CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

domingo, diciembre 16, 2012

Fuentes para generar ideas de negocios



Las fuentes permanentes para generación de ideas, según Arthur h. Keraloff  son:

n     los propios hobbies, aficiones, actividades que me interesan especialmente.
n     productos o servicios que no existen. ¿por qué?
n     una aplicación inesperada a un producto de uso cotidiano
n     la solución a problemas cotidianos
n     cambios sociales y nuevas necesidades
n     avances tecnológicos: aplicaciones inesperadas
n     cuestionándose su actual ocupación y valorando otras posibilidades

Otras fuentes pueden ser:

n     la demografía,  los cambios en la composición de la población
n     la mejora  de un proceso de trabajo ya conocido surgida de la experiencia o la observación
n     los cambios en un determinado sector que pueden debilitar las barreras de entrada antes existentes


La idea nace de analizar:

ENTORNO     ®         OBSERVACIÓN    ®       INNOVACIÓN

      ­                                                                               +

CAMBIOS                                                 PROYECTO EMPRESARIAL

   ¯

OPORTUNIDADES Y PUNTOS FUERTES

¯                                             ¯

QUÉ CONVIENE HACER             QUÉ  PUEDO HACER


Mediante la observación del entorno y de los cambios sociales  que se producen, se intenta detectar las necesidades futuras o actualmente insatisfechas que puedan suponer oportunidades de negocio.  Las ideas  novedosas o que representen una innovación en su campo de actividad suponen así  mismo oportunidades de negocio. Puede ser útil, no sólo el estudio de nuestro entorno, sino también el de entornos similares  y entornos más avanzados.

El análisis de nuestro entorno así como el de entornos similares y más avanzados junto con  los indicadores sociales y económicos permite predecir la tendencia que van a seguir las pautas de consumo. Por ejemplo, la mejora de la situación económica supone aumento de la renta de las familias y con ello mayor capacidad de consumo así como el crecimiento de necesidades relacionadas con una mayor calidad de vida. El aumento de la esperanza de vida conlleva el crecimiento de población de la tercera edad y con ello nuevas necesidades de servicios destinados a este segmento de la población (ocio, residencias, etc.). La incorporación de la mujer al mundo del trabajo lleva aparejada un cambio en la organización familiar y con ello numerosas  posibilidades: comida rápida, congelados, servicio doméstico, mayores necesidades de plazas de guardería etc.  El afán por el cuidado de la estética  conlleva el aumento de consumo de productos de belleza, deportes, productos alimenticios dietéticos y otros. El aumento de la preocupación por el medio ambiente crea oportunidades en nuevas empresas como las  de reciclaje, productos naturales, o productos que no dañen el medio ambiente entre otros. Y así, una larga lista de posibilidades.



domingo, diciembre 09, 2012

Factores claves para un buen comienzo en emprendimiento



1.- EMPRENDEDOR. Limitar el número inicial de participantes a las personas que puedan estar de acuerdo y que contribuyan directamente a los objetivos que se pretenden conseguir.

2.- CREACIÓN DEL EQUIPO. Emplear a personas clave, con experiencia previa, preparación técnica permanente y continua, motivación, madurez, coherencia, cohesión, y que estén dispuestas a actuar de acuerdo con el sistema de valores de la empresa.

3.- CONOCIMIENTO DEL MERCADO. Conocer y elegir bien la actividad productiva que tiene posibilidades de mercado, así como los mecanismos de introducción en él.

4.- TAMAÑO Y RECURSOS ADECUADOS. Concentrar todos los recursos disponibles para alcanzar dos o tres objetivos operativos en un determinado plazo de tiempo.

5.- RIGOR TÉCNICO. Elaborar un plan general de empresa para conocer la rentabilidad, la financiación y la organización general de la empresa, contrastando la coherencia del plan con las realidades del mercado.

6.- VISIÓN DE FUTURO. Adquirir experiencia rápidamente, crecer desde una base rentable hacia un negocio equilibrado, previendo, controlando y conservando la liquidez y la capacidad de crédito.

Fuente: Guía para crear tu empresa/ www.crearempresas.com


jueves, diciembre 06, 2012

Los ocho tipos de emprendedores

Según una  clasificación del BBVA, cada uno de los 8 tipos de emprendedor  se define a través de unas fortalezas que van de la mano de unos inconvenientes dependiendo de su forma de actuar.

El visionario

Este tipo de emprendores se caracterizan por versatilidad y atrevimiento en cualquier tipo de entorno, tomando impulso gracias a su vocación y pasión, algo que les hace convertirse en personas mucho más persuasivas destacando su capacidad comunicativa, sin temor al riesgo que conlleve la puesta en marcha de cualquier tipo de proyecto.

Pero no todos son ventajas, pues ese atrevimiento les lleva a no cesar en su propósito de emprender y les convierte en poco constantes en sus propósitos, debido a que cambian con frecuencia de objetivo.

Emprendedor por necesidad

La insatisfacción por su situación personal o profesional les convierte en personas que deciden buscar nuevas experiencias empresariales. Esta necesidad les hace ser trabajadores constantes y tenaces capaces de buscar de cualquier modo la forma de salir adelante con éxito.

Pero sin embargo, tienen dificultades a la hora de definir su rumbo en el mundo de los negocios, la actividad emprendedora les elige a ellos y no al contrario, por lo que necesitan desarrollar un poco la personalidad empresarial. Suelen ser más proclives al desaliento por cualquier revés, sobre todo económico, pero no cesan en su busca del éxito.

noticiasjovenes. com
El inversionista

Parece que las crisis no les afectan y suele salir indemne de cualquier mala situación económica. Es decido a la hora de tomar su capital e invertirlo en la creación de un negocio con el fin de buscar la rentabilidad de ese dinero a toda costa.

Les lastra su aversión al riesgo para no poner su capital en peligro, lo que puede suponer la paralización de los proyectos, pues se caracterizan por no intervenir en el devenir diario del negocio. Cuando las cosas se tuercen y la intención de este tipo de emprendedores es la rentabilidad, es rara la vez que continúan con la inversión y lo normal es que muestren reticencia a arriesgar su patrimonio.

El cazador de oportunidades

Está en el sitio correcto en el momento adecuado gracias a su capacidad para analizar la situación y detectar dónde se hacen las cosas de forma poco práctica. Son minuciosos con las formas y los modos y acostumbran a sacar conclusiones insospechadas.

Por contra, su excesivo análisis de la situación puede hacer de ellos empresarios muy fríos y a veces poco implicados con el negocio, más encargados de verlo desde fuera para poder percatarse de todo lo que pasa, por lo que carecen de habilidades comunicativas y don de gentes.

