CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

viernes, abril 05, 2013

Visado para emprendedores


Desde esta semana ya está disponible en Canadá la 'start-up visa', o 'visado para emprendedores', con el que el Gobierno del país norteamericano quiere atraer a empresarios extranjeros. En concreto, pretende que entre inversores y mentores se genere el caldo de cultivo perfecto para generar nuevas empresas, especialmente en lo referido al campo de las nuevas tecnologías.
De esta manera, Canadá se une a otros países que han apostado por la misma medida, como Reino Unido, Chile o Singapur. El objetivo es que las nuevas empresas creen empleos y estimulen el crecimiento económico. "La innovación y el espíritu emprendedor son factores esenciales de la economía canadiense", aseguró Jason Kenney, ministro de Ciudadanía e Inmigración.
Para optar al visado, el emprendedor debe contar con el apoyo financiero de un grupo de inversores canadienses, o de un grupo de capital riesgo, según el Toronto Star. En concreto, deben disponer de una financiación de al menos 200.000 dólares si los aporta una firma de capital riesgo, o de 75.000 dólares si son de un Business Angel canadiense.

2.750 visados

Asimismo, es necesario dominar la lengua y poseer una titulación mínima. El proyecto contará con una duración inicial de cinco años, en los que se entregarán 2.750 visados para emprendedores y sus familias.
El programa ha sido acogido con expectación por los inversores canadienses. Así, Michael Donahue, vicepresidente de la Asociación Canadiense de Incubación de Empresas aseguró que la medida debería traducirse en grandes sumas de dinero para la economía.
En la misma línea, Boris Wertz, fundador de Version One Ventures, defendió que "el nuevo programa de visas ayudará a construir una industria tecnológica aún más competitiva". El caso de Wertz es especialmente destacado, ya que financió la puesta en marcha de summify.com, una empresa creada por dos empresarios rumanos que llegaron a Canadá en 2010, y que fue vendida a Twitter por una cantidad no revelada. Fuente: el economista