CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

viernes, septiembre 24, 2010

Ilusión que no les falte


Trocean fruta y pelan zanahorias. Algún invitado llega de chaqueta, la deja en un rincón y se arremanga ante las tablas de cortar rebosantes de jugo de tomate. Hoy se han reunido para preparar ensaladas, pero pronto se espera de estos jóvenes emprendedores que contribuyan a la rehabilitación del tejido económico del país, un músculo deprimido a la espera de recordar cómo se camina. El evento se llama sexy salad y forma parte de los ejercicios de socialización organizados en Hub Madrid, una nave adaptada al estilo desenfadado de las oficinas de Google, que sirve de espacio de trabajo compartido para 300 emprendedores con proyectos sociales.
Ser emprendedor es una actitud. Por eso, a la pregunta de cómo se reparten las tareas en la cocina, Pablo Gavilán (29 años, fundador y director de Entrelectores, red social de recomendación de libros) responde: "En momentos como este cada uno demuestra su iniciativa". Apabullado por esa ética de la acción, el reportero se enreda y acaba abandonando la cocina tras casi arruinar con una lata de maíz un faraónico proyecto colectivo de ensalada. No todos tienen el gen.
En España hay 1.534.964 empresas en consolidación, según el último estudio del Global Entrepreneurship Monitor España (GEM), Biblia del sector. Los jóvenes son protagonistas en este ecosistema: El 17,8% de los que logran consolidar su proyecto son menores de 35 años (otro 32,6% acaba abandonando). Jesús Iglesias, 28 años, viene de Aranda de Duero (Burgos) y está montando una consultoría de desarrollo sostenible. Representa el perfil de joven tremendamente formado (astrónomo, estudios en Berkeley, trabajos en la industria aeroespacial, máster en desarrollo y sostenibilidad...) y con un proyecto innovador y social. Quiere ser su jefe porque sus proyectos le estimulan más que los que le ofrece el mercado. Solo queda lanzarlo. "En mi empresa somos 10. De momento, soy el único que se dedica a ella a tiempo completo. Hay que ir a por todas, pero con cabeza: no está la cosa como para dejar el trabajo a la primera de cambio".
Vía: El País

viernes, septiembre 17, 2010

Emprendedores para el futuro



Tres empresarios riojanos, Fernando Baroja, director general de Conservas El Cidacos; Luis Cacho, presidente de Arsys; y Carlos Eguizábal, director general de Bodegas Franco-Españolas, figuran en la selecta lista de cincuenta empresarios españoles que relatan su experiencia en el libro 'Del empresario al emprendedor', una obra apadrinada por Telefónica España con el objetivo de recoger las ideas que han inspirado estos negocios y transmitirlas a futuras generaciones.
Una iniciativa que, según relató ayer el director regional de Telefónica en La Rioja, Manuel Herrero, en la presentación de la obra, pretende ser un fondo de conocimientos y un estímulo «para impulsar la innovación empresarial», tan necesaria en estos tiempos de crisis.
Presentes también en el acto, los protagonistas riojanos relataron ante una nutrida audiencia compuesta por políticos, empresarios y ejecutivos de compañías la experiencias en sus respectivos ámbitos de actividad. Campos tan heterogéneos como el mundo de las conservas vegetales, el de Internet y el de la crianza y comercialización de vinos, pero todos marcados por una historia de éxito fraguada por una mezcla de instinto empresarial, esfuerzo e innovación.
Emilio Martínez, de Conservas El Cidacos, recordó en su exposición el tránsito experimentado por su empresa en el sector de la conserva del espárrago. Centrada en sus primeros años en el aprovechamiento del producto local, la firma supo dar el salto internacional a tiempo para situarse como una compañía líder desde sus plantas de producción en China. Hoy, sus conservas llegan a 27 países. «Hay que tener objetivos claros y afrontar las dificultades», aconsejó el empresario tras su exposición.
Sin ser tan amplia como la de la conservera, la historia de Arsys se escribe también con las letras del triunfo empresarial. En un breve repaso de la trayectoria de la tecnológica, su presidente, Luis Cacho, apuntó a la innovación que representaba el negocio y a una acertada estrategia de comunicación como las claves en las que se cimentó el meteórico ascenso de Arsys, fundada a mediados de los años 90. «Supimos transmitir al público que debía tener presencia en Internet», aseguró Cacho, quien animó a mimar desde las más tempranas etapas educativas a los jóvenes que muestren actitudes emprendedoras.
Carlos Eguizábal, director general de Franco-Españolas y anfitrión del acto de Telefónica, se refirió a un negocio que tiene en el respeto a la tradición vinícola uno de sus principales activos. Un hecho que ha sabido combinar con unas adecuadas dosis de innovación incorporando, por ejemplo, chips en las barricas para conocer al momento el estado de la crianza de sus vinos.

