CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

sábado, marzo 26, 2011

20 Consejos para el emprendedor

1. Busca la pasión en lo que se hagas

Para tener éxito en tus emprendimientos, debes proceder con pasión, debes amar lo que hagas.

Para ello debes emprender negocios que traten sobre temas que te apasionen o, en todo caso, procurar encontrarle el gusto a lo que hagas.

Si no logras ello, debes buscar hacer otras cosas, pues si no hay pasión y energía en tus emprendimientos, las oportunidades de alcanzar el éxito son nulas.

Debes buscar emprender negocios en los cuales te diviertas, en los cuales trabajes con entusiasmo, en los cuales estarías dispuesto a trabajar gratis.

2. Aprovecha tus ventajas

Sácale siempre provecho a tus ventajas competitivas, es decir, a aquellos aspectos en donde sobresalgas o te destaques ante los demás.

Tus ventajas pueden estar en tus conocimientos, experiencias, habilidades, destrezas, recursos, contactos, etc.

Úsalas siempre para emprender tus negocios, y para sacarlos adelante. Y siempre trata de reforzarlas y mantenerlas, por ejemplo, si dominas un tema en particular, vuélvete experto en ello, y si tienes contactos importantes, trata siempre de mantenerlos.

3. Ofrece algo diferente

Para tener éxito como emprendedor, debes ofrecer siempre algo diferente, algo que sea único y novedoso, algo que no ofrezcan los demás y que te permita diferenciarte de ellos.

Como emprendedor debes ser capaz de ofrecer algo novedoso y distinto, algo que sea el motivo por el cual los consumidores te reconozcan, dejen de comprar a la competencia, y te elijan y prefieran a ti.

4. Empieza en pequeño, pero proyéctate en grande

Empieza con pequeños emprendimientos, pero siempre proyectándote ser grande. Empieza con pequeños negocios, domina bien todo lo que hagas, y luego, poco a poco, empieza a crecer.

Por ejemplo, empieza ofreciendo un solo producto o atendiendo a un solo tipo de consumidor, vuélvete experto en ello, y luego, a medida que el negocio vaya creciendo, ofrece una mayor variedad de productos, o empieza a buscas nuevos mercados.

5. Proyéctate en el futuro

Concéntrate en lo que haces ahora, pero siempre piensa en el futuro. Cada decisión que tomes, no debes tener en cuenta sólo las consecuencias que pueda tener ahora, sino las consecuencias que pueda tener en el futuro.

Por ejemplo, al emprender un negocio, debes considerar la posibilidad de que pueda convertirse en un gran de negocio, debes ver lo que te pueda dar el negocio ahora, pero también lo que te podría dar en el futuro.

6. Planifica siempre

Cada negocio que emprendas, sea el tamaño que sea, debes planificarlo y hacer un plan de negocio.

Un plan de negocio no tiene por qué ser algo complejo, simplemente debe ser un documento en donde coloques toda la información que pueda servirte para tomar mejores decisiones, tus objetivos, los medios o estrategias que te permitirán alcanzar dichos objetivos, y tus proyecciones o presupuestos.

El plan de negocio te permitirá ser más eficiente y minimizar el riesgo, te servirá de guía para emprender tus negocios, y para poder operarlos los primeros meses vida.

7. No seas tan optimista

Al hacer tus proyecciones, no sean demasiado optimista, trata de informarte, analizar bien las cosas, y ser lo más realista posible.

No te dejes llevar por el optimismo propio de los emprendedores, y trata de ver las cosas con frialdad, considera siempre todos los problemas o dificultades que puedan suceder, y ten en cuenta que muy probablemente aparecerán problemas y dificultadores que no llegaste a prever.

8. No te concentres sólo en el dinero

Si tu único objetivo como emprendedor es obtener dinero, éste nunca va a aparecer.

