejandro  Suarez, empresario e inversor indica en el diario El Mundo los 10 errores más comunes del emprendedor español y que son:

Falta de formación en gestión empresarial
Es cierto que no resulta imprescindible tener una formación empresarial, y que ésta no es la panacea (por ejemplo, un MBA en una escuela de negocios). Pero, evidentemente, ayuda. Escuché una vez decir a Luis Martin Cabiedes, Socio de Cabiedes and Partners SCR, que en un estudio que había realizado sobre las ventas de empresas y casos de más éxito en el sector de internet tan solo uno de los emprendedores no había realizado un MBA.
Si bien es cierto que los 'Self–made man' existen , no lo es menos que la formación minimiza el porcentaje de fracasos.
Falta de motivación del promotor del negocio
La motivación, el hambre y las ganas de comerse el mundo, conjugados con el esfuerzo, son el principal factor de éxito de un emprendedor. Tristemente la crisis está atrayendo a muchos perfiles de emprendedores por necesidad, igualmente válidos, aunque indudablemente con mayor índice de trabajo.
Elegir socios problemáticos
En ocasiones los socios son como los bancos: un mal necesario. Es realmente difícil encontrar buenos compañeros de camino, pero también es cierto que si quieres llegar rápido es mejor ir solo. Si quieres llegar lejos, ve bien acompañado.
No disponer de un buen equipo
Es el gran talón de Aquiles, y está muy relacionado con los problemas de financiación. El emprendedor está renunciando a rodearse de un buen equipo por problemas financieros, y se está convirtiendo en un hombre orquesta.
Empezar con poca liquidez
Esto está muy relacionado con el cierre de financiación. De tanto agudizar el ingenio para "necesitar menos capital", acaba siendo un problema, ya que en las previsiones iniciales se minimizan gastos necesarios para el correcto desarrollo del proceso. Muchas empresas que observo tienen problemas de liquidez a los 6–12 meses debido a una mala previsión de gastos.
Demasiados costes fijos
Somos un mercado pequeño que se encuentra en un momento de parón de consumo. En este momento son especialmente positivas las estructuras ligeras, ágiles y con un costo operativo fijo que no suponga un lastre.
Creer que, si el producto es bueno, se vende solo
Craso error. El marketing y la comunicación son imprescindibles. De hecho, hoy en día nada se vende sin una buena estrategia de comunicación. Hay que llegar al consumidor, no esperar a que él nos encuentre por sí mismo. Buscar clientes es tu trabajo, no el del cliente.
Apostar por un mercado
Si el mundo es cada vez más global, ¿por qué no serlo nosotros? No limitarnos a mercados emergentes tiene sentido. Esos mercados tienen más competencia, pero son más dinámicos que el nuestro. Si la solución no está en el mercado local, internet nos permite abrir una ventana al mundo.
Confundir una buena idea con una oportunidad
Hay muchas buenas ideas a nuestro alrededor. Si piensas un poco, se te ocurrirán decenas. Es importante analizar el contexto para saber si una buena idea puede ser una buena idea "ahora" y "para mí", y que, por lo tanto, eso represente una oportunidad para nosotros.
No admitir y corregir los errores a tiempo
Lo llevamos inscrito en nuestro código genético: generalmente somos muy persistentes para lo bueno y para lo malo. Muchos emprendedores se obcecan en pensar que todos los consumidores son como él y que deben compartir sus criterios. Si eso no lleva a un éxito inmediato, se empeñan en demostrar al mundo que están equivocados. Esa insistencia es un buen signo, pero debe tener un límite. Llegado a él debemos valorar y pensar, sin soberbia, si tal vez éramos nosotros los que estábamos equivocados.

domingo, diciembre 01, 2013

Cliente enojado, cliente insatisfecho. Cómo resolver la venta

Como hacer frente a un cliente enojado : Como vendedor, a menudo eres el rostro visible de la empresa. Te encontraras con que los clientes a menudo te llamaran si tienen algún problema, en vez de llamar al departamento de servicio al cliente o al de   soporte técnico. Y eso significa que puede que agotes tu paciencia ante un cliente enojado. A menudo sus problemas no tienen nada que ver contigo, pero como eres representante de la empresa, eres quien se tiene que enfrentar a la ira de los clientes. Cuando te encuentres en este tipo de situación, recuerda las siguientes tácticas para apagar la furia:

1. Reconoce sus sentimientos

Estés o no de acuerdo con la furia del cliente, necesitas aceptar que está enojado e intentar decirle que siendo irracional solo empeorara las cosas. La mayoría de las veces, una vez que el cliente ha tenido la oportunidad de expresar su enojo, se calmara y se dará cuenta de esto por sí mismo. Así que en vez de resistir, di algo como “Puedo ver que está muy molesto. Cuénteme más detalles por favor”.

2. Expresa tu apoyo

Mientras el cliente cuenta su historia, indícale que consideras seriamente la situación. Responde de forma que muestres tu apoyo al cliente. Pídele que aporte más detalles de lo que ocurrió y hazle saber que estas documentando todo. También puedes usar la escucha activa para demostrar que estas captando todo lo que dice.

3. Tomate tu tiempo

No intentes apurar al cliente. Si necesita gritar un rato diciendo cuan idiota eres tú y tus colegas y como va a demandar a la empresa, déjalo hacer. Cuanto antes deje salir su hostilidad, antes podrán resolver el problema. Así que déjaselo saber. Una vez que haya terminado de gritar, puedes hacerlo pasar a la siguiente fase de la conversación.

4. Mantén la cabeza fría

Cuando alguien esta gritándote, es tentador responder de la misma forma. No te dejes llevar. Solo lograras hacer de una mala situación, algo peor si te enojas también con el cliente. En vez de eso, intenta recordar que está enojado acerca de algo particular y probablemente terminara disculpándose por todo lo que diga.

