CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

miércoles, marzo 20, 2013

Crowdfunding


El crowdfunding (en español, financiación en masa o micromecenazgo) está de moda en España y en el resto del mundo. Comenzó destinado a subvencionar proyectos culturales (productos audiovisuales, álbumes musicales, conciertos, etc.) y se ha extendido a la mayoría de las áreas empresariales, aunque hay una presencia mayoritaria del sector de las TIC. De hecho, Alexis Vegas, fundador y CEO de una de estas plataformas, afirma que “el 80% de los proyectos que reciben son tecnológicos”.
Este joven se halla inmerso en un proyecto de mecenazgo. Nuuuki.com, así se llama la web, es una plataforma de financiación para emprendedores, que abrirá sus puertas el próximo 1 de abril.
Desde el 6 de febrero y hasta el 20 de marzo, su equipo se halla en busca y captura de proyectos interesados en este tipo de financiación. De todos los candidatos, los nueve más innovadores entrarán a formar parte de la primera ola de Nuuuki. Pero ese día no terminará su trabajo. Las empresas podrán seguir presentando sus ideas y, según logren sus objetivos las anteriores, nuevas iniciativas se unirán a la página.
Jóvenes sin ahorros y con grandes ideas
Esta plataforma no es la primera en España en seguir este sistema. Thecrowdangel.com (destinada sobre todo a proyectos tecnológicos) o Sociosinversores.es son tan solo algunos de los lugares de reunión para emprendedores e inversores donde estos últimos pueden lograr participaciones en la empresa o convertirse en uno de sus trabajadores.
De hecho, el pasado 12 de febrero, la Cámara de Comercio de La Rioja celebró del I Foro de Crowdfunding de la localidad. Al evento acudieron más de una decena de plataformas nacionales, inversores privados y 15 proyectos emprendedores para debatir acerca de los puntos fuertes de esta nueva forma de financiación empresarial.
Una buena opción para aquellos con buenas ideas en mente, pero sin fondos para llevarlas a cabo. Lo normal es que los interesados sean start-ups o pequeñas empresas, pero también se aprovechan grandes compañías en expansión, según Julio Gómez, presidente de la Comisión de Innovación y Nuevas Tecnologías de la Cámara de Comercio de La Rioja.
De todos los candidatos, la mayoría logra su objetivo: prácticamente el 80% de los proyectos que se apuntan a una de estas plataformas obtiene la financiación para ponerse en marcha. De no conseguirlo, los inversores recuperan su dinero y el creador del proyecto puede volver a presentar la idea posteriormente con algunas modificaciones. De hecho, la mayoría de las webs establecen un tiempo determinado para lograr el presupuesto y en algunos casos, la cifra propuesta se llega incluso a superar con creces.
Los jóvenes son los más aficionados a esta fórmula, personas entre 22 y 35 años, pero no los únicos. Nuuuki, por ejemplo, “nació orientada a jóvenes emprendedores recién titulados, pero también a personas que han perdido su trabajo y tienen buenas ideas”, afirma su fundador.
También hay variedad en cuanto al tipo de inversores interesados. En el caso de la plataforma de Vegas, la red está firmando acuerdos previos con fondos de capital riesgo para asegurarse un movimiento inicial, pero confían en que en un futuro “participen personas de la calle, con ahorros, interesadas por las ideas”.
Los mecenas no se van con las manos vacías y el bolsillo menos lleno. “Existen distintos tipos de crowdfunding”, explica Julio Gómez, “modelos de financiación similares a los de los bancos, en los que el inversor recuperará su aporte; modelos de participación, en los que se hace con un número de acciones de la empresa, o modelos de recompensa, sobre todo en el caso de proyectos culturales, donde los mecenas reciben ciertos regalos por su ayuda”./ fuente : Cinco días