CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

sábado, diciembre 23, 2006

cantera de emprendedores


Cuatro equipos de alumnos de tres centros guipuzcoanos han ganado la primera fase de un programa de Diputación que fomenta la cultura innovadora.

Gafas con subtítulos para sordos, transportes no contaminantes, cuadrillas cibernéticas y pantallas táctiles con El Periódico del Futuro. Éstas son las cuatro ideas ganadoras de la primera fase de Kosmodisea, un programa impulsado por la Diputación para fomentar la cultura innovadora y el emprendizaje, y que ha contado con la participación de 1.014 alumnos de 45 centros guipuzcoanos de enseñanza. Cuatro equipos de alumnos de Educación Primaria, ESO, Bachiller y Ciclos Formativos están detrás de cada idea ganadora. Son sólo una muestra de la cantera de emprendedores de Gipuzkoa. Los colegios San Benito Ikastola de Lazkao, Arizmendi Ikastola de Eskoriatza -que ha ganado tanto en ESO como en Bachiller- y el centro Ceinpro de Donostia han salido vencedores de la Tormenta de Ideas en la que se basaba la primera fase de Kosmodisea.

Los centros escolares desarrollarán ahora esas ideas a través del vídeo, el audio y la escritura. «El objetivo es que los alumnos emprendan usando las TICs, y luego colgándolas en la web», explican los impulsores de Kosmodisea, programa que empieza ahora su segunda fase y que se espera que concluya a finales de abril. Beñat y Ane apenas tienen doce años pero defienden con soltura su idea ganadora. Ambos hablan en representación de los 19 alumnos de 6º de San Benito Ikastola que han apostado en su proyecto por el empleo de coches no contaminantes. «Los coches consumen y contaminan mucho, así que nuestra idea era la de usar el transporte público», explica Ane, quien reconoce que en el grupo «surgieron, antes que ésa, muchísimas ideas». «Se trata de no ir a la ikastola en el coche, sino andando», añade Beñat.

Los alumnos de San Benito Ikastola de Lazkao arroparon su idea ganadora con un bertso: «Kea, hautsa zaborra ere/denak dira gaur aipagai/ inork es dugu bere arduran/ horrelakoxe ezer nahi/ horrexegatik gaurko honetan/ ardura hauxe dugu bai/ natura zaindu beharra dugu/ hau konpontzeko nolahai».La ikastola Arizmendi, de Eskoriatza, ganó la Tormenta de Ideas por duplicado, tanto en ESO como en Bachiller. «Nos apuntamos al proyecto porque nos pareció interesante, y cada grupo mandó un montón de ideas», explica Idoia, estudiante de Primero de ESO que ideó la mejor propuesta junto a Naroa, Iratxe, Jokin, Andoni y Danel. «Nuestra idea consiste en pedir los correos electrónicos de la gente que vive fuera para formar una especie de cuadrilla internacional», comenta Idoia.Iñaki, Irene, Leire, Olatz y Alasne son Los freakies. Así se ha bautizado este grupo de Bachiller de la ikastola Arizmendi que ha ganado el premio a la mejor idea gracias a El Periódico del Futuro. O lo que es lo mismo: «una pantalla táctil que se podría llevar en el bolso o en el bolsillo, y donde la gente actualizaría por internet las noticias que ocurren en el mundo. La gente consultaría las noticias cuando quisiera, y sin gastar papel», destaca Iñaki.

Vía: Diario Vasco; blogalaxia,tags: jovenes emprendedores
asociado a...mundo empresarial (Blog de blogs)

