CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

lunes, noviembre 11, 2013

Emprendedores en el cementerio

Todos los años en octubre, especialmente en vísperas del 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, se multiplican las visitas a los cementerios para limpiar y colocar flores en las tumbas de los seres queridos. Pero desde 2011 son cada vez más quienes se ven liberados de tales tareas, a veces duras y penosas, porque los profesionales de Eternalia hacen el trabajo por ellos. La limpieza de lápidas se ha convertido, así, en una buena opción de negocio para decenas de emprendedores.


La idea partió de  Juan Pedro Mellinas, un emprendedor murciano que hace tres años, tras un tiempo en el paro, vio una oportunidad en esta actividad, que principalmente se desarrollaba en el entorno de la economía sumergida en España.Mellinas observó cómo tenía un alto nivel de profesionalización en otros países de nuestro entorno europeo y decidió orientar el negocio por esta vía.
La mayor parte de los clientes de Eternalia tienen edades superiores a los sesenta años y dificultades para realizar las tareas de limpieza en el cementerio, que no suelen ser fáciles. Muchas veces no son ellos los que contactan con Eternalia, sino sus hijos, que de esta forman evitan hacerse cargo de dicho cometido, que sus padres les han encargado.
También hay personas que viven a cientos de kilómetros del cementerio donde se encuentran enterrados sus seres queridos, lo que hace muy difícil atender a sus cuidados. Por ello, encuentran en Eternalia una solución adecuada a su problema, ya que, de no ser así, la mayor parte de las veces deriva en un triste escenario de tumbas abandonadas durante años.

Diferentes servicios y precios
Cada vez que los profesionales de Eternalia realizan una limpieza, envían al cliente una fotografía del resultado de su trabajo, de forma que dicho cliente puede comprobar que efectivamente el servicio por el que ha pagado se ha llevado a cabo eficazmente.

os precios dependen del tamaño del enterramiento y del número de limpiezas al año que se encarguen. Un mantenimiento mínimo suele rondar los cien euros anuales, que es lo que cuesta la limpieza de un panteón dos veces al año o de una tumba de suelo cuatro veces, también anualmente. Y si el cliente, además, desea colocar unas flores a su ser querido, Eternalia le ofrece esta opción con diferentes variedades y precios.
Cuando en 2011 Juan Pedro Mellinas creó Eternalia, apenas existían iniciativas de este tipo en España. Pero ahora hay varias empresas de mantenimiento de lápidas y tumbas, además de quienes siguen haciendo estas tareas en la economía sumergida. La popularización de estos servicios también ha propiciado el crecimiento de Eternalia a través del sistema de franquicias, con la apertura de once delegaciones en diferentes provincias de España sólo durante el presente 2013.