Emprendedor por azar

No tienen definida su vocación emprendedora ni se plantean la posibilidad de poner en marcha un proyecto, pero sin embargo se ven inmersos dentro de la aventura. Son muchos los empresarios consolidados que afirman que sus comienzos fueron casuales, caracterizándose por su adaptación a la situación y a los cambios, sacando partido de los posibles contratiempos.

Sin embargo, esta forma azarosa de éxito puede llevarles a distanciarse de día a día de la empresa por esa relación con la fortuna que piensan les ampara siempre. Les conviene racionalizar un poco el proceso empresarial.

El especialista

Están capacitados de forma innata para detectar los errores y sacar partido de ellos cambiando el rumbo de la situación y haciéndola beneficiosa para la empresa. a través de nuevas ideas. Pueden correr el riesgo del individualismo marcado por un afán de protagonismo, por lo que su éxito va de la mano de la cooperación con el resto.

El problema viene dado por desligarse habitualmente de la coordinación interdepartamental, centrándose solamente en el ámbito en el que destacan y dejando de lado los demás, por lo que puede verse afectado por una disminución del mercado concreto al que dedican su tiempo y, por consiguiente, ver mermado su negocio.

El persuasivo

Su insistencia y buen hacer les ha permitido ganarse un prestigio sólido en un sector determinado que les avala en su actividad emprendedora, principalmente en el ámbito de empresas pequeñas y especializadas. Creen en lo que hacen y en su propia capacidad para llevarlo a cabo con una fe inquebrantable y perseverancia, dando de lado constantemente al desaliento.

Puede aparecer la problemática cuando es el individuo el que centra la atención del público y no la empresa, por lo que cualquier cambio en la imagen del emprendedor repercutirá directamente en la imagen del negocio.

El intuitivo

No divaga, es directo y se deja llevar por la intuición. Su fuerte personalidad le supone suficiente impulso para emprender, independientemente del contexto en el que se encuentre. Se dejan la vida por su proyecto, entregándose a la actividad y poniendo todo de su parte para que la empresa fructifique. Tienen gran capacidad de asumir riesgos y acostumbran a escuchar a los que le rodean.

Sin embargo, pecan en su propia virtud intuitiva. La excesiva pasión con la que siguen adelante pese a las malas circunstancias puede sembrar serias dudas entre sus compañeros, trabajadores o colaboradores, lo que se traduce en un miedo creciente al fracaso.

jueves, noviembre 29, 2012

Decálogo del buen emprendedor en franquicias

El actual escenario económico ha llevado a muchos emprendedores a buscar nuevas alternativas profesionales, situando a la franquicia como una de las fórmulas de autoempleo más seguras en estos momentos de incertidumbre empresarial.


Esta tendencia ha influido directamente en el incremento de candidatos en búsqueda de un negocio propio, obligando a las enseñas a mejorar sus procesos selectivos y enfocarlos a encontrar una mayor cualificación en el perfil gestor del potencial franquiciado.
Asimismo, el franquiciado debe tener en cuenta una serie de premisas antes de adquirir una franquicia, para ello mundoFranquicia consulting, como consultora especializada, ha elaborado el Decálogo del buen emprendedor en franquicia:
  1. Conocer las peculiaridades de un acuerdo de franquicia: adquirir la condición de empresario franquiciado exige un conocimiento previo de las características de este tipo de relación comercial y de las obligaciones que representa en la explotación y gestión de un nuevo negocio.
  2. Evaluar previamente sus cualidades y aptitudes: todo empresario que se plantee la franquicia como sistema para la creación y puesta en marcha de un nuevo negocio tiene que autoanalizar sus aptitudes personales y grado de cualificación profesional.
  3. Analizar su capacidad de inversión: la adquisición de una franquicia supone para el franquiciado hacer frente a unas inversiones previamente establecidas, lo que requiere la disponibilidad de los fondos necesarios para ello. Este factor acotará las posibles alternativas de negocio a las que optar y guiará el proceso de búsqueda de financiación.
  4. Seleccionar el sector de actividad e identificar una alternativa de negocio: son muchos los sectores que emplean la franquicia como fórmula de expansión empresarial y por lo tanto muy diversas las posibilidades de selección. Es necesario concretar el segmento de actividad en el que desarrollar un negocio, tomando como punto de partida aquel con el que exista algún tipo de afinidad o identificación.
  5. Obtener información detallada de las franquicias elegidas: la normativa en vigor protege los derechos de información de todo potencial franquiciado, por lo que conocer el tipo de datos que se pueden solicitar al franquiciador se convierte en un aspecto esencial para optar por la alternativa más adecuada.
  1. Hacer un análisis detallado de cada propuesta de franquicia: para cada una de las opciones de negocio seleccionadas hay que realizar un estudio en el que basar la decisión final. Para ello es preciso analizar el mercado, el concepto de negocio, la experiencia del franquiciador y el tipo de asociación propuesta.
  2. Buscar asesoramiento profesional: para ampliar la información obtenida y contrastar conclusiones. Su soporte será de gran valor en aspectos jurídicos, conceptuales y en la valoración de la viabilidad económica del proyecto.
  3. Analizar el mercado de implantación: es importante prever los resultados de la explotación en el mercado en el que se va a desarrollar la actividad, prestando especial atención al potencial de demanda, al dimensionamiento del mercado, a las empresas competidoras y sus propuestas de negocio, así como a zonas preferentes de apertura.
    9. Constatar la veracidad de la información con otros franquiciados de la cadena: conversar con actuales franquiciados de la enseña y contar con el asesoramiento de un especialista, permitirá obtener una información adicional de gran relevancia que probablemente no aparezca en ningún documento informativo. Servirá además para comprobar la veracidad y solvencia del proyecto.
    10. Contar con asistencia profesional en la negociación y firma: para dar respuesta a las dudas que puedan surgir en el transcurso de las conversaciones con la central y en la firma del contrato, es importante contar con el respaldo de un consultor especializado, capaz de resolver cualquier cuestión.