Antes de pensar en tener mucho dinero, debes pensar en hacer algo que ames, en tener libertad y control en tu vida, en servir a los demás, en tener el orgullo de ser un emprendedor.

Sólo cuando disfrutes de ser un emprendedor y dejes de obsesionarte por el dinero, éste recién aparecerá a raudales.

9. Minimiza el riesgo y luego actúa

En cada negocio que emprendas, debes minimizar todo el riesgo posible; para ello debes informarte, analizar, capacitarte y planificar.

Pero tampoco debes obsesionarte con ello, debes tener en cuenta que por más análisis, preparación o planificación que realices, siempre surgirán problemas, dificultades e imprevistos.

Por tanto, trata de minimizar todo el riesgo que puedas, pero no trates de controlarlo todo; no dejes que el análisis te paralice, asume cierto riesgo y toma la decisión de iniciar tus proyectos de una vez.

10. No tengas miedo cometer errores

Cada vez que cometas errores o fracases, es cuando realmente vas a aprender.

Los errores o fracasos son parte del camino del éxito, es más, sin errores o fracasos, nunca conseguirás el éxito.

Por lo tanto, no te preocupes demasiado por los errores o fracasos que puedas tener. Cada vez que te equivoques o fracases, aprende la lección, sé un mejor emprendedor y sigue adelante.

11. Analiza permanentemente el mercado

Como emprendedor debes estar permanentemente atento a todo lo que suceda en el mercado.

Siempre debes estar atento a los consumidores, a sus comportamientos, a sus costumbres, a los cambios en sus necesidades, preferencias o gustos; a los sucesos económicos, a las nuevas tendencias, a los nuevos avances tecnológicos, a la competencia, a sus nuevas estrategias, a sus nuevos productos, etc.

Debes estar atento a lo que suceda en el mercado, detectar la aparición de oportunidades y amenazas, y tratar siempre de preverlas y anticiparte a ellas.

12. Busca permanentemente las oportunidades

Como emprendedor debes estar atento a todo aquello que pueda significar una oportunidad de negocio.

Debe estar atento a las pequeñas oportunidades que se presenten, pues son generalmente a partir de ellas que se generan los grandes negocios. Y debes tener en cuenta que las mejores oportunidades aparecen cuando menos se esperan, por lo que nunca debes dejar de estar atento a su aparición.

13. No ofrezcas algo que te guste a ti, sino algo que les guste a los consumidores

Como emprendedor, tu razón de ser son los consumidores, siempre debes ponerte en su lugar, tratar de descifrar sus necesidades y preferencias, y luego, satisfacerlas.

No caigas en el error de pensar que si algo te gusta a ti, también tendría que gustarle a los demás.

Puede que ello suceda, pero antes de emprender tus proyectos, debes asegurarte de ello y analizar bien las necesidades y los gustos del consumidor.

14. Medita bien tus decisiones

El tomar buenas decisiones es fundamental en la vida del emprendedor.

Por lo que antes de cada decisión que tomes, debes tomarte tu tiempo, meditarla bien, analizarla bien.

Sin embargo, no siempre podrás hacer eso y, en ocasiones, deberás confiar en tu instinto de emprendedor y tomar decisiones rápidamente.

15. Comprime el tiempo

Hoy en día, debido a la alta competencia, como emprendedor, debes valorar cada segundo, debes trabajar todos los días y a todas las horas.

Pero tampoco debes convertirte en un esclavo de tu negocio, debes trabajar arduamente, pero con el tiempo, debes tener la capacidad para crear sistemas de negocios y saber delegar autoridad.

Hasta que llegue el día en que tu negocio ya no tenga que depender de tu presencia, y puedas dedicarle más tiempo a tu familia y a lo que te gusta hacer, o sea, a emprender nuevos negocios.

16. No dejes de capacitarte

Por más que sepas, nunca dejes de seguir aprendiendo, ya sea por tu propia cuenta, o asistiendo a cursos o seminarios.