5. Obtén la información que necesitas

Para resolver el problema, necesitas tener claros los hechos acerca de lo que paso. Podrías tener que esperar unos minutos para que deje de gritar, pero una vez que se calme, comienza a hacerle preguntas para obtener la información que necesites.

6. Habla de resolver el problema

Una vez que tengas claro el problema, es tiempo de comenzar a mostrar al cliente los próximos pasos. Espera hasta que se calme y vuelva a tener el control de sus emociones. Luego dile lo que vas a hacer para resolver el problema. Aun si es algo como “Discutiré su problema personalmente con el jefe de soporte”. Si esto no lo calma lo suficiente como para hablar racionalmente, dile que tendrás que comenzar una investigación y agenda un momento para hablar nuevamente con él.

7. Establece planes

Cuando digas al cliente lo que harás para ayudarlo, comunícale cuanto tiempo pasara hasta que vuelvas a comunicarte con él para contarle cómo va la solución a su problema. Cuando hayas terminado tus investigaciones y tengas una solución final lista, comunícale cuanto tiempo demorara en hacerse efectiva.

8. Cumple tus promesas

Sea lo que sea que le digas que harás, lo mejor es hacerlo. Ten cuidado con lo que ofreces porque tendrás que cumplirlo o harás que se moleste aún más. Si te encuentras con problemas inesperados o demoras, notifícale de inmediato y explícale que harás.

jueves, noviembre 21, 2013

Características de los emprendedores que triunfan

En el  diario  El Economista se realiza una valoración de las características más importantes de los emprendedores que consiguen el éxito en su iniciativa emprendedora.
La actitud positiva y comunicarse con eficiencia son dos de los aspectos más importantes para que un empresario triunfe, según un estudio sobre el ADN del emprendedor de éxito llevado a cabo por Profiles International, a través de su filial española.
El estudio, realizado con la colaboración de AJE Madrid, Aseme-Omega y Emprendedores Jung durante el último año, fue presentado en las instalaciones de AJE Madrid. En el mismo se han analizado a una selección de empresarios con un mínimo de cinco años de experiencia en la gestión de su empresa, referentes en el sector, con continuidad y solidez, y que hayan creado equipos de trabajo efectivos y productivos.
Bajo la metodología Job Fit, con soporte científico y basada en estudios de la Universidad de Harvard, Profiles International ha analizado los factores que les han llevado al éxito. Y ha llegado a las siguientes conclusiones:

Conclusiones:

1. Los empresarios de éxito se comunican efectivamente y se sienten cómodos explicando los aspectos más complejos de sus funciones.
2. Asimilan la información del entorno rápidamente y pueden sentirse a gusto procesando información más compleja. Además, son capaces de sacar conclusiones certeras.
3. Utilizan información numérica y son capaces de realizar cálculos complejos. También saben usar las cifras para tomar decisiones, pero sin dejar de tener en cuenta su intuición.
4. Aprenden rápidamente de sus errores.
5. Basan su éxito en un alto grado de determinación, energía, independencia, y de asumir el control de sus acciones.
6. Muestran una actitud positiva y optimista, sin dejar de ser realistas. Son creativos, emprendedores.
7. Saben crear redes networking, trabajar en equipo, y buscan la armonía del grupo sin dejar de ser firmes cuando es necesario.

martes, noviembre 19, 2013

Aprender a emprender

Hace unos días, se publicó el libro de Felipe González, En busca de respuestas. El libro es recomendable, no sólo por el análisis político que ofrece, sino sobre todo por sus reflexiones a propósito de cómo, en el siglo XXI, debemos afrontar algunos aspectos de nuestra vida y, en particular, el trabajo. Entre las numerosas observaciones que contiene, hay dos que me han llamado poderosamente la atención. Por un lado, la alusión a que en España es bastante más fácil que un padre ayude a su hijo en la compra del piso a que le preste dinero para un proyecto empresarial. De hecho, como señala González, cabe imaginar que si un hijo le pide al padre ayuda para un negocio, la respuesta sea: "Hijo, cómprate el pisito y búscate un trabajo estable antes de meterte en líos". Por otro lado, resulta también sorprendente que las escuelas de negocio en nuestro país, que están entre las mejores en los ranking mundiales, produzcan muchos más ejecutivos, que encuentran trabajo en cualquier de las grandes empresas, que emprendedores.

¿Qué ocurre en España? ¿A qué se debe esta alergia hacia el emprendimiento, que sólo la crisis está mitigando, más por obligación que por convicción? La respuesta de Felipe González es que aquí no hay cultura del riesgo, ni por parte del capital, ni del Estado, ni del individuo. Nadie quiere arriesgar. Esta es, sin duda, una de las respuestas a esta pregunta. También lo es el marco institucional en el que se emprende en España: ni la visita al notario para constituir la sociedad, ni los 3.000 euros que se debe depositar en el banco, ni el desfase entre los gastos presentes y los cobros (que son a 90 días), ni la cultura del enchufismo que hace casi imposible entrar en contacto con una empresa sin conocer a nadie que trabaje en ella, por solo citar algunos de los obstáculos con los que se encuentra el emprendedor, ayudan lo más mínimo. Sobrevivirán los que tengan más empeño, pero también, aunque nunca se diga, los que, por su origen social, estén en mejores condiciones para afrontar la aventura empresarial. La desigualdad de origen, por desgracia, también está presente entre los emprendedores (y de esto también debería hablar la socialdemocracia).

Además de la cultura del riesgo y del entorno institucional, hay un tercer factor que incide, creo yo, en la alergia que muchos tienen hacia el emprendimiento. En España, tendemos a no establecer vínculos nítidos entre las habilidades de cada uno y su proyecto laboral. Por lo general, ni se ayuda a los niños y jóvenes a descubrir sus talentos, que no siempre son obvios, ni se contribuye a potenciarlos, ni se transmite con claridad que de las habilidades personales se construyen profesiones: que cada uno de nosotros destaca en algo y de que lo que se trata es de entrenar ese talento hasta convertirlo en un modo de vida. 