domingo, noviembre 25, 2012

Lo bueno , bonito y barato está de moda en los emprendedores


Lo bueno no tiene por qué salir caro. Esto es lo que opina Raúl Ortiz, consejero delegado de Dima. Su empresa dedicada a la comunicación acaba de lanzar una nueva línea de negocio para dar cobertura a pymes y autónomos con tarifas, según afirma, un 50% más bajas que en cualquier gabinete tradicional. "El ahorro no se consigue mermando calidad ni servicio, lo podemos aplicar al reducir hasta en un 100% los costes derivados de desplazamientos y reuniones, ya que todo el trabajo previo de definición de la estrategia comunicativa lo realizamos vía online".
Optimizar los recursos, construir estructuras más austeras y apostar por las nuevas tecnologías son clave para poner en marcha un negocio low cost. Bien lo sabe Rafael Torres, fundador de Mercado Actual, una web dedicada a la venta de productos informáticos, electrónica, imagen, consumo e instrumentos musicales. Este portal asegura ofrecer los precios más baratos del mercado en el 85% de los casos, gracias a un sistema xml que examina los importes de un centenar de portales de ecommerce. Todos los artículos se entregan en 24 horas en el domicilio del cliente. "Para lograrlo cuento con una compañía muy optimizada, apoyada en la tecnología. Actualizamos las bases de datos de los productos en tiempo real, lo que nos ayuda a controlar mejor las compras y las ventas. Nuestro sistema de gestión también se basa en la eficiencia. Cada empleado, cuando enciende su ordenador, encuentra las tareas que tiene pendiente realizar", explica Torres.
La difícil situación económica ha obligado a los consumidores a ser más susceptibles al precio. Por eso las compañías de bajo coste están viviendo su particular edad de oro. Plataformas de cupones, aerolíneas de bajo coste y comparadores de precios copan gran parte del universo online. Luis Diéguez quiso dar un paso más. Por eso decidió crear, hace dos años, Supertruper, una aplicación que permite hacer la compra de una forma inteligente. Su funcionamiento es sencillo: el usuario enfoca con la cámara de su smartphone el código de barras de cualquier producto y comparar su precio en distintos supermercados.
El modelo low cost no es algo nuevo. Lleva décadas compitiendo con el tradicional. El bajo coste propone un nuevo estilo de consumo. De ahí que las empresas que lo adoptan "reconfiguren la cadena de valor, cambiando las fuentes de ingresos y de gastos", aclara Rosario Silva, profesora de estrategia de IE Business School. "Son organizaciones que piensan en el producto de una manera más amplia, analizan lo que es esencial, lo que realmente pide el cliente. Cuentan con estructuras sencillas, planas con poco personal y sus sistemas de costes son muy austeros", añade.
Para un emprendedor, poner en marcha una empresa de este tipo puede ser una buena alternativa. Covadonga Castillo, experienced senior de Deloitte, explica que "generalmente el acceso al crédito está bastante restringido y los nuevos empresarios tienen que desarrollar un modelo de negocio acorde a sus posibilidades económicas. Esto implica buscar un proyecto con las mínimas inversiones iniciales y gastos fijos posibles". Eso sí, la mayor inversión que tendrá que realizar es en tecnología, pues resulta básico para este modelo.
No todas las firmas que se apellidan ‘low cost’ lo son realmente
Una compañía que lance ofertas sistemáticamente no tiene por qué ser una empresa de bajo coste. Ante el auge de este modelo, muchas organizaciones se han subido al carro del low cost con la intención de ganar volumen de negocio.
"En realidad no hay tantas empresas nacidas bajo este sistema, aunque sí se publicitan como tal. Se está explotando mucho el término", advierte Rosario Silva, profesora de estrategia de IE Business School.
Una empresa low cost se distingue por ofrecer productos desnudos de atributos y contar con organigramas sencillos. Los emprendedores que optan por fundar este tipo de compañías deben tener un perfil más financiero, porque han de tratar con fondos de inversión, capital riesgo, etcétera, mientras que el tradicional suele acudir a los bancos como vía de financiación. Además, estos empresarios cuentan con un rasgo internacional y no se limitan sólo a su área de influencia; buscan mayor notoriedad que los emprendedores ‘clásicos’, que pasan más inadvertidos. Otra de sus habilidades es que conocen y, en la mayoría de los casos, controlan las nuevas tecnologías que son esenciales como canal de comunicación ligadas a un crecimiento acelerado. Una de las claves para tener éxito cuando se monta una compañía de bajo coste es crecer rápido. Pero no a cualquier precio. Estos negocios se caracterizan por ser sostenibles: si vendes barato tu estructura de costes también debe estar ajustada.

Para llegar a ser próspero con una empresa low cost es esencial llegar el primero. Hacer marca es muy importante y tus clientes serán tus anunciantes.
Fuente: Diario Expansión

sábado, noviembre 17, 2012

El Principe a favor de la iniciativa emprendedora en los institutos


El Príncipe ha defendido  a los empresarios en la Semana Mundial de la Iniciativa Emprendedora celebrada en la Escuela de Negocios IESE (Universidad de Navarra) en Madrid. Don Felipe instó a darles "visibilidad y prestigio" "para que sirvan como modelos de emulación e inspiren a los jóvenes españoles". Poco antes, Mathieu Carenzo, director de la iniciativa, había manifestado un deseo similar: que los jóvenes españoles "no solo se identifiquen con deportistas de élite y artistas".


Para don Felipe, "el mejor futuro de España pasa por una sociedad más emprendedora", que sea "más ágil" y esté "más conectada con las tendencias mundiales".  "El espíritu emprendedor", dijo, "es sinónimo de creatividad y de oportunidades y asegura un camino certero hacia el empleo y la creación de riqueza".
Como viene haciendo en sus últimos discursos, el Príncipe ha insistido en la necesidad de que las empresas españolas se internacionalicen. "Abrirse al mundo es una necesidad en una economía cada vez más globalizada como la nuestra", ha dicho don Felipe, que tras la intervención de varios emprendedores inició su discurso con un "yo no soy empresario" que provocó risas entre el público. "No soy empresario, ni profesor, pero siempre tengo vocación de alumno", añadió.
Para el Príncipe, "el verdadero éxito" será "el resultado del esfuerzo conjunto de toda la sociedad actuando desde el sistema educativo, desde las empresas, los centros de investigación, las entidades de inversión y las Administraciones Públicas". Fuente : El País.
Consideramos que sería aconsejable que el Ministro Wert incluya en su Reforma educativa la iniciativa emprededora como asignatura obligatoria para todos los alumnos de 4º ESO y no sólo para los que vayan a cursar Formación Profesional