Aprende sobre negocios, sobre las nuevas tecnologías, sobres las nuevas herramientas empresariales, pero, sobre todo, aprende todo lo que puedas sobre aquello a lo que te dedicas, hasta el punto de que te conviertas en un experto en ello.

17. Ahorra en todo lo que puedas

Como emprendedor debes busca obtener las mayores ventas o ganancias posibles, pero, a la vez, debes procurar hacer los menores gastos posibles, no sólo en los negocios que emprendas, sino también, en tu vida diaria.

Debes buscar siempre la manera de gastar menor, por ejemplo, debes tomarte tu tiempo al momento de comprar algo, y comparar bien precios; procurar rentar en vez de comprar, etc.; y, a al vez, debes procurar ser frugal en tu vida diaria, por ejemplo, debes evitar los lujos innecesarios, al menos hasta que tengas el suficiente dinero como para poder darte esos gustos.

18. Rodéate de las personas indicadas

Para emprender tus negocios, debes saber elegir a las personas indicadas, a aquellas personas que sean expertas en temas que no domines, y que se complementen bien contigo y con los demás integrantes de tu equipo.

Si decides tener socios, busca socios que se complementen contigo, que posean recursos o conocimientos que tú no poseas, y que tengan las mismas aspiraciones de crecimiento que tú.

19. Sé perseverante

En el camino del emprendedor, haga lo que uno haga, siempre aparecerán problemas, dificultades e imprevistos.

Por lo tanto, como emprendedor debes estar preparado para sortear estos obstáculos, confiar en tu capacidad y en tus proyectos, saber que de todas maneras alcanzarás el éxito, y seguir adelante pase lo que pase.

20. Sé paciente

Y, finalmente, el último de los consejos para emprendedores, es ser paciente.

El camino del emprendedor no es un camino fácil, para recorrerlo se necesita perseverancia y paciencia. Como emprendedor debes tener paciencia en los malos momentos, pero también en los buenos.

Cuando las cosas vayan mal, si realmente confías en tu capacidad y en tus proyectos, ten paciencia y sigue adelante, sabiendo que el éxito podría aparecer en cualquier momento.

Y cuando las cosas vayan bien, ten paciencia y no fuerces las cosas, ve despacio, poco a poco, y dando pequeños pasos; pero si encuentras una buena oportunidad, recién ahí acelera la marcha y empieza con los grandes pasos.

martes, marzo 22, 2011

Las 4 reglas del marketing online

sábado, marzo 12, 2011

Ser un Yuzz

Yuzz, el programa para emprendedores de la Fundación Banesto, ha conseguido convertirse en todo un referente para un gran número de jóvenes, que han encontrado en este proyecto el impulso que necesitan para convertir su idea de negocio en una realidad empresarial. Conscientes de esta realidad, desde la Fundación Banesto acaban de anunciar que el programa Yuzz se extenderá a seis nuevas ciudades: Alicante, Murcia, León, Valladolid, Cáceres y Vilanova y la Geltru.



¿Qué significa ser un Yuzz?

Ser un Yuzz implica acceder a un trampolín desde el que poder exprimir el talento emprendedor. Supone acceder a un centro de alto rendimiento empresarial en el que se fomenta la innovación tecnológica y en el que se comparte la experiencia de empresarios de prestigio.

En este sentido, trabajar a diario en un centro Yuzz supone acceder a un gran número de ventajas. Y es que los jóvenes emprendedores seleccionados...

  • Tendrán acceso a un espacio físico para fomentar el trabajo en equipo y la inteligencia colaborativa.
  • Tendrán a su disposición tutores y expertos profesionales, que sustentarán un soporte constante y asesoramiento intensivo.
  • Accederán a seminarios con expertos emprendedores del sector de las nuevas tecnologías y la innovación; integrando también formación en materia de creación y gestión de empresas.
  • Dispondrán de todo el soporte administrativo y jurídico en el caso de que la propuesta sea susceptible de materializarse como proyecto empresarial.