Vía: La Rioja.com

miércoles, septiembre 08, 2010

Los 10 errores más comunes del emprendedor






Entre los principales problemas a la hora de levantar un proyecto empresarial está la falta de ayuda, no siempre sabemos a quien pedir consejo o tenemos demasiada gente opinando, lo que puede provocar que nuestra idea no salga adelante. Es difícil encontrar un punto medio. Esto se une a que muchas veces no tenemos o no sabemos desarrollar un plan de negocio con una hoja de ruta clara de tiempos e inversión necesaria para llegar a los primeros objetivos. Es importante tener claro el máximo de puntos y confiar 100% en nuestro nuevo proyecto.
En cuanto a la financiación, lo dice Expasión y The Wall Street Journal, muchas veces asumimos que solo necesitamos el dinero para alquilar oficinas, compras equipos, llenar e inventario y conseguir que los clientes vengan a comprar, pero nos olvidamos que hay que pagar salarios, servicios públicos y otros gastos hasta que lleguemos al break even y cubramos gastos con ingresos. Y si tenemos muchos fondos disponibles hay que tener cuidado con contratar más personas de las necesarias y desperdiciar recursos valiosos en ferias, publicidad y otros.
Dentro del decálogo también destacan temas como centrarse demasiado en el producto o servicio que queremos vender y olvidarnos de las preferencias reales de nuestros consumidores reales. Pero además hay que tener cuidado de no pasar demasiado tiempo realizando ajustes que den ventaja a la competencia para robarnos clientes.
Los emprendedores, muchas veces, obviamos buscar un socio distribuidor, el cual es posible que conozca mucho mejor el mercado al que nos dirigimos que nosotros y así aprovechar un camino ya andado.
Después de esta introducción previa, este es el decálogo de errores con algunos apuntes propios:
Lanzarse solo a emprender, aunque yo no lo considero un error, depende de la dimensión del proyecto, siempre que contemos con ayuda de terceros para por ejemplo la dirección financiera.
Pedirle consejo a demasiadas personas. O también no pedir consejo a nadie, buscar ayuda y consejo siempre aporta una visión diferente que puede ayudarnos a ver que vamos por el buen camino o corregir errores antes de salir.
Dedicar demasiado tiempo al desarrollo de productos o servicios, descuidando las ventas.
Enfocar el proyecto a un mercado demasiado pequeño. Es mejor pensar en grande para tener más posibilidades abiertas con nuestro proyecto, aunque luego nos cueste llegar a todo el mercado, pero el esfuerzo de estar abierto a un mercado más grande suele ser pequeño.
Entrar en un mercado sin un socio distribuidor, siempre que exista este. Si pensamos entrar en un mercado en el que podemos contar con socios distribuidores que ya conocen clientes y nos pueden hacer crecer más rápido es muy interesante y no debemos dejar pasar esta oportunidad.
Pagar demasiado para conseguir clientes. Mide como inviertes en publicidad, eventos, … para generar imagen y captar clientes.
Conseguir poco capital para iniciar el proyecto. Aunque no siempre es necesario tanto capital como solemos pensar.
En efecto conseguir demasiado capital también puede ser un problema porque podemos no medir como gastamos nuestro dinero para emprender
No disponer de un plan de negocios, pero además creo también muy importante no olvidarnos de tener un plan de marketing, un plan financiero, un plan estratégico, … son planes que aunque no estén desarrollados en muchos folios es bueno tener creados.
Por último pensar demasiado el plan de negocios. Este punto lo veo como que no debemos perder demasiado tiempo una vez que las bases están sentadas, pues la competencia puede adelantarse si damos muchas vueltas.
No te olvides de acudir a eventos de emprendedores, no hace falta que estés en todos, pero alguno de vez en cuando no hace daño. Te aportará experiencia, contactos, … Son muchos los que puedes seguir a lo largo de un año como Iniciador, SeedRocket, First Tuesday, …
Vía: carrero.es

viernes, septiembre 03, 2010

Puede ser un buen momento para emprendedores


Fernando Zatón. Presidente de ACECAA


La crisis aún no ha terminado para el comercio, eso es lo que considera Fernando Zatón que recuerda que en estos últimos tiempos son muchos los que han echado el cierre a sus persianas. reconoce que algunos parece que están empezando a abrirse, pero «me parece que vayamos aún a peor. Me molesta decirlo pero creo que es así porque si no se crea empleo, pues difícilmente habrá dinero y, por lo tanto tampoco se podrá recuperar el consumo. Esto es una rueda y tiene que funcionar todo el engranaje».


Pese a este punto negativo Zatón también apunta que el momento actual podría ser bueno para «que la gente se arriesgase un poco y fuese emprendedora. Podrían intentar crear sus propios empleos». De todos modos argumenta que «la gente joven no parece estar por la labor porque es difícil y hay que estar muy encima». Reconoce que es así, que tener un negocio no es fácil pero él insiste en que ante la falta de empleo «es también una buena alternativa, deberían atreverse».