miércoles, noviembre 14, 2012

Semana Global del emprendedor


Desde el 12 de noviembre y hasta el próximo 18 se celebra el mayor evento del año para los emprendedores de todo el mundo. Es una iniciativa que se realizar por quinto año consecutivo y que pretende promover el espíritu emprendedor en el mundo. En este 2012, 123 países participan en la Semana Global del Emprendedor (GEW en sus siglas en inglés) se celebra en 123 países. (Foto:Flickr/GEWnewzealand)
La Global Entrepreneurship Week Spain tiene como objetivo inspirar a los jóvenes a convertir sus ideas en realidad y ayudar a los emprendedores a hacer crecer sus empresas buscando y generando mejores prácticas de negocio. Para ello fomenta la organización de un gran número de actividades en diferentes ciudades de la geografía española a lo largo de la tercera semana de Noviembre.
El proyecto está respaldado por gobiernos y emprendedores de todo el mundo que se han unido a la iniciativa paa fomentar los valores de la cultura emprendedora. A nivel internacional el ex Primer Ministro Británico David Cameron, el Presidente de EE.UU. Barack Obama, la Secretaría de Estado de EE.UU. Hillary Rodham Clinton, el Presidente de la República Francesa Nicolás Sarkozy, Sir Richard Branson y Michael Dell, entre otras muchas personalidades, están prestando su apoyo a esta causa. Vía: radiocable.com

lunes, noviembre 12, 2012

La necesidad de un plan financiero para tu nueva empresa


Planificar con rigor la previsión de ventas y de costes, las vías de financiación, la situación de tesorería y cuándo llegarán los beneficios son aspectos fundamentales para que tu nueva empresa salga adelante.
Conseguir que un proyecto empresarial llegue a ser una compañía estable no sólo depende de tener una idea brillante y original. El emprendedor necesita elaborar un detallado plan de negocio y uno de los apartados más importantes es el financiero y económico. Sin embargo, la realidad refleja que en muchas ocasiones es una materia a la que no se presta la debida atención.
Un plan económico y financiero debe evaluar cuánto dinero necesitamos para poner en marcha nuestra idea, cuáles son nuestras fuentes de financiación y cuál es el potencial económico del proyecto. Alejandro Suárez, empresario y vicepresidente de la Asociación de Inversores y Emprendedores de Internet (AIEI), explica en su libro Ha llegado la hora de montar tu empresa, que "se trata es de cuantificar en dinero la calidad de la idea de negocio y qué cantidad se necesitará para cada etapa de crecimiento".
Pasos a seguir
Hay que tener presente que habitualmente el nuevo empresario debe recurrir a distintas fuentes de financiación, y el plan financiero es la documentación que estudiarán los inversores para evaluar la viabilidad del proyecto y en cuánto tiempo podrán obtener beneficios. Según explica Suárez en su libro estos son los puntos que debe contener:
Previsión de ventas y consumos. Lo primero que hay que averiguar es si la empresa es viable. Para ello hay que tener una visión aproximada de cuánto se prevé vender, el precio de cada unidad o servicio y los costes de producción.
Plan de inversión inicial. En este apartado se tiene que calcular las inversiones imprescindibles para la puesta en funcionamiento de la empresa. Hay que tener en cuenta que no todo desembolso cuenta como inversión. Por ejemplo, los bienes como el inmobiliario y la maquinaria sí se consideran inversión, pero los gastos de notario no.
Presupuesto de financiación. Consiste en definir cómo se va a financiar la inversión. Los expertos recuerdan que cuando este apartado se presenta ante los posibles socios capitalistas es fundamental demostrar plena confianza en la iniciativa.
Previsión de tesorería. Este es un punto de vital importancia. Por eso, es recomendable recoger de la manera más realista posible los plazos de cobro a los clientes y de pago a los proveedores. Suárez avisa de que "una estimación incorrecta del calendario de pagos puede limitar el crecimiento de tu proyecto, o incluso llegar a provocar su cierre".
Cuenta de pérdidas y ganancias provisionales. Es una tarea en la que se debe restar a las ventas o ingresos los gastos y pérdidas que se estiman. De esta forma, se obtiene una base para calcular otros ratios que permiten valorar la solidez del negocio y estimar si el proyecto generará beneficios.
La realización de este ejercicio también permite conocer el punto de equilibrio –cuando las ventas cubren los gastos y empiezan los beneficios– y el cash flow –flujo de caja–. Aspecto éste último que permite calcular cuándo se tendrá capacidad de autofinanciación.
Balance provisional. En este apartado se representa la situación provisional para la empresa. Se muestran los bienes y derechos que posee la firma (activo) y el conjunto de obligaciones y deudas contraídas frente a propietarios o socios (patrimonio neto) y frente a terceros (pasivo). Con este balance el emprendedor podrá tomarle el pulso a la salud financiera de su empresa.
Fuente: Diario Expansión

jueves, noviembre 01, 2012

12 ideas importantes para comenzar tu negocio en twitter


Twitter puede ayudar en gran medida a todo tipo de empresas a conseguir nuevos clientes pero para que esto ocurra hay que saber cómo funciona y sus peculiaridades.

Una vez creada la cuenta de Twitter debemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

1 – Cuidar la imagen

La imagen que demos de cara a nuestros posibles clientes es muy importante.
En estos momentos la cuenta de Twitter es nuestra tarjeta de presentación y por ello debemos cuidarla al máximo.
Poner una imagen de una persona con cara sonriente ayuda a crear simpatía.
Colocar un fondo creado por nosotros (para que nos diferencie de los demás) con cualquier editor de imágenes.
En la descripción debemos reflejar de forma clara y sencilla lo que nuestra empresa puede hacer por sus clientes, colocando al final de la descripción un enlace hacia nuestro blog o página web.

2 – Seguir usuarios de nuestro nicho
Hay que seguir usuarios de nuestro nicho de mercado, ya que ellos son los potenciales clientes.
También es conveniente seguir a los líderes de nuestro nicho ya que son gente que tienen muchos seguidores que nos pueden interesar como potenciales clientes y además suelen publicar contenido contínuamente y de valor, por lo que podemos enterarnos de las últimas noticias que se produzcan en torno a nuestro mercado e incluso aprender muchas cosas interesantes.

3 – Ser personas

Cuando tweeteamos con frecuencia, normalmente se automatiza el proceso con herramientas con TweetDeck, Hootsuite, etc.
También podemos publicar tweets que no tengamos programados y que sean de interés para nuestros seguidores.
Debemos publicar comentarios y contestar a nuestros seguidores.