jueves, diciembre 14, 2006

Lo peor de todo es el tema burocrático


Álvaro Tarela, Alejando Rivas y Víctor López son los socios fundadores de la empresa AVA Soluciones Tecnológicas, que fue creada hace tres años al amparo del programa de apoyo a emprendedores de la Universidade de Santiago. Los tres estudiaron Física en la USC y se lanzaron a la aventura empresarial casi al mismo tiempo que terminaban su carrera. Para Álvaro Tarela es fundamental que «cada uno tenga su papel en la empresa; la unión de los tres es lo que hace que ésta funcione. Es fundamental ser amigos y tener confianza en los compañeros». Por su experiencia, «al principio, lo peor fue el papeleo; el entramado burocrático es muy complicado». También la parte económica suele ser un problema importante, pero «ahora hay muchas ayudas: Igape, Promoción Económica y Universidade». La ayuda prestada por el equipo de la USC a emprendedores resultó ser fundamental para sacar adelante los primeros meses de trabajo, «la ayuda en gestión, contabilidad, nóminas... Una serie de cosas que te restan tiempo para el trabajo real de la empresa». «Cuando empiezas sólo tienes una idea y quieres abarcar todo, pero es necesario especializarse; al principio intentamos abarcar todo y coger todo, pero ahora, con el tiempo, aprendes que debes seleccionar y especializarte». El año que viene, la empresa abandonará la nave de Uninova y se trasladará fuera de Santiago, dado el elevado precio del suelo industrial en la ciudad.
Vía: La Voz de Galicia; blogalaxia,tags:
asociado a ...mundo empresarial

martes, diciembre 12, 2006

Niños con ideas que valen millones

Una nueva generación de empresarios precoces ha emergido en el mercado estadounidense: miden poco más de un metro y no tienen edad para conducir, pero han conseguido que sus inventos facturen miles de dólares al año.

Jasmine Lawrence es, a sus 15 años, una de las mejores representantes de esta nueva clase de niños emprendedores que ha decidido dedicar sus esfuerzos, antes centrados a vender limonada o cuidar a niños más pequeños, a negocios más lucrativos.
Bajo el lema "joven y consiguiéndolo", esta adolescente afroamericana dirige Eden Bodyworks LLC, una pequeña compañía dedicada a la elaboración de productos naturales de belleza, que fundó con sólo 13 años.
Según cuenta en su página web, la idea surgió de una necesidad personal.
Jasmine, cansada de productos químicos que dañaban su pelo, decidió aprovechar sus conocimientos de sustancias naturales para crear un producto que cuidara su cabello.
Y tras asistir a un campamento de introducción al mundo de los negocios orientado a los niños fue cuando decidió dar el salto.
"Ellos me motivaron", admite la joven en su sitio de internet.
Con una inversión inicial de 2.000 dólares para comprar aceite, botes de plástico y el resto de materiales, Jasmine convirtió su dormitorio en la factoría de su empresa, donde fabricaba un único producto que vendía en pequeños establecimientos de Williamstown (Nueva Jersey).
Gracias al boca a boca, el éxito no tardó en llegar.
En la actualidad, ofrece siete productos y llega a ocho estados, por lo que Jasmine se ha visto obligada a ampliar su fábrica y trasladarla al garaje de su casa.
El año pasado, la joven empresaria obtuvo unos ingresos de 15.000 dólares, de los que casi el 60% fueron beneficios, y se encuentra a punto de firmar un contrato de distribución con Wal-Mart, la mayor cadena de grandes superficies comerciales del país.
Juguetes para el hospital

Spencer Whale es otro ejemplo de precocidad. A la tierna edad de seis años inventó un útil juguete que sirve para que los niños puedan hacer más llevadera su estancia en el hospital y que los padres y enfermeras no tengan que correr por los pasillos sujetando los aparatosos sueros intravenosos.
Su idea, el KidCare Riding Car, un colorido coche de pedales que además sirve de base para portar aparejos médicos, gano un concurso y poco después este joven de Pittsburg, que ahora cuenta con 14 años, vendió su licencia a una empresa para que lo fabricase a gran escala.
Fue un largo proceso que no resultó fácil, pero en la actualidad su invento es uno de los juguetes más populares de las plantas de medicina infantil de cientos de hospitales en EEUU.
Precisamente la dificultad que tienen estos pequeños genios para dar a una salida comercial a sus creaciones llevó a Norm Goldstein a crear 'By Kids For Kids' (De niños para niños), una empresa que ayuda a los niños a lanzar sus productos al mercado.