En España, el planteamiento tiende a ser el opuesto. En algún momento, al niño se le deja de preguntar qué quieres ser de mayor para plantearlequé quiere el mercado laboral que seasSe tiende a educar a los jóvenes para que en el futuro encuentren un buen trabajo, orientándolos hacia carreras universitarias con salidas (que suelen ser economía o empresariales, derecho o ingeniería). En los colegios, se apuesta por el uso de las nuevas tecnologías, olvidando, además, que los niños de hoy en día son casi todos nativos digitales, que no necesitan más horas de ordenador, sino recuperar el lápiz, el papel y el olor de los libros. Se tiende cada vez más a minusvalorar las letras y las artes, salvo en lo que respecta a la necesidad de escribir sin faltas de ortografía, que todos consideramos básico, o tener un cierto barniz cultural. El estudio de la música, el teatro, la literatura, la poesía o la filosofía quedan relegadas a un segundo plano, considerándolas disciplinas propias de una educación antigua, que no 'sirven' para el mundo actual, en el que la formación debe centrarse sobre todo en hacernos competitivos.

En mi opinión, este enfoque tan extendido, según el cual debemos adaptar la formación de los niños y jóvenes al mercado laboral, cohibiendo el desarrollo de las habilidades de cada uno, es erróneo. Ante todo, porque que no tiene en cuenta las transformaciones que se producen a lo largo de los años en el mercado de trabajo. Por ejemplo, a nuestros padres les educaron en francés para un mundo en el que se iba a hablar sobre todo inglés; a mi generación nos educaron en inglés para un mundo en el que se destaca si se sabe chino; y algunos padres de hoy hacen estudiar chino a sus hijos cuando quizás lo que se necesite dentro de veinte años sea sobre todo saber árabe o, quien sabe, portugués. Obviamente, esto es una metáfora: los idiomas, cuantos más, mejor. Pero tiene poco sentido orientar a los jóvenes hacia una formación determinada en un mundo impredecible, en el que no se sabe bien si tal o cual carrera será o no la más demandada. 

Por otro lado, creo que nadie debería renunciar a dedicar sus horas de trabajo, que es un tercio de nuestra vida, a una actividad que de verdad le apasione. Las pasiones se educan pero no se fuerzan: me cuesta trabajo creer que en España haya tantos jóvenes que se inclinen de forma natural por la economía, la ingeniería o el derecho. Sin duda los hay, y seguramente sean ellos los que desempeñen su trabajo con más entrega, pero otros estarán ejerciendo actividades con las que no se identifican, ni mínimamente.

Además, en una sociedad competitiva, como la que aspiramos a ser, las letras y las artes, apasionantes en sí mismas, tienen, en realidad, el mejor de los encajes. Estas disciplinas desarrollan cualidades enormemente relevantes: el teatro ayuda a hablar en público sin pudor, a modular la voz y a controlar los movimientos de nuestro cuerpo; la literatura genera sobre todo empatía, capacidad para entender al otro, que como bien se destaca en el libro mencionado, es la condición imprescindible del liderazgo; y la música, además, de ser la única materia capaz de desarrollar algunas zonas del cerebro que muchos tenemos dormidas, entrena en disciplina. Por tanto, si de verdad queremos educar para competir, en el ámbito que sea, deberíamos plantearnos si no es mejor invertir más tiempo y esfuerzo en materias que incentiven el desarrollo de la empatía o la tenacidad que en el estudio de la economía o la tecnología. 

En nuestro país, necesitamos sobre todo aprender a emprender.Emprender es, en gran medida, convertir las habilidades de cada uno en profesiones. Dejemos, primero, que esas habilidades florezcan en los niños, y ayudémosles, después, a entrenarlas y a que forjen cualidades personales imprescindibles en la actividad emprendedora. Estas cualidades no están en los libros de las carreras más demandadas. Están, en mucha mayor medida, en esas disciplinas tan antiguas que algunos dicen que ya no sirven para nada.
Fuente: Belen Barreiro. infolibre.es

lunes, noviembre 11, 2013

Fomentando el intercambio gratuito de libros

Todo libro tiene una segunda oportunidad. Y cinco estudiantes de la Facultad de Economía y Empresa de Zaragoza han puesto en marcha un proyecto que permite dejar y coger ejemplares en varios lugares de la ciudad con el objetivo de fomentar la lectura entre los jóvenes.
Bajo el nombre de Book Sharing, Ignacio Arnal, Alina Murarescu, Javier Prats, Alba Sánchez y Diana Valladares pusieron en marcha su iniciativa en tres espacios: la librería La Pantera Rosa, el Bar Minämi y la biblioteca de la Facultad de Economía y Empresa, y los resultados están siendo satisfactorios. "No hay dinero de por medio, el intercambio es voluntario y nuestro objetivo, además de reutilizar libros que la gente ya no va leer, es movilizar a los jóvenes con este tema ya que son el pilar fundamental para el desarrollo de la futura sociedad", apuntan.
Aunque Book Sharing es un proyecto universitario que será evaluado en la asignatura de Dirección de Entidades de Economía Social, que imparte la profesora Carmen Marcuello, sus creadores pretenden que perdure en el tiempo. "Estamos recibiendo mucha colaboración y nos encontramos a cualquier sugerencia, ya sea para donar libros o que nos cedan algún establecimiento", dicen.
UN PROYECTO ABIERTO "Son chavales de 20 años que tienen una imaginación tremenda. El objetivo de la asignatura es crear proyectos que puedan ser reales y que además tengan resultados. Este de Book Sharingtiene muy buena pinta, porque además es dinamizador en varios puntos y se está promocionando muy bien", apuntó Marcuello.
Al principio, los estudiantes tuvieron que pedir libros "a familiares y amigos" para poner en funcionamiento elBook Sharing. Ahora, tras varias semanas en marcha, el balance es positivo. "Estamos muy contentos. Los espacios donde estamos son muy diferentes entre sí y hemos comprobado que el que mejor resultado está dando es el bar. En la librería social hay poco movimiento, mientras que en la biblioteca se están llevando libros a un ritmo mucho mayor del que se dejan", explicaron.
En este sentido, estos cinco estudiantes de la Facultad de Economía matizan que todos los interesados en colaborar pueden ponerse en contacto con ellos mediante el email booksharing@hotmail.com.