4 – Generar confianza

Para generar confianza entre nuestros seguidores hay que decir siempre la verdad, contrastar lo que decimos y recomendamos.
Si publicamos tweets o retweets que envían a páginas web que no son nuestras es conveniente verificar que la información es de calidad y que el enlace no está roto

5 – Tener una estrategia

Este punto es importantísimo, cuando creamos una cuenta en Twitter debemos tener muy clara la estrategia que vamos a emplear para conseguir los objetivos que nos hemos propuesto con nuestra presencia en Twitter.
Tener una estrategia nos ayudará a que los tweets que publiquemos sean parte de esa estrategia y no sean tweets sin sentido para nuestro nicho de mercado.

6 – Contenido de calidad

Nuestros contenidos deben aportar siempre valor a nuestros seguidores.
Deben ser contenidos de calidad que hagan que nuestros seguidores estén ansiosos esperando que publiquemos más tweets.
La publicación debe ser periódica y diaria (publicar 6 ó 8 tweets está bien).
Debemos prestar más atención a la calidad que a la cantidad.
Es mejor publicar 4 tweets diarios buenos que 6 mediocres.

7 – Titulares

Los titulares de los tweets deben llamar la atención.
Es una parte muy importante del éxito del tweet y es por ello que debemos pensarlos con detenimiento y dedicarles el tiempo necesario.
 8 – Hasthags

Utilizar hasthags (palabras precedidas del signo #) es conveniente.
Podemos utilizar tanto hasthags creados por nosotros, como hasthags generales para identificar nuestros tweets con un tema determinado.
Los hastaghs hacen que la visibilidad de nuestros tweets aumente.

9 – Comunicación

Si utilizas tú cuenta de twitter como atención al cliente, contesta a sus dudas y atiende sus problemas en el menor tiempo posible.
Esto crea confianza y complicidad
Acepta las sugerencias para mejorar el servicio.

10 – No llevar la contraria

Hay que evitar a toda costa los enfrentamientos ya que dan lugar a mala imagen.
Debemos procurar solucionar los problemas y atender de la forma más correcta posible a los clientes enfadados e incluso maleducados.

11 – Retweet

Hay que hacer retweet a los tweets de interés para tú nicho.
Otra cosa a tener en cuenta es que nuestros tweets no excedan de 110 ó 115 caracteres para dejar espacio a posibles retweets

12- Difunde tú cuenta

Tú cuenta de Twitter debe estar hasta en la sopa porque así conseguiremos más seguidores afines a nuestro nicho.
La cuenta de Twitter hay que ponerla en la firma de correos electrónicos, en nuestro blog o página web, en nuestra firma de foros, en las tarjetas de presentación, etc.