"Existen muchas competiciones donde se muestran los inventos de los niños, pero no hay un acercamiento empresarial que apueste por la investigación, desarrollo y comercialización de las ideas que proponen", señala Goldstein en su página web.
El propio empresario vivió en sus carnes este desinterés de las compañías cuando su hija, Cassidy, a los 11 años, inventó un soporte para pintar con pinturas de cera y evitar que estas mancharan o se rompieran.
Bajo la premisa de dar una oportunidad a los niños, Goldstein fundó su empresa, que invierte hasta 40.000 dólares en cada proyecto y que proporciona a los niños asesoría jurídica y elementos de promoción.
A cambio del reparto a partes iguales de las ganancias que genera el invento, los jóvenes creadores se benefician de los acuerdos de fabricación que 'By Kids For Kids' tiene con grandes casas de juguetes, como Mattel.
Vía: El Mundo;

domingo, diciembre 10, 2006

Una empresa en mi escuela


Empieza la segunda edición de "Una empresa en mi escuela", promovida por AJE, que pretende inculcar desde la educación Primaria "la cultura emprendedora".

Nuevo curso, nuevas y más jóvenes -jovencísimas- empresas. Muchos repiten la experiencia, unos porque les ilusionó crear su primera cooperativa con sólo 10 años, porque fueron "importantes" en su curso de 5º de Primaria, mientras "también" aprendían cosas nuevas, y otros porque aquello les permitió conocer "en persona" al alcalde, salir del colegio para ir a la central de Ibercaja a abrir una cuenta -lo nunca visto para ellos- o aparecer en el periódico "con foto". Como un juego. Esa es la pretensión de los impulsores del programa "Una empresa en mi escuela", que este año ha retomado en solitario el proyecto de la mano privada de los Jóvenes Empresarios de AJE con la intención de empezar a inculcar en los más pequeños la cultura emprendedora, cruzando su trabajo con otras materias, como las matemáticas (en la elaboración de los presupuestos), la gramática (utilizada en los informes) o las ciencias (en el desarrollo de productos).Mientras las Administraciones -desde las europeas hasta las locales- reconocen unánimemente la acuciante necesidad de crear emprendedores en la era postindustrial, AJE decidió el año pasado dejar de observar y ponerse manos a la obra, empezando desde abajo para que después haya gente "ahí arriba". Este año multiplican los recursos para extender a cuatro clases (tres de 6º y una de 5º) la experiencia de creación de una empresa. Pasarán de 25 a cien alumnos, y de una a cuatro profesores que tutelarán las operaciones hasta junio. "Este año será más emocionante porque tendremos competencia", testifica una alumna de 6º, que tendrá la oportunidad de conocer el concepto de "sinergias" que se aplicará entre las cuatro.El éxito de la prueba piloto realizada el año pasado en el colegio de Agustinos (el centro en el que estudió el responsable de AJE, Antonio Rébola) con los de 5º ha obligado a los organizadores a repetir este reto pedagógico que tan buen sabor de boca les dejó, pese a la resistencia inicial de algunos padres.Una de las novedades de esta nueva convocatoria se reveló al principio, en septiembre, cuando las candidaturas a las respectivas Presidencias de las empresas aumentaron, a diferencia de lo que ocurrió el año pasado. "Ante la propuesta que exigía un proceso democrático, hecha por uno de ellos, todos se pusieron en marcha y celebraron elecciones", dice Mario Moreno, coordinador del programa de AJE. Caramelos patrocinados por los aspirantes (se sospecha que con alguna ayuda) y hasta camisetas propongandísticas firmaron el veredicto en cada una de las cuatro clases. Una de las revelaciones fue la confianza que despertaron las chicas para dirigir los proyectos: las Presidencias se repartieron al 50 % por sexos, mientras que tres de las cuatro vicepresidencias recayeron en mujeres. El fenómeno provocó alguna tímida protesta masculina.