Emprendedores en el cementerio

Todos los años en octubre, especialmente en vísperas del 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, se multiplican las visitas a los cementerios para limpiar y colocar flores en las tumbas de los seres queridos. Pero desde 2011 son cada vez más quienes se ven liberados de tales tareas, a veces duras y penosas, porque los profesionales de Eternalia hacen el trabajo por ellos. La limpieza de lápidas se ha convertido, así, en una buena opción de negocio para decenas de emprendedores.


La idea partió de  Juan Pedro Mellinas, un emprendedor murciano que hace tres años, tras un tiempo en el paro, vio una oportunidad en esta actividad, que principalmente se desarrollaba en el entorno de la economía sumergida en España.Mellinas observó cómo tenía un alto nivel de profesionalización en otros países de nuestro entorno europeo y decidió orientar el negocio por esta vía.
La mayor parte de los clientes de Eternalia tienen edades superiores a los sesenta años y dificultades para realizar las tareas de limpieza en el cementerio, que no suelen ser fáciles. Muchas veces no son ellos los que contactan con Eternalia, sino sus hijos, que de esta forman evitan hacerse cargo de dicho cometido, que sus padres les han encargado.
También hay personas que viven a cientos de kilómetros del cementerio donde se encuentran enterrados sus seres queridos, lo que hace muy difícil atender a sus cuidados. Por ello, encuentran en Eternalia una solución adecuada a su problema, ya que, de no ser así, la mayor parte de las veces deriva en un triste escenario de tumbas abandonadas durante años.

Diferentes servicios y precios
Cada vez que los profesionales de Eternalia realizan una limpieza, envían al cliente una fotografía del resultado de su trabajo, de forma que dicho cliente puede comprobar que efectivamente el servicio por el que ha pagado se ha llevado a cabo eficazmente.

os precios dependen del tamaño del enterramiento y del número de limpiezas al año que se encarguen. Un mantenimiento mínimo suele rondar los cien euros anuales, que es lo que cuesta la limpieza de un panteón dos veces al año o de una tumba de suelo cuatro veces, también anualmente. Y si el cliente, además, desea colocar unas flores a su ser querido, Eternalia le ofrece esta opción con diferentes variedades y precios.
Cuando en 2011 Juan Pedro Mellinas creó Eternalia, apenas existían iniciativas de este tipo en España. Pero ahora hay varias empresas de mantenimiento de lápidas y tumbas, además de quienes siguen haciendo estas tareas en la economía sumergida. La popularización de estos servicios también ha propiciado el crecimiento de Eternalia a través del sistema de franquicias, con la apertura de once delegaciones en diferentes provincias de España sólo durante el presente 2013.

Cocinando , estudiando y emprendiendo

Un grupo de estudiantes de ADE ha creado una asociación ficticia para ayudar a cocinar de manera creativa, sana y con poco dinero.

Sara Longás, Irene López, Eneko López de Dicastillo, Beatriz Molinos, Sandra Moñibas y Roxana Ungureanu son seis alumnos decuarto del Grado de Administración y Dirección de Empresas de la Universidad de Zaragoza decididos a demostrar que se puede comer bien a pesar de la crisis. El sexteto coincidió en la asignatura optativa de Dirección de Entidades de Economía Social y desde septiembre tienen la tarea de crear una entidad social ficticia con fines no lucrativos. Con esta premisa han creado la asociación ficticia El Bocau y su objetivo es transmitir al público cómo elaborar recetas sencillas y económicas, de forma que con pocos ingredientes se puedan obtener más raciones. 

Los seis jóvenes se han propuesto prodigar el ejemplo de la cocina anticrisis y el viernes ofrecieron una masterclass sobre los fogones del centro Joaquín Roncal. Allí enseñaron cómo cocinar de una forma más eficaz y económica con alimentos aragoneses gracias a unas pautas sencillas. Risotto de verduras y pan de trigo ecológico fueron las recetas que enseñaron a cocinar.

Para participar, los asistentes tuvieron que preparar un pequeña tapa que fue evaluada y las diez mejores consiguieron el acceso a la siguiente masterclass que tendrá lugar el próximo 15 de noviembre, de nuevo en el Joaquín Roncal. 

“El viernes contamos con la ayuda del cocinero Jonatan de Dios y completamos el aforo permitido con 40 personas que dividimos en dos equipos. Tuvimos más solicitudes de participación, pero solo les pudimos permitir como público”, cuenta Irene López, quien asegura que esta primera jornada fue un éxito. “Tras la primera jornada tuvimos muy buenas sensaciones y estuvimos pensando cómo podíamos continuar con el proyecto porque la gente nos animó a ello”, añade. 
Pero El Bocau no es solamente cocina. Tras la asociación ficticia también existe un trasfondo de aprendizaje. Para ello cuentan con la colaboración de la Asociación Feeding que impartió una charla sobre el desperdicio de comida a la que se sumó otra acerca de los huertos urbanos.
Otra oportunidad de cocina anticrisis
Tras el éxito cosechado en la primera jornada, El Bocau ya espera con ganas la llegada del próximo 15 de noviembre para seguir cocinando contra la crisis. Los finalistas se dividirán en dos grupos de cinco personas que tendrán que competir. La idea es que con los ingredientes proporcionados sean capaces de elaborar un plato aplicando los trucos y consejos que aprendieron en la primera sesión. De nuevo, también contarñan con la presencia de la asociación Feeding, la cual intervendrá ayudando a los equipos con consejos.