martes, octubre 30, 2012

¡ Claves para despertar el emprendedor que hay en ti ¡

Hay personas que tienen la capacidad de triunfar a pesar de las circunstancias. Personas que encuentran el camino del éxito mientras los demás sólo pueden lamentarse de su mala suerte. ¿Por qué?¿Qué tienen? ¿Es magia? ¿Es un don? Nuestros profesores y expertos coinciden en subrayar rotundamente que no: el secreto, si es que hay alguno, está muy lejos del ilusionismo.
Cuando el ingeniero noruego Eivind Bergsmyr se unió a Nacre como director general no imaginaba cuánto acabaría identificándose con aquel proyecto. La empresa había nacido en el seno de SINTEF, la fundación para la investigación científica e industrial de Noruega. Llevaban tiempo trabajando en un tapón para el oído que aislaba el ruido exterior, pero permitía la comunicación por radio. Una tecnología que enseguida interesó a los militares. Bergsmyr era experto en ingeniería acústica y llevaba varios años trabajando para Siemens. Al poco de incorporarse a Nacre, la empresa estuvo al borde de la quiebra, ya que el prototipo inicial falló y perdieron el apoyo de los ejércitos sueco y noruego. Sin embargo, Bergsmy no desfalleció, y se convirtió en un auténtico intraemprendedor. El trabajo duro y la perseverancia hicieron que el proyecto finalmente llegara a buen puerto y el ejército de Estados Unidos no tardó en mostrar interés. Hace unos meses, Nacre fue adquirida por una gran empresa con un valor 70 veces superior al inicial. Podría pensarse que Eivind Bergsmyr es un superhéroe por haber conseguido que prosperara un producto que parecía abocado al fracaso, pero más allá de los poderes especiales, vemos cómo Bergsmyr se identificó con el proyecto y apostó por él, porque creía firmemente que era posible hacerlo realidad. La ilusión, la constancia y el esfuerzo hicieron el resto. Estos son algunos de los ingredientes clave para emprender con éxito, según explican los emprendedores y los miembros del claustro del IESE a los que hemos entrevistado. Basándonos en su experiencia, en este reportaje recogemos las claves para despertar al emprendedor que todos llevamos dentro. ¿Te animas a intentarlo?
A EMPRENDER, SE APRENDE
Hay quien piensa que la iniciativa emprendedora se lleva en la sangre, pero no existe un “gen emprendedor”, apunta la profesora Mª Julia Prats. Si se analizan historias de emprendedores con éxito, se aprecia una pauta de comportamiento. “Y el comportamiento es algo que se educa; por lo tanto el emprendedor no nace, se hace”. Muchas personas descubren esta realidad en las aulas del IESE. La profesora Prats asegura que como bastantes participantes que se “auto-limitan” y no se consideran emprendedores ni capaces de emprender al empezar el programa, dan gracias al claustro al graduarse “por haberles despertado la ilusión emprendedora y hacerles ver que cualquiera puede emprender si se lo propone”. No hay superhéroes, ni dones especiales, ni magia, lo único que realmente diferencia a un emprendedor –apunta el profesor Pedro Nueno- es la ambición, entendida en el sentido positivo de la palabra; es decir, las ganas de llevar a cabo un proyecto y tener éxito. Por supuesto, también influyen la capacidad de trabajo, de sacrificio y esfuerzo y, claro está, la capacidad de riesgo. Si escuchamos a los protagonistas, los emprendedores se definen a sí mismos como personas con inquietudes, inconformistas, perfeccionistas y trabajadoras, comprometidas y tenaces, curiosas, con capacidad de asumir riesgos y de superar fracasos, apasionadas, íntegras y con sentido común, que destacan la importancia de disfrutar y amar lo que se hace. “Un emprendedor debe ser un entusiasta de todo lo que lleva entre manos”. No existe, como vemos, una definición única del emprendedor, porque “ser emprendedor puede significar algo distinto para cada persona”, aclara el profesor Antonio Dávila que añade que “parte de esto está en los genes, pero se puede y se debe enseñar iniciativa emprendedora”. Uno puede ser muy buen jugador de golf pero, si no practica, nunca llegará a ser el mejor. González Barros (PADE-II-01), presidente del Grupo Intercom, está convencido de que las características y capacidades de la persona emprendedora se pueden desarrollar con el tiempo, “a base de esfuerzo y entrenamiento”. Rodrigo Miranda (EMBA’09), socio director general de Nuublo, cree que debe existir una semilla: “quizá no de un empresario nato, pero sí la de una persona inconformista y con cierta inquietud”. “Si naces en una familia en la que los comportamientos emprendedores están bien vistos o en la que sus miembros actúan de forma emprendedora, verás la iniciativa emprendedora de forma favorable”, afirma Mathieu Carenzo, director ejecutivo del Centro de Empresa Familiar e Iniciativa Emprendedora del IESE. En conclusión: toda persona es un emprendedor potencial, pero eso no significa que todo el mundo quiera lanzarse a la aventura empresarial. El profesor Chris Zott aconseja que antes de embarcarse es importante preguntarse si serás feliz como emprendedor. “No todo el mundo quiere ser director general”. En esta misma línea, Rob Johnson, profesor visitante del IESE, advierte que algunas personas tienen cierta “predisposición emprendedora”, que resulta básica: “no creo que se pueda convertir en emprendedor alguien que carezca de esta predisposición”.
SER FELIZ COMO EMPRENDEDOR: PARA EMPRENDER, HAY QUE QUERER
Las motivaciones que animan a un emprendedor a lanzarse a la aventura empresarial, dejando atrás las comodidades de un trabajo por cuenta ajena, son tan variadas como variados son los emprendedores. Al contrario de lo que suele pensarse, el dinero no es la primera razón. La mayoría de los emprendedores señalan la libertad y el deseo de hacer realidad un proyecto personal como las principales razones para emprender. “La motivación viene primero del corazón, la pasión por hacer cosas diferentes, por sentir algo interior que te hace dar un salto a lo incierto”, explica Luis Unceta (MBA ‘02), de Unceta Ecosolutions. Se trata de una necesidad, apunta Antonio González Barros: la necesidad de hacer algo singular, de asumir retos, de sentirse realizado, de crecer y aprender, de sentirse útil y contribuir en algo con la sociedad. Se trata de llevar a cabo un sueño y crear algo de la nada. La posibilidad de tomar las riendas y autogobernar la vida profesional es otro de los motivos que impulsan a dar el paso, explica Javier Lluch (MBA ‘99), de Impactmedia.
PARA EMPRENDER NO HAY EDAD
“Uno puede descubrir que posee iniciativa emprendedora sin haberlo pensado antes”, asegura Joan Roget (G-EMBA ‘02), director general de Panreac Química. Ser emprendedor no depende de la edad, sino de las inquietudes y actidudes, coincide Jose Mª Zalbidegoitia (PADE-II-01), que se incorporó a Talde cuando tenía más de 48 años. “Los emprendedores no han de ser necesariamente jóvenes”, explica el profesor Jan Oosterveld, que con 64 años acaba de lanzar una nueva start-up en Malasia. Richard Vaughan (EMBA ‘82), fundador de Vaughan Systems, recuerda como lanzó su primera empresa a los 24 años, aunque considera que su verdadero espíritu emprendedor apareció mucho después, “cuando me di cuenta de que podía lograr casi cualquier cosa si me empeñaba en ello”. De hecho, para Joëlle Fritjers (G-EMBA ‘08), de Improve Digital, la edad suma experiencia. “Con diez años de experiencia laboral, estás mucho más preparada. Tienes más visión, una mejor red de contactos y eres más capaz de conseguir que A se convierta en B más rápido, con más capacidad para convencer a los demás de que te sigan”.
PARA EMPRENDER BIEN, HAY QUE FORMARSE BIEN
En lo que todos coinciden es en que la formación es vital y ayuda a minimizar el riesgo de emprender un nuevo proyecto. Gonzalo Fernández (EMBA ‘05), de Barullo Campany, señala que aporta capacidad de análisis y seguridad en la toma de decisiones, algo básico a la hora de emprender. La formación en las escuelas de dirección, como el IESE, proporciona una base teórica y herramientas indispensables, abre los ojos ante la iniciativa emprendedora y facilita redes de apoyo o canales de financiación. El IESE, en particular, además de ofrecer formación en iniciativa emprendedora, apoya a los emprendedores con valiosos recursos como la Red de inversores privados que dirige el profesor Juan Roure o el fondo de capital riesgo FINAVES, liderado por el profesor Pedro Nueno. No es de extrañar, por lo tanto, que tantas veces, la chispa se haya encendido en las aulas. Muchos de los participantes en los programas han diseñado su plan de negocio en el IESE. A Evan Powell (G-EMBA ‘08), presidente de Nexenta Systems, las recomendaciones del claustro le fueron muy útiles para construir su empresa, pero también resultaron de gran ayuda la opinión y la experiencia de sus compañeros de promoción. “De alguna manera, la formación no es otra cosa que asimilar la experiencia acumulada por otras personas a lo largo del tiempo”, sostiene Carlos Mata González (PDG-B-04) de Negocenter. Algunos incluso han encontrado en el aula compañeros de viaje: los socios. Es el caso de Antonio González Barros, de Intercom; Josep Sanfeliu, de Ysios Capital Partners; Abran Smith y Fabrice Talbot, de Eatricious, y Gustavo García y José Luis Vallejo, de BuyVIP. El ingenieroLuis Roig, y el abogado y consultor Joaquim Llimona se conocieron en el IESE, una experiencia que aseguran “provocó” sus inquietudes y, lo más importante, les permitió conocerse. Roig y Llimona han creado recientemente Luminarias de LED, pero no es su primera iniciativa empresarial. Hace algunos años lanzaron otro proyecto en el sector inmobiliario, junto con otros compañeros del IESE, a los que les une “una buena amistad”.
