domingo, diciembre 09, 2012

Factores claves para un buen comienzo en emprendimiento



1.- EMPRENDEDOR. Limitar el número inicial de participantes a las personas que puedan estar de acuerdo y que contribuyan directamente a los objetivos que se pretenden conseguir.

2.- CREACIÓN DEL EQUIPO. Emplear a personas clave, con experiencia previa, preparación técnica permanente y continua, motivación, madurez, coherencia, cohesión, y que estén dispuestas a actuar de acuerdo con el sistema de valores de la empresa.

3.- CONOCIMIENTO DEL MERCADO. Conocer y elegir bien la actividad productiva que tiene posibilidades de mercado, así como los mecanismos de introducción en él.

4.- TAMAÑO Y RECURSOS ADECUADOS. Concentrar todos los recursos disponibles para alcanzar dos o tres objetivos operativos en un determinado plazo de tiempo.

5.- RIGOR TÉCNICO. Elaborar un plan general de empresa para conocer la rentabilidad, la financiación y la organización general de la empresa, contrastando la coherencia del plan con las realidades del mercado.

6.- VISIÓN DE FUTURO. Adquirir experiencia rápidamente, crecer desde una base rentable hacia un negocio equilibrado, previendo, controlando y conservando la liquidez y la capacidad de crédito.

Fuente: Guía para crear tu empresa/ www.crearempresas.com


2 comentarios:

cooperativism.net dijo...

Unas anécdotas para figurar la necesidad de ser apasionado en lo que se haca

Por primera vez desde que era chico, estoy haciendo algo que me apasiona; hice muchas cosas en mi vida, pero creo que la mitad fueron por motivos equivocados, ¡JA, JA! y si pudiera prevenir de que alguien cometa errores semejantes y dé una mejor dirección a su vida, sentiré que hice algo importante.

Por ejemplo, un par de anécdotas desafortunadas en mi vida.

La primera, fue cuando decidí entrar en la Escuela Naval del Perú, una institución de lo más coqueta y moderna del país, pero el motivo para presentarme fue para salir del colegio, donde me faltaba todavía un año, el cual podía hacerlo en la naval. Pero, yo detesto, el autoritarismo y todo lo relacionado con la disciplina, la arrogancia y las humillaciones que representan los militares, detestaba el colegio y no me importó saltar de la sartén al fuego, con tal de evitar la tortura de un año más.

Luego del segundo año dejé la naval, porque se contaba como el primer año de universidad y podía transferirme sin tener que dar examen de ingreso a la Universidad Nacional de Ingeniería, muy competida por gente de bajos recursos, tratando de sacar una profesión lucrativa; no porque yo no tuviera recursos, sino porque se suponía que debía sacar un título universitario que me proveyera de una profesión que me haría sentir orgulloso.

Bueno, pero qué experiencias desagradables y desperdicio de tiempo por no saber qué hacer con mi vida, pues estaba desconectado de mí mismo, de alguna manera había aprendido que debía ir contra mi propia naturaleza, lo que era necesario para tener éxito en la vida.

La otra anécdota fue con mi novia, que comenzó luego de un año en la naval y duró varios años, al final ella quería que nos casemos, pero yo creía que no íbamos a ser felices por diferentes motivos, era un compromiso del que quise huir, entonces me fui a estudiar a EEUU, y le escribí rompiendo la relación, otro escapismo y otro salto de la sartén al fuego; lograr graduarme fue otro dolor, detestaba el lugar, no tenía interés en los estudios, emocionalmente estaba confundido y por ratos hasta me quería morir.

En conclusión, sentía en aquella época que era obligatorio estudiar y luego una rutina de vida, trabajo y familia por sentido del deber, como si vivir fuera algo doloroso, e ir contra los deseos; con ligeras diversiones como fumar, tomar alcohol, sexo machista y otras actividades auto destructivas contrarias a la naturaleza humana.

Pero la vida no debe ser así, porque para salir de esa pesadilla tuve que pasar por cultos y estudios religiosos y esotéricos, buscando entender la verdadera naturaleza de la vida y la importancia de focalizar la energía en las cosas que a uno le atraen.

Por eso, lo que recomiendo para evitar tanto desvarío, es pensar bien lo que uno quiere y concentrar toda la energía en lo que verdaderamente le apasiona y no ser un escapista, huyendo de lo que detesta, haciendo el menor esfuerzo, porque va a hacer otras cosas que también detestará.

¿Se imaginan a Einstein, Colón, Lincoln o alguien exitoso haciendo una vida tan inútil y sin sentido? No, jamás, las personas exitosas siguen lo que les apasiona y eso es lo que debemos hacer todos, no estaríamos metidos hasta las orejas en esta era de oscuridad, por estar buscando metas, según el juicio de la conciencia colectiva, que valora el resultado en vez de la intención.

cooperativism.net dijo...

Hola.

Con todo respeto, pero si mis comentarios van a quedar esperando la aprobación para ser publicados, entonces me voy a ir a otra parte, porque hay muy buenos blogs que publican inmediatamente, eso no implica que no los puedan eliminar si se consideran inadecuados.

La cuestión es que nunca me llego a enterar si fueron publicados o no y como representan trabajo y tiempo, pues no me interesa invertir en algo que no sé si sirve o no para algo.

Por tanto sugiero que levanten el requisito de moderación antes de publicación, pásenme un correo avisando para volver.

Gracias por su atención