Al finalizar el concurso que tendrá una duración aproximadamente de dos horas habrá una degustación de los platos y será el jurado quién decida cuál es el equipo ganador. Finalmente se procederá a la entrega de premios que finalizará con un discurso de agradecimiento de la asociación el Bocau. 
Vía: El periódico de Aragón

lunes, octubre 28, 2013

El régimen concursal para emprendedores


Con la promulgación de la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, el Gobierno ha intentado adecuar determinadas normas de nuestro ordenamiento jurídico al objeto de fomentar el crecimiento económico y la actividad emprendedora para revitalizar el tejido empresarial español. Entre esas medidas, se ha llevado a cabo una reforma parcial de la Ley Concursal, incluyendo varios cambios entre los que destacarían por su importancia, (i) la introducción del acuerdo extrajudicial de pago; (ii) una modificación del régimen relativo a la homologación de acuerdos de refinanciación de empresas; y (iii) la introducción, en el concurso de personas físicas, de la remisión de sus deudas en los supuestos de liquidación.
En relación con el primero de los cambios, es decir, la introducción del acuerdo extrajudicial de pagos, hay que señalar que se trata de un instrumento para resolver situaciones de insolvencia de una forma más flexible y de carácter no judicial que permitirá, de un lado, agilizar la solución de estas situaciones y, de otro lado, liberar la carga de trabajo de los juzgados de lo mercantil que, en los últimos años, se están viendo sobrepasados por el volumen de concursos de acreedores que tienen que tramitar como consecuencia de la crisis económica que atraviesa España. La Ley ha previsto un procedimiento sencillo para llegar a un acuerdo de pago, similar al convenio recogido en el procedimiento concursal. Este mecanismo está previsto para empresarios personas físicas con un pasivo inferior a cinco millones de euros y para personas jurídicas que, entre otros requisitos, puedan acogerse al procedimiento abreviado del concurso de acreedores y comenzará con la solicitud de acogimiento al mismo ante el registrador mercantil o ante un notario, produciéndose a continuación, la aparición de una figura absolutamente novedosa como es el mediador concursal. Esta figura tiene la función de gestionar el proceso de negociación entre el deudor y sus acreedores, pero sin interferir en la administración del deudor como haría un administrador concursal. En este nuevo mecanismo, también se prevé una reunión con los acreedores al objeto de debatir una propuesta de pago que les será remitida a estos con ocasión de la convocatoria. Dicha propuesta está limitada, ya que únicamente puede proponerse una quita del 25% de la deuda y una espera de hasta 3 años, y donde se podrá contemplar la cesión de bienes en pago de las deudas. Los acreedores, ante dicha propuesta podrán aceptar la misma una vez remitida, o proponer modificaciones que serán analizadas por el deudor y, posteriormente, debatidas en la reunión que mantendrán los acreedores y el deudor. Esta reunión es obligatoria para los acreedores con el añadido de que si no comparecen, o manifiestan su aprobación u oposición a la propuesta remitida, sus créditos se convertirían en subordinados en el supuesto de que el deudor acabase en concurso de acreedores. En caso de no alcanzarse ese acuerdo, es el mediador quien deberá solicitar al juez el concurso consecutivo (otra novedad dentro de este procedimiento), que salvo insuficiencia de la masa activa, abrirá, necesaria y simultáneamente, la fase de liquidación. 
La segunda modificación referida afecta al régimen de homologación de acuerdos de refinanciación de empresas. Aparentemente se trata de un cambio sencillo, pero tendrá un gran calado. Se ha reducido el porcentaje del pasivo titularidad de entidades financieras que es necesario para la suscripción del acuerdo de refinanciación y posterior homologación judicial, pasando del 75% al 55%, con lo que la reducción de dicho porcentaje facilitará, razonablemente, la conclusión de acuerdos de refinanciación.
Por último, la remisión de las deudas insatisfechas por concursados personas físicas, en supuestos de liquidación y, sobre todo, en los casos de haber intentado un acuerdo extrajudicial de pago previo, supone una suerte de dación en pago al extinguirse dichas deudas una vez abonados los créditos privilegiados.
En definitiva, todas estas modificaciones pretenden facilitar la solución a los problemas de insolvencia, bien simplificando trámites existentes, bien introduciendo mecanismos "no judiciales" que conseguirán una mayor celeridad a la hora de dar soluciones a los problemas aludidos.
Fuente: diarioinformacion.com

