CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

lunes, octubre 31, 2011

Peripecias del emprendedor


Según el periódico Expansión, las reformas más solicitadas por los empresarios son la rebaja del coste del despido; el recorte de las cotizaciones a la Seguridad Social y, en general, de los impuestos; la defensa de la unidad de mercado, y la reducción de las administraciones y del déficit público, entre otras demandas frecuentes de los empleadores.
No obstante, entre todas las propuestas la que más titulares de prensa se lleva es la rebaja de los costes del despido. Siempre ha tenido impacto social, pero, especialmente, en estos momentos, cuando hay cinco millones de parados. De hecho, ésta fue la propuesta empresarial que quedó en la opinión pública tras la rueda de prensa que hizo el presidente de CEOE, Juan Rosell, el pasado día 19 para presentar sus propuestas a la opinión pública.
Es más, la patronal está molesta porque, en su opinión, los medios de comunicación sólo atendemos a esta reivindicación, dejando a las demás en segundo plano. Incluso, CEOE achaca a ésta y otras cuestiones, como las descalificaciones del colectivo en algunos libros de texto, sobre lo que informa hoy EXPANSIÓN, la supuesta mala imagen que tienen los empresarios entre la opinión pública.
Por ésta, y otras muchas razones, cada vez es más frecuente que las diversas organizaciones que representan a este grupo social, como CEOE, Cepyme, las Cámaras de Comercio o el Círculo de Empresarios demanden a las administraciones y a los partidos políticos que tomen medidas para mejorar su imagen como creadores de riqueza y prosperidad para la sociedad. Para que se destaque también el papel del emprendedor, del que arriesga.
La imagen del empresario con el bombín y el habano que pisa la cabeza del trabajador se quedó en la Transición a la Democracia. Sobre todo, porque, con la transformación económica de España y los procesos de reconversión de la industria obsoleta, muchas familias comprobaron, y comprueban como autónomos, lo que representa poner en marcha un negocio. Un fenómeno que ayudó a consolidar la clase media y que, precisamente, la gravedad de la crisis amenaza muy seriamente.
Los problemas para los emprendedores no están en la imagen pública de los empresarios, sino en las dificultades que tienen para poner en marcha un negocio. Por ejemplo, la falta de financiación, como en repetidas ocasiones han señalado la patronal de la pequeña y mediana empresa (Cepyme) y las organizaciones de autónomos. Un problema cuya solución tienen otras empresas, como son los bancos y cajas de ahorros. Incluso, las exigencias de la zona del euro para elevar la recapitalización en el sector financiero va a aumentar la escasez de créditos.