LA SUERTE DEL EMPRENDEDOR: TRABAJO, TRABAJO Y TRABAJO
No conozco a ningún emprendedor que no esté pensando las 24h en su empresa”, explica Juan Carlos García Centeno (EMBA ‘95), socio ejecutivo de Sigrun Partners, aunque también reconoce que el 50% del éxito depende de la suerte. Sobre este último punto, las opiniones son diversas. Aunque la mayoría destaca la importancia de estar en el sitio adecuado en el momento oportuno, todos consideran que la base del éxito reside en el esfuerzo y el trabajo bien hecho. “Estoy convencido de que el éxito de un proyecto depende, en el 90% de los casos, de tres cualidades propias del empresario: sentido común, austeridad y mucho esfuerzo”, asegura Carlos Mata. Para poder pescar, primero hay que ir a pescar, explica Josep Sanfeliu(G-EMBA ‘07) de Ysios Capital, “la suerte tendrá que ver con la caña que uno escoja y el río al que decida ir”. Richard Vaughan se muestra tajante: “la suerte no existe; los emprendedores con éxito abren la puerta siempre que la oportunidad les llama, cuando la mayoría de la gente ni tan siquiera oye la llamada y muchos menos se preocupan por abrir la puerta”. El profesor Chris Zott comenta que la suerte es un factor, pero asegura que “cuanto más te esfuerces en intentarlo, más afortunado serás”.Fabrice Talbot matiza que cree en el “trabajo inteligente y eficiente”, y considera que el éxito reside en hacer las cosas bien a la primera y más rápido que los demás.
EMPRENDER ES PERSEVERAR
 La perseverancia es indispensable, sobre todo al principio. Gustavo García explica que persiguieron a las mejores marcas durante años. “Les llamábamos continuamente y asistíamos a todas las presentaciones de sus colecciones. Les enviábamos helados en verano y dulces en Navidad. Al final, logramos que formaran parte de BuyVIP.” “Cuando fui por primera vez a pedir la financiación para abrir nuestro primer centro de negocios, el director de la sucursal me dijo “este negocio es como una comuna, ¿no? Tras visitar otras treinta y siete entidades financieras, conseguí el primer crédito,” explica Carlos Mata González. Un emprendedor ha de estar muy seguro de sí mismo, según Madhur Srivastava (MBA ‘07) y Juha Koski (MBA ‘07), fundadores de MadBid; y ser muy perseverante. Para Timo Bütefisch (MBA ‘04), director general de Cooltra Motos, la persona que emprende ha de ser abierta y, sobre todo, luchadora. Recuerda que cuando empezaron, ellos mismos se encargaban de mantener la flota de alquiler durante la noche para poder atender a los clientes por el día. Y es que ser una persona creativa y con recursos es indispensable.
ANTES DE EMPRENDER, ESCUCHA Y CONVENCE
“Antes de abrir la primera tienda, hicimos un estudio de mercado -casero-. Me ponía delante de las tiendas de la competencia y contaba los clientes que salían con bolsas a distintas horas y distintos días. También les preguntaba cuánto dinero se habían gastado. De esta forma tuvimos una estimación bastante buena de lo que podía facturar una tienda de este tipo”, recuerda Gonzalo Fernández  tienda especializada en disfraces y artículos de fiesta. Mathieu Carenzo asegura que  un buen emprendedor se caracteriza por su habilidad para buscar, escuchar y aceptar consejos. El arranque de cualquier proyecto de iniciativa emprendedora tiene que ver con “una actitud manifiesta de escucha abierta, visionado atento y de identificación selectiva”, sostiene Josep Sanfeliu. Por supuesto, la persona ha de ser también flexible y muy receptiva, “open mind”, como apunta Fabrice Talbot. El emprendedor, recuerda el profesor Pedro Nueno, es además de una persona con iniciativa una persona con capacidad de convencer. “Esta competencia es necesaria para conseguir el apoyo económico y humano, que resultan indispensables para emprender”, apunta Richard Vaughan. “El emprendedor tiene un fuerte sentido de responsabilidad con sus clientes, empleados y proveedores, y es capaz de transmitir a los demás sus pensamientos y su pasión, además de compartir sus convicciones y emociones”, sostiene. Rodrigo Miranda recuerda, por ejemplo, que su inversor no se decidió a apostar por su idea “hasta que no se puso la camiseta y se vio monitorizado con nuestro primer prototipo, mientras corría por la sala de reuniones”.
EMPRENDER ES EQUIVOCARSE
El profesor Oosterveld apunta que las escuelas de Dirección tienen un rol clave: “deberían mentalizar a los estudiantes de que el índice de fracaso es mayor que el de éxito”. Históricamente, Estados Unidos ha premiado a los emprendedores y ha visto el fracaso como una fuente de experiencia y no como algo negativo, al contrario de lo que ha ocurrido en Europa, donde se ha estigmatizado el fracaso. Sin embargo, “esto está cambiando”, asegura el profesor Nueno. “Cuanto más reacia al riesgo es una cultura, más penaliza el fracaso. Esas sociedades no dan una segunda oportunidad”, advierte el profesor Dávila. Cuando, en realidad, el fracaso es parte de la cultura emprendedora y de la cultura de la innovación, y “asumirlo como tal nos puede hacer más fuertes”, asegura el profesor Roure.
PARA EMPRENDER, HAY QUE TENER APOYO
Sin embargo, no todo depende de uno mismo, también es fundamental contar con el respaldo de la familia y los amigos, insisten Hans W. Cool(MBA ‘03), director de Alucha, y Rodrigo Miranda. “Sin su apoyo es imposible embarcarte en cualquier aventura”. También se agradece el apoyo institucional. La iniciativa emprendedora es “esencial para la economía de un país”, destaca Chris Zott. Se trata de una importante fuente de creación de empleo y por esta razón “los Gobiernos deberían ponérselo más fácil a los emprendedores”.
EMPRENDER NO SÓLO ES INVENTAR
Otra falsa creencia bastante extendida confunde emprender con inventar y con crear algo nuevo al margen de la empresa en la que se trabaja, señala  el profesor Chris Zott. Sin embargo, emprender es también crear nuevas oportunidades en la propia empresa, innovar en el puesto de trabajo que se desempeña o encontrar nuevas formas de realizar las tareas habituales, aclara la profesora M.ª Julia Prats. “Todos llevamos un emprendedor dentro”, asegura Luis Unceta “y lo desarrollamos en el trabajo por cuenta ajena, en nuestra familia, con nuestros amigos, en nuestra comunidad, en el equipo de fútbol...”. “Un emprendedor-empresario es tan emprendedor como un funcionario que pretende cambiar un proceso en la Administración o un médico que se las ingenia para atender mejor a sus pacientes en un hospital”, añade Josep Sanfeliu. No obstante, a la mayoría de empresas todavía le cuesta aceptar la iniciativa emprendedora de sus trabajadores: “no somos un país que facilite el intrapreneurship”, señala el profesor Pedro Nueno, que añade que “en todas las empresas hay gente con ideas y muchos acaban dejando la empresa y desarrollándolas fuera de ella, porque dentro no les han dejado”. Eso le ocurrió a Gustavo García: “como no pude emprender dentro de mi empresa, di un primer salto asociándome con otros emprendedores en un proyecto que no funcionó tan bien como esperaba, pero que sentó las bases de la siguiente etapa con BuyVIP”.
INCENTIVAR LA INICIATIVA EMPRENDEDORA
¿Cómo se puede motivar el espíritu emprendedor? Apelando a las competencias, sostiene la profesora Prats, quien comenta que esto se puede conseguir con role models adecuados y con un contexto que fomente la iniciativa. Asegura que muchas veces se confunde emprender con riqueza y fama, critica el exceso de personalismo actual y apuesta por fijarse más en los procesos y promover comportamientos concretos que impulsen la creatividad y valoren el esfuerzo, la constancia y el trabajo bien hecho. El hecho de que existan áreas geográficas de gran fertilidad emprendedora lleva a pensar que en la iniciativa emprendedora influyen una serie de factores externos de carácter político, social, cultural y empresarial que favorecen el desarrollo de la inici ativa empresarial, argumenta el profesor Juan Roure. Según el Global Entrepreneurship Monitor, la actividad emprendedora en España se sitúa en la media de los países europeos, aunque se aleja considerablemente de otros como Brasil, China o Estados Unidos. No obstante, el contexto de incertidumbre actual conlleva a una nueva variable en la ecuación de la iniciativa emprendedora, aunque no tiene por qué ser un factor negativo.
EMPRENDER, AHORA MÁS QUE NUNCA
Algunos emprendedores, como Joaquim Llimona y Luis Roig hacen una lectura positiva de esta coyuntura económica adversa. Explican que “estos momentos deben aprovecharse para innovar”, y con esta filosofía han creado una farola de bajo consumo y muy resistente que supone un ahorro de energía y del gasto de funcionamiento del alumbrado público.  Las reestructuraciones y la destrucción de empleo intensifican la iniciativa emprendedora, que se convierte en una oportunidad profesional para muchas personas que están perdiendo su trabajo, explica el profesor Juan Roure. Es cierto que en momentos de recesión hay menos financiación disponible y el crecimiento económico es menor, pero esto también lleva a malgastar menos recursos: “las malas ideas que podrían haber encontrado apoyo económico antes, no lo encontrarán ahora señala el profesor Dávila-, los emprendedores tendrán que trabajar más duro”. Esto es algo que ya se ha notado en los foros que organiza la Red de Inversores Privados y Family Offices. Su director, el profesor Roure, asegura que en el último año ha aumentado la calidad de las propuestas de negocio presentadas. Parece claro que no se trata de un don especial, despertar al emprendedor que llevamos dentro está al alcance de todos y puede ser una aventura apasionante.
Fuente: Cristina Aced. EISE. Universidad de Navarra