sábado, octubre 19, 2013

Consejos para emprendedores estresados

Lanzarse al mundo del emprendimiento, dejarlo todo y montar una startup, puede ser algo muy bonito y el sueño de muchas personas. No obstante, es también una tarea complicada que, vaya bien o mal, suele provocar bastante estrés en los que están más metidos en ellas. Demasiadas horas de trabajo, demasiadas cosas que hacer, y sobre todo demasiadas cosas en las que pensar, hacen que el estrés sea casi una consecuencia inevitable de convertirse en emprendedor. ¿Cómo relajarse un poco? ¿Cómo conseguir no llegar a ese punto en el que sientes que tu cabeza va a estallar? Aquí van 5 consejos para emprendedores estresados:
1. Identifica tus fuentes de estrés. El primer impulso si alguien te pregunta qué te estresa será gritar “¡todo!”, por eso lo mejor es responder a esto en un momento más tranquilo. Mira hacia atrás y piensa en las veces en las que has estado más estresado. ¿Qué tienen en común? ¿Es un tipo de situación determinada o tu forma de responder a ella? Saber en qué momentos tiendes a estresarte te ayudará a prevenir esas situaciones e intentar cambiarlas.
2. ¡Estructura! Un emprendedor tiene siempre mil cosas en la cabeza, una de sus principales fuentes de estrés. Centrarse en una tarea parece imposible, ya que en el fondo está siempre todo eso que todavía tienes que hacer acechándote. Es por eso que es clave organizar y estructurar los días: haz listas con lo que tienes que hacer (es una tontería, pero apuntar cosas hace que estas ocupen menos espacio en la cabeza), y organiza cuándo vas a hacer cada una de forma realista. Serás más productivo y estarás más tranquilo.
3. No te saltes los descansos. Si estás hasta arriba de trabajo puede ser tentador cancelar esa cena con amigos o no ir al gimnasio, pero no es buena idea. Reestructura tu planificación sin eliminar esos momentos de ocio que son importantes tanto para conseguir ser más productivo, como para que tu trabajo sea de mejor calidad. El cerebro necesita descansar y realizar actividades distintas para mantenerse en forma, ¡no lo olvides! Serás también más feliz, que tampoco está mal.
4. Minimiza y organiza las distracciones. Uno de los grandes enemigos de los emprendedores son las distracciones. De todo tipo: llamadas de teléfono, emails que llegan, problemas nuevos que surgen, compañeros de trabajo que te hablan… Esas distracciones hacen que al final no seas capaz de centrarte en lo que estás haciendo, lo que provoca que tardes más y que el resultado sea peor. Lo mejor en estos casos es minimizar las distracciones evitables (elimina notificaciones de mails, por ejemplo) y reservar una hora diaria para las que necesitan ser atendidas: contestar mails, hacer tormentas de ideas, gestionar las redes sociales de tu startup…
5. Piensa en positivo. Céntrate en lo que has hecho y no en todo lo que todavía tienes que hacer. Este pequeño cambio de perspectiva eliminará un montón de estrés. Si además vas aprendiendo a organizarte de forma realista (no planees para un día cosas que no te va a dar tiempo a hacer), lograrás acabar las jornadas con la sensación de deber cumplido.

