CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

martes, abril 03, 2012

La hora de los emprendedores


El Gobierno ultima la Ley de Emprendedores que regulará e incentivará por primera vez a los business angels y el impulso a los emprendedores.
Tras las primeras medidas urgentes orientadas, entre otros aspectos, a atajar el déficit publico y reformar nuestro encorsetado mercado de trabajo, el nuevo gobierno parece que por fin está acelerando los trámites para la presentación de la esperada Ley de apoyo e impulso a los emprendedores que, según parece, incluirá medidas relevantes para estimular la economía y fomentar el espíritu emprendedor.
Algunas de esas nuevas medidas para impulsar el emprendimiento pasarían por realzar y poner en valor la figura del emprendedor, eliminar trabas burocráticas y facilitar el desarrollo de iniciativas emprendedoras y también lógicamente por articular mecanismos para paliar las gravísimas dificultades de financiación de nuestras empresas.
Asi, junto a una posible bajada selectiva de impuestos a las pymes o incentivos a la internacionalización o de facilidades para crear empresas de forma instantánea, el proyecto de ley parece que va a apostar también por incorporar una regulación novedosa en nuestro país como es la de los denominados inversores informales privados (o, como se conoce a nivel global, de los business angels).
Las noticias que se han ido filtrando parecen apuntar, por tanto, en la misma buena dirección que ya se contenía en la proposición de ley de apoyo a los emprendedores que el propio Partido Popular presentó en el Congreso en verano de 2011 y que no fue posible tramitar en el anterior periodo de sesiones.
Como es sabido, los business angels son una fuente alternativa de financiación para empresas en sus etapas iniciales que tengan un alto potencial de crecimiento y que se basa en la aportación por parte de inversores informales (normalmente empresarios o directivos con otros emprendedores con ganas de compartir de patrimonio y experiencia) no solo de capital sino también de experiencia en la gestión.
Por tanto, este tipo de inversores (que habitualmente se organizan a través de redes como la de Cvban en el caso valenciano) desarrollan una función vital en la financiación de proyectos emprendedores al cubrir el vacío de financiación (el denominado equity gap) que se produce por el alejamiento de los fondos deventure capital de este tipo de operaciones más pequeñas de start-ups en fases iniciales.
El objetivo perseguido por la nueva norma se concentraría en primer lugar en regular la definición y el régimen básico de la actividad de los business angels tanto directamente como personas físicas como a través de personas jurídicas y también su pertenencia a las citadas redes de business angels.
Sin embargo, lo más trascendente de la nueva normativa reside en el potente régimen de incentivos fiscales que vendría a equiparar esta figura a la existente para el capital riesgo formal todo ello con la finalidad de fomentar y estimular el uso de este tipo de inversión informal que es relativamente desconocida en España pero que está dando muy buenos resultados en otros países de nuestro entorno.
Tales incentivos fiscales se orientarían, por ejemplo, a la deducción de un porcentaje de la inversión en la cuota integra en el IRPF y un régimen favorable de las ganancias patrimoniales en dicho impuesto o en la exención en el IS de las rentas generadas por las inversiones o en la exención en el ITP o en el Impuesto sobre el Patrimonio de las inversiones realizadas o en una reducción significativa en el ISD de las inversiones realizadas en la transmisión mortis causa.
A estas alturas de la crisis parece ya evidente que la salida vendrá en parte gracias a iniciativas orientadas a mejorar la competitividad de nuestra economía y a favorecer el emprendimiento y la creación y consolidación de empresas.
Es por ello de alabar que desde los poderes públicos se potencie y se facilite al máximo la iniciativa empresarial con medidas como esta que suponen un impulso sin reservas a la movilización del capital privado y que sin duda mejorarán el dinamismo de nuestros proyectos empresariales más innovadores. Vía: Expansion