Vía: Heraldo de Aragón: blogalaxia,tags: escuela

domingo, diciembre 03, 2006

El reto de trabajar sin jefe


Hace diez años, casi nadie se planteaba la posibilidad de crear su propio puesto de trabajo, pero ahora son muchos los jóvenes y no tan jóvenes que se plantean la opción de vivir sin jefe. Los emprendedores, desde los que crean su propio empleo a los que consiguen poner en marcha negocios que dan trabajo a otras personas, representan, más allá de una moda, un cambio social de calado en nuestro país. Esta afirmación, realizada por el director de la revista Emprendedores, Alejandro Vesga, queda plenamente refrendada por el balance, muy positivo, de las jornadas transnacionales para la creación de empresas que ha desarrollado durante el jueves y el viernes el Ayuntamiento de Segovia y en las que han participado alrededor de dos centenares de personas. El concejal de Empleo, Javier Arranz, que ayer presentó las conclusiones de este encuentro, apuntó que éstas han sido “de las mejores jornadas de emprendedores que se han celebrado en Segovia, no sólo por la elevada participación, sino también por la calidad de los ponentes, tanto llegados de fuera como segovianos, ya que hemos contado con representantes de empresas como Ontex y Dibaq”. Las conclusiones destacan además la importancia de la participación de los socios del proyecto europeo E=MC5 (enterpreneurship is making connection5), como son los representantes de la Agencia de Desarrollo de Holanda Oriental, con sede en la localidad holandesa de Arnhem; de Inholland University, también de Holanda; de la Cámara de Comercio e Industria de Grenoble (Francia) y el Patronato Municipal de Promoción Económica del Ayuntamiento de Cuenca. Javier Arranz estuvo acompañado en su comparecencia ante los medios por dos de los ponentes de las jornadas, el restaurador Mario Sandoval y el director de Emprendedores, Alejandro Vesga, quien comentó que con su intervención, “quiero sobre todo animar a los jóvenes a emprender, que sepan que hoy en día uno de cada cinco o seis españoles no tiene jefe y que es un objetivo al alcance de cualquiera”. Vesga explicó que las mayores trabas a la hora de poner en marcha un negocio propio “las pone la propia familia, los padres o la pareja, que preferirían un trabajo más seguro; luego lo peor es la falta de financiación para comenzar”. En cuanto a las principales causas de fracaso de una nueva empresa, el director de Emprendedores apuntó la falta de formación; “es un tema en que se está trabajando, pero aún falta por avanzar”, apostilló. Para el cocinero y empresario Mario Sandoval, el “gran reto a la hora de poner en marcha un negocio es perder el miedo a que la sociedad no te admita y a que tu proyecto sea en vano; también es fundamental para que el proyecto salga adelante ser capaz de pasarlo bien y de mantener la ilusión y la pasión que tienes al principio”. En cuanto a la conferencia que impartió a los jóvenes emprendedores asistentes al curso, Sandoval se centró en tres aspectos de su vida como cocinero, “la evolución del negocio familiar, la creación de un nuevo establecimiento de comida rápida, pero sana, y la llegada a la hostelería de los cambios y las nuevas tecnologías, con la presentación de una carta de vinos digital”.
Tres ejemplosParalelamente al desarrollo de las charlas y mesas redondas que han integrado el programa de estas jornadas de creación de empresas, algunos emprendedores segovianos han querido compartir con los participantes, fundamentalmente jóvenes, sus experiencias. Es el caso de la asociación Paladio Arte y la compañía de Teatro Paladio, formadas por personas con discapacidad, que tras varios años de formación continuada tienen montados ocho espectáculos, además de participar en anuncios y series de televisión. La Guardería Patucos, en La Albuera, ofrece un completo servicio de atención a los niños, con talleres, organización de fiestas de cumpleaños y canguros, además de la actividad normal de una guardería. Además, Raúl Rodríguez presentó Lluviacaballo, que crea cine, televisión, publicidad, fotografía y libros.
Vía: El Adelanto. Segovia; blogalaxia,tags: jefes technrorati,tag:empresas
más en...mundo empresarial (Blog de blogs)