domingo, octubre 13, 2013

10 reglas de oro para captar clientes

Montar una empresa no es sencillo, sobre todo en España, donde la cultura del trabajo por cuenta propia no está tan arraigada como en otros países europeos. Según datos del Global Entrepreneurship Monitor, la tasa de emprendedores potenciales ronda el 12% de la población activa pero las de iniciativas en fase inicial baja hasta el 5,7%. Muchos proyectos mueren antes de haber nacido y otros tantos se ahogan en la sequía del crédito. Pero nada es imposible.
Toda 'startup' que se precie debe tener claro los conceptos y la hoja de ruta. "Es una versión en pequeño de una gran empresa", explican Steve Blank y Bob Dorf en el "Manual del Emprendedor", publicado recientemente por Gestión 2000. Hablan estos expertos de una organización temporal en busca de un modelo de negocio rentable y que se sostenga en el tiempo. Muchas veces se piensa que tener éxito con una empresa que comienza es una cuestión de suerte, pero no es así. No solo hace falta la idea, sino un equipo dispuesto a moldearla a lo largo de un camino plagado de trampas.
Lo primero que debe plantearse un emprendedor es que la mayoría de 'startups' carecen de medios para probar las hipótesis sobre su modelo de negocio. Es decir, no conocen bien mercados, precios, canales y clientes. Y este último es el paso crucial, el descubrimiento de clientes, algo que no suelen tener nada claro los emprendedores. Para despejar la ecuación, Blank y Dorf explican las catorce reglas de oro que debe seguir toda 'startup' a la hora de captar sus primeros compradores.
1.- Hay que salir a la calle
El día "1", una 'startup' es una empresa basada en la fe de sus creadores pero en la que, básicamente, no pasa nada. No hay hechos porque estos están en la calle, que es donde viven y trabajan los futuros clientes. No hay nada más importante para tener clientes que salir a la calle. Ni nada más difícil de hacer. Es mucho más fácil tener reuniones o redactar informes, pero este es el matiz que "diferencia a los ganadores de los perdedores".
2.- El producto tiene que ser ágil
El desarrollo de clientes es inútil a menos que el producto pueda cambiar con rapidez y agilidad. De nada sirve seguir adelante con el producto sin escuchar los comentarios de los clientes potenciales.
3.- El fracaso es una parte integral de la búsqueda
Las empresas ya existentes han aprendido lo que funciona y lo que no. Por tanto, aquí los fallos son una excepción y se producen cuando alguien mete la pata. En una 'startup', la única manera de encontrar el camino correcto es realizando muchos experimentos y tomando decisiones erróneas pues "equivocarse es parte del proceso". En realidad, las equivocaciones no son más que una parte del proceso de aprendizaje. El proceso de desarrollo de clientes exige cambios frecuentes, seguidos por más transformaciones, lo que lleva a más pruebas.
4.- Pivotes continuos
Un pivote es un cambio sustancial en uno de los elementos del modelo de negocio. Por ejemplo, un cambio de modelo de precios desde "Premium" a pago por suscripción o de segmentos de clientes. La clave es saber que cuándo una empresa va cojeando, solo un cambio fundamental en uno o más componentes del modelo de negocio puede permitir recuperar el camino hacia el éxito.
El ejemplo legendario de pivote es el de Groupon. Fue creada por un grupo llamado The Point con la idea de ser algo parecido a una red social que agrupase a personas interesadas en resolver problemas. Desde el principio, sus campañas más eficaces fueron las que permitían a la gente agruparse para ahorrar dinero, pero la firma estaba a punto de quedarse sin fondos. Entonces, en 2008, llegó el gran cambio. Los fundadores empezaron a publicar ofertas de diferentes negocios cada día. Y así lanzaron su primera oferta, dos pizzas al precio de una en una tienda que estaba en el primer piso de su sede de Chicago. A partir de ese pivote, nació una empresa valorada ahora en 12.000 millones de dólares.
5.- Un plan de negocio no sobrevive al primer contacto con los clientes
Al contrario de lo que pueda parecer, un plan de negocio es básicamente inútil una vez que se ha conseguido la financiación. Por eso, hay que evitar enseñárselo a los clientes. No hay que confundir los términos. El plan de negocios es un esquema de ingresos y gastos bendecido por un inversor, no un plan operativo para contratar, despedir o gastar.
6.- Diseñar experimentos y probar para validar las hipótesis
Las hipótesis no son más que supuestos teóricos, pero hay que salir a la calle y ponerlos en práctica. La cuestión cuando se buscan clientes es ¿Cómo realizar pruebas? A través del diseño de experimentos sencillos y breves. Una de las cosas que hace fracasar a los ingenieros emprendedores es pensar que los experimentos tienen que hacerse con código verdadero, hardware o con el producto real. Pero la mayoría de las veces se puede usar una aproximación de la página web, o crear un demo o un prototipo físico del producto para conseguir aprender mínimamente.
7.- Elegir el tipo de mercado. Lo cambia todo
No todas las 'startups' son iguales y cada una puede tener distintos mercados y clientes. Por ejemplo, no es lo mismo dirigirse a mercados existentes, donde ya hay clientes y los competidores son conocidos, que lanzarse a un mercado nuevo, donde la 'startup' hace algo que nadie antes hacía y que no es conocido. En éste último caso, ganar clientes y desarrollar el mercado es más difícil, porque nadie conoce el producto. Por tanto, la clave no está en la competitividad, porque de hecho, no hay nadie contra quien competir, sino en la comprobación de que haya una gran base de clientes y en el convencimiento de que se les pueda vender. Un error grave en mercados nuevos consiste en quemar rápidamente el presupuesto de marketing y publicidad. Esto puede servir para mercados existentes, pero no en los nuevos.
8.- Las métricas de una 'startup' no son las mismas que las de una empresa consolidada
Las medidas economico-financieras de la empresa tradicional son bien conocidas; balance situación, cuenta de pérdidas y ganancias, previsiones de flujo de efectivo, etc..Pero una 'startup' es distinta pues al principio todo son pruebas para saber si merece la pena convertir el modelo de negocio en una empresa. Por eso, en las primeras fases, sería conveniente hablar con los inversores y proponer otras métricas como, por ejemplo, tamaño medio de los pedidos o tasa de crecimiento de las ventas.
9.- Tomar decisiones rápidamente y aumentar la velocidad
La única certeza de una 'startup' es que el saldo del banco disminuye día tras día. Por eso, cuánto más rápido se tomen las decisiones y antes se hagan los cambios, tanto mejor. El mayor impedimento en este sentido puede ser psicológico, pues de alguna forma supondría admitir que se ha cometido un error. También hay que tener en cuenta que rara vez existe una solución perfecta a un problema y los emprendedores no deben matarse para encontrarla. Esto implica que hay tomar decisiones con agilidad y un riesgo aceptable.
10.- Hablamos de pasión
Una 'startup' sin personas comprometidas y apasionadas está muerta el mismo día en que abre sus puertas. Y lo cierto es que las personas que han liderado casi todas las 'startups' de éxito son gente completamente diferente, sus cerebros están diseñados para el caos, la incertidumbre y una velocidad de relámpago. Su trabajo es su vida, no de ocho a tres sino las veinticuatro horas del día.

Fuente: finanzas.com


domingo, octubre 06, 2013

Coworking

Un centro de 'coworking' para emprendedores, una forma de trabajo que permite a profesionales compartir un mismo espacio de trabajo para desarrollar sus proyectos profesionales de manera independiente, abre sus puestas en la capital aragonesa.
En concreto, la empresa pública Suelo y Vivienda de Aragón, adscrita al Departamento de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes del Gobierno de Aragón, ha alquilado un local comercial de su propiedad en el número 13 de la calle Vía Hispanidad, en Zaragoza, para la apertura de un centro de trabajo orientado a proyectos de base tecnológica, bajo el nombre de 'The Hackership'.
Se trata de un proyecto de 'coworking' impulsado por dos jóvenes emprendedores aragoneses, Víctor Guerrero y José María Yus, que han realizado una inversión de 300.000 euros para su puesta en marcha.
"Una iniciativa innovadora que pretende servir como espacio de trabajo para el desarrollo de diferentes proyectos empresariales y que aportará valor añadido a las empresas instaladas, mediante la generación de sinergias profesionales", ha informado el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.
El director gerente de Suelo y Vivienda de Aragón, Jesús Andreu, ha explicado que "el objetivo de Suelo y Vivienda es generar espacios inmobiliarios para la vida, principalmente pisos para las familias".
"Aquí en Vía Hispanidad hicimos una promoción muy interesante con características especiales para la gente joven y se ha complementado con esta iniciativa empresarial de gente joven que genera un vivero de empresas tecnológicas. Así, también seguimos colaborando en el proceso de generación de puestos de trabajo, especialmente para jóvenes y emprendedores, más en este sector tecnológico que puede generar colaboraciones, sinergias y un desarrollo empresarial superior", ha señalado.
El local se distribuye en tres plantas, con una superficie total de 625 metros cuadrados. Las instalaciones están equipadas con la última tecnología en comunicación y tienen capacidad para un máximo de 45 puestos de trabajo, además de diversas salas y servicios comunes. Por el momento, el proyecto tiene previsto iniciar su actividad con una ocupación del 33 por ciento de los puestos de trabajo ofrecidos.
EMPRESAS TECNOLÓGICAS
Los impulsores de este proyecto cuentan con experiencia en el mundo del emprendimiento ya que, por separado, han creado dos empresas tecnológicas de éxito: Soluciones de Gestión, una ingeniería que trabaja desde 2002 en países en vías de desarrollo en proyectos de agua y energía, y VGS Tecnologías Web, firma líder en desarrollos web, marketing online y posicionamiento en buscadores.
'The Hackership' está ubicado en el edificio de 65 viviendas de protección oficial en régimen de alquiler que promovió Suelo y Vivienda de Aragón en el número 13 de Vía Hispanidad. Esta nueva iniciativa empresarial se une a la compañía de componentes de cocina que abrió sus puertas el pasado mes de mayo en el otro local comercial de esta promoción.
De esta forma, la sociedad pública Suelo y Vivienda de Aragón continúa cumpliendo con sus objetivos, entre los que se incluye la dinamización de la economía aragonesa mediante la comercialización de su patrimonio inmobiliario.
Fuente: Europa Press