  • Vía: mycomputer.com

domingo, marzo 06, 2011

Inmigrante versus emprendedor

En el Diario de Tarragona, Silvia Fornós, publica un artículo sobre los negocios de los inmigrantes en Reus (Tarragona).



Ser tu propio jefe e inmigrante es hoy en día una constante en distintos barrios de Reus, donde la proliferación de negocios ha emergido junto con el aumento progresivo de personas llegadas de otros países como Marruecos, Turquía, China o de América del Sur.
Tiendas de alimentación, bazares, restaurantes ‘Kebab’  o locutorios dibujan actualmente una parte del paisaje urbano y comercial de la capital del Baix Camp. En zonas como la calle del Vent son numerosos los bazares regentados por ciudadanos asiáticos. «Abrimos la tienda hace dos años, pero anteriormente teníamos otro negocio en otra lugar de la ciudad», explica Li, quien administra un bazar en esta calle y en cuyo cartel se puede leer en perfecto catalán Regals, Bolsos, Objectes de Decoració, una relativa lista de la cantidad de productos que llenan cada uno de los pasillos del local.

Más barato
Unas zapatillas de deporte por siete euros, unos calcetines por escasamente dos euros o un kilo  de tomates por apenas setenta céntimos, son una muestra de los exiguos precios que se pueden encontrar en estos establecimientos.
Efectivamente, la clientela acude a comprar porque los productos son algo más económicos. En el caso de establecimientos alimentarios de fruta y verdura, y que regentan en su mayoría ciudadanos magrebíes, los clientes se acercan a diario hasta el comercio porque la cesta de la compra resulta más barata para sus bolsillos, dada la coyuntura económica.
En este sentido, estos locales están ejerciendo la función de las casi desaparecidas tiendas de barrio de toda la vida. «Cuando se me acaba la fruta bajo a comprarla ya que me sale más barato y tengo la seguridad de que encontraré lo que busco», explica Rafaela, clienta habitual de este comercio situado en la calle Jurats.

Competencia y crisis
La crisis tampoco se ha olvidado de estos establecimientos. Según Mhand Loukili, propietario de un comercio de alimentación, «apenas llega a los diez euros el importe de la compra que suelen hacer los ciudadanos». Además, tal y como reconoce Li, «son muchas las personas que entran a mirar y se van sin comprar nada de nada o únicamente consumen lo imprescindible».
Por otro lado, la multiplicación de comercios de similares características en una misma zona, y a escasos metros unos de otros, ha dado lugar a una competencia mucho mayor. «Al final unos a otros nos quitamos el trabajo y esto nos perjudica a todos los comercios en general», reconoce Li. Este problema de saturación de mercado se extiende a todos los negocios, pero sobre todo a aquellos con público mayoritariamente inmigrante.
Para sobrevivir en el sector diversifican la oferta y amplían el público potencial, intentando atraer también a los ciudadanos de Reus y del resto de la provincia. «Además del típico kebab también cocinamos todo tipo de platos combinados para la gente que no le gusta el sabor exótico de nuestra comida», explica Muhamhd Ikran, empleado del Döner Kebab situado en la calle de Vent.

Negocios traspasados
Mientras que unos han decidido abrir sus propios locales, otros han optado por algunos que ya existían. Esta situación es más frecuente en la hostelería.
El traspaso de restaurantes y bares en los últimos años a personas de origen oriental ha sido también un comportamiento frecuente entre la comunidad de inmigrantes de Reus. Se calcula que en la Capital del Baix Camp hay más de 40 bares regentados por personas procedentes de China.
Estos  están repartidos principalmente por la segunda corona. Zonas como el Raval Robuster, las inmediaciones de la avenida Països Catalans, el barrio del Carme o Carrilet son donde más abundan este tipo de locales