domingo, octubre 21, 2012

Padrino emprendedor


El proyecto 'Padrino emprendedor' realizará en distintos puntos de la región una serie de acciones encaminadas al autoempleo y a la creación de empresas, de la mano de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Extremadura y con la colaboración del Instituto de la Juventud de Extremadura.
   Se trata de una actividad que "se enmarca entre los programas subvencionados en 2012 en el ámbito de la convocatoria de ayudas para el desarrollo de acciones del Plan de Juventud", ya que entro de las propuestas subvencionadas este año se encuentra este proyecto, presentado por la Asociación de Jóvenes Empresarios de Extremadura (AJE), que pretende promover el espíritu emprendedor entre la juventud de la región.
   Este proyecto es una de las 15 propuestas que este año han obtenido subvención para desarrollar actividades regionales en el ámbito del Plan de Juventud, dirigidas a favorecer la autonomía y el bienestar de jóvenes de entre 14 y 30 años, según explica el Gobierno extremeño en nota de prensa.
   Para desarrollarlo, el Instituto de la Juventud de Extremadura ha autorizado una ayuda de 9.200 euros para que la AJE desarrolle este propuesta en la Comunidad Autónoma.
   Así, jóvenes empresarios socios de la entidad ofrecerán cursos en diferentes Espacios para la Creación Joven y Factorías Jóvenes del Instituto de la Juventud desde el próximo día 23 de octubre hasta el mes de enero del año que viene.

CALENDARIO DE ACTUACIÓN

   En concreto, se desarrollarán 10 ediciones de Padrino emprendedor en las localidades de Olivenza (25 de octubre); Valencia de Alcántara (26 de octubre); Mérida (30 de octubre); Almendralejo (31 de octubre); Miajadas (6 de noviembre); Don Benito (11 de diciembre); Plasencia (18 de diciembre); Montijo (15 de enero); Villanueva de la Serena (22 de enero); y Montehermoso (29 de enero).
   En cada una de esas localidades se desarrollará un curso que constará de tres partes. La primera, denominada 'Monólogo empresarial', se destinará a la"sensibilización y detección de emprendedores entre los participantes".
   Así, cada uno de los padrinos emprendedores pertenecientes ala AJE informará sobre su experiencia en el inicio de sus propios proyectos, los obstáculos a los que hicieron frente y cómo consiguieron superarlos.
   Se trata con esta primera parte de "acercar a los jóvenes a la realidad emprendedora y exponer de manera clara los principales elementos a tener en cuenta a la hora de poner en marcha un negocio".
   La segunda parte de los cursos se denomina 'El Lenguaje empresarial, por favor' y se dedicará a la formación para el plan de empresa, en la que el empresario padrino será "tutor para guiar la idea de negocio de cada uno de los participantes, mediante la formación acerca de las herramientas y técnicas para redactar un plan de empresa".
   La tercera y última parte de las sesiones, 'Fuentes de financiación públicas y privadas en Extremadura', orientará a los jóvenes participantes en la búsqueda de recursos para poner en marcha su idea emprendedora. Para ello, a través de dinámicas de grupo, se informará de la importancia de obtener capital y las diferentes fórmulas existentes para conseguir financiación actualmente en Extremadura.
   Cada una de las sesiones de los cursos Padrino emprendedor finalizará con una mesa redonda en la que participarán tanto los miembros de AJE como los jóvenes participantes en la actividad.

   Los jóvenes interesados en participar en alguno de los cursos pueden obtener más información en la página web del Instituto de la Juventud de Extremadura (www.juventudextremadura.gobex.es), en cada uno de los Espacios para la Creación Joven y Factoría Joven en los que se desarrollarán sesiones, a través del correo padrinoemprendedor@gmail.com o en la sede de la Asociación de Jóvenes Empresarios (C/ Cardenal Carvajal, 4 - 1ª planta) en Badajoz.. Fuente: Europa Press