sábado, septiembre 28, 2013

Emprendedores extranjeros que triunfan en España

Según las estadísticas, el 30% de los nuevos emprendedores en España son extranjeros, un fenómeno que ha extendido a raíz de la crisis. Además, en el marco de la nueva ley de emprendedores está previsto potenciar el desembarco de nuevos empresarios en el país, facilitando su entrada y permanencia por razones de interés económico.
De esta manera, según el artículo 48 de la nueva ley, "los extranjeros que se propongan entrar o residir, o que ya residan en España, verán facilitada su entrada y permanencia en territorio español por razones de interés económico" en aquellos supuestos en los que acrediten ser inversores, emprendedores, profesionales altamente cualificados, investigadores o trabajadores que efectúen movimientos intraempresariales dentro de la misma empresa o grupo de empresas.
La medida para afianzar la presencia en España de innovadores extranjeros venía siendo reclamada desde el sector tecnológico, pero lo cierto es que el fenómeno no es nuevo, y en las últimas dos décadas se ha producido un continuo goteo de casos de éxito de emprendedores de otras nacionalidades. En su caso, han cumplido una especie de sueño ibérico.
En un tiempo donde la fuga de cerebros se han convertido en un tópico español, y el sueño americano de Silicon Valley en la meta de nuestros jóvenes emprendedores, también es posible encontrarse con el caso contrario, ejemplos de extranjeros que han hallado en España las condiciones adecuadas para tener éxito en los negocios. Repasemos algunos nombres.
Bernhard Niesner (Busuu)
El austríaco es el confundador, junto con Adrian Hilti, de una de las mayores redes sociales para aprender idiomas del mundo, Busuu. La startup nació en Madrid, aunque por la idiosincrasia de su negocio se han convertido con el tiempo en una compañía de carácter global, por eso han decidido trasladar la sede de la compañía a Londres; aunque la principal razón de su mudanza tiene que ver, más bien, con los 3,5 millones de euros de inversión que recibieron a finales de 2012 en la capital británica. 
Niesner concibió la empresa mientras cursaba el MBA del IE Business School. Desarrollaron un plan de negocio, y después de dos años sin sueldo lograron que la idea explotase. Han superado la barrera de los 25 millones de usuarios y crecen a un ritmo de 40.000 registros al día.
Dídac Lee (Inspirit)
En su caso, se trata de un inmigrante de segunda generación. El brillante empresario es hijo de un matrimonio taiwanés al que se le atribuye la creación de uno de los primeros restaurantes chinos en Gerona. Además de ser el responsable de nuevas tecnologías en el FC Barcelona, desde los veinte años no ha dejado de crear empresas de éxito.
A través del grupo Inspirit, donde opera como CEO, controla una decena de frimas tecnológicas, pertenecientes a distintos sectores, desde el comercio electrónico a los servicios. Entre ellas, una de las startups más exitosas es Spamina, enfocada a las soluciones de seguridad para la gestión del correo electrónico en la nube. También fundó Zyncro, una plataforma de social business para fomentar la colaboración, la innovación y la movilidad.
Martín Varsavsky (Ya.com)
Nació en Argentina en 1960, aunque residió casi veinte años en Estados Unidos, país donde se licenció en Economía y Filosofía, obteniendo además un MBA por la Universidad de Columbia. Llegó a España en los años 90, y desde entonces su lista de éxitos empresariales no ha dejado de crecer.
En una década donde las oportunidades de emprender en internet y nuevas tecnologíás eran infinitas, cuando apenas había competencia, participó en la fundación de empresas como Viatel, Ya.com o Jazztel. Ahora, uno de sus últimos proyectos es Fon, nacido en 2005, una ambiciosa iniciativa para crear una especie de wifi global, conectando redes domésticas alrededor del mundo.
Zaryn Dentzel (Tuenti)
Es uno de los tres padres de la red social Tuenti. El californiano llegó por primera vez a España, concretamente a la localidad extremeña de Cabeza del Buey, para cursar un intercambio de estudios. Duró un año, pero la experiencia le marcó para siempre.
Cuando finalizó sus estudios universitarios en Estados Unidos, y después de conocer de cerca el mundo de las redes sociales a través de Facebook, pensó que era el momento adecuado para exportar el modelo de negocio a España. Acertó: así nació la red social española por excelencia, que desde 2006 ha crecido hasta la cifra de 15 millones de usuarios registrados, encontrando su nicho principal entre los jóvenes.
Kavita Parmar (IOU Project)
La  diseñadora y emprendedora india llegó a Madrid en 2011, después de haber trabajado en medio mundo para marcas de moda como Polo Ralph Lauren, Romeo Gigli, DKNY o Donna Karan. En la capital española lanzó su línea de ropa Raasta, y después Suzie Wong.