CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

lunes, mayo 09, 2011

Cultura emprendedora en los Centros Educativos

Se está cocinando en el seno del Sistema Educativo Público de Andalucía (SEPA) una iniciativa para el fomento de la cultura emprendedora. He tenido acceso al borrador y debo decir que me parece fantástica la idea por los motivos que apuntaré en este artículo.



En efecto, el andaluz es creativo por naturaleza y en contadas ocasiones esa creatividad la enfocamos bien a la hora de crear valor colectivo. Dicho de otro modo, no hay aún suficientes proyectos empresariales que hagan de nuestra tierra un lugar más próspero. Sin embargo, en la mayoría de los casos cuando un andaluz sale a otros lugares termina por destacar, debido a que sus habilidades y pesquis suelen ser muy valorados en sociedades tan cartesianas como la angloamericana, alemana y la del norte de Europa.

El Consejo Europeo de Lisboa en 2000 definió la educación en el espíritu emprendedor como el motor para que prolifere una cultura empresarial más dinámica. Por qué entonces no existe un tejido empresarial nutrido en Andalucía liderado por emprendedores suficientemente profesionalizados y centrados en sectores productivos. Seguramente porque el emprendedor en potencia de hoy lo que persigue es un trabajo para toda la vida (el cobarde), o bien está el que quiere crear una empresa donde gane dinero con el mínimo esfuerzo y riesgo (el espabilado). Y por último, el que tiene las capacidades y las aptitudes pero su entorno le quita las ganas (el inseguro). Se constata pues la necesidad en Andalucía de desarrollar un marco regional para la educación en el espíritu empresarial y en la cultura emprendedora, para así evitar este tipo de actitudes en nuestros jóvenes.

El desiderátum del SEPA no es otro que desarrollar una política educativa capaz de dotar a la juventud andaluza de un conjunto de competencias, actitudes, aptitudes y prácticas para que al término del periplo formativo se conviertan en personas emprendedoras, creativas e innovadoras. Sólo con personas de este perfil se puede crear y sostener un nuevo modelo social y económico en Andalucía.


Todos los expertos e instituciones nacionales y supranacionales coinciden en que hay que fomentar el emprendimiento desde todos los niveles educativos, de modo que exista un verdadero acicate emprendedor en las generaciones venideras que acelere la construcción de una sociedad andaluza emprendedora, y que tengan como elementos identitarios una mayor autoestima y confianza en sus propias capacidades.

 
Poniendo el dedo en la llaga, puede que nuestros profesores del SEPA no dominen en su mayoría la ciencia del emprendizaje, ergo no podrán formar a sus alumnos con la calidad suficiente en esto de aprender a emprender. Al final hablamos de educación, y el actor principal es el profesor, y a ellos hay que dedicar mucha atención. Por esta razón, toda iniciativa debe conllevar planes formativos dirigidos hacía el cuerpo docente. Además, una ciencia empírica como el emprendizaje debería ser apoyada su implantación a través de la contratación directa de un grupo de expertos itinerantes para que ayuden y monitoricen a los profesores de plantilla. No entiendo otro modo. Sólo con preces y buenas intenciones no conseguiremos nada. Hay que reinventar la educación y poner en marcha un nuevo modelo de aprendizaje disruptivo en nuestras aulas, ya que nos enfrentamos a enormes desafíos, así como dar respuesta a las nuevas necesidades educativas en un mundo en continuo cambio y transformación. En resumen, tenemos que apostar por una enseñanza soportada en el binomio tecnología y emprendimiento en todos los niveles educativos.
Vía: La Opinión de Málaga. Francisco José Barrinuevo Canto.