CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

viernes, enero 11, 2008

Emprendedores con red


María Teresa Ulloa es dueña de una inmobiliaria y Belén Mosquera confecciona trajes de novia y de fiesta a medida para sus clientas. Sus empresas tienen algo en común: se crearon al amparo del programa Equal Compostela Social, un proyecto con un 75% de fondos europeos de apoyo a sectores desfavorecidos, en el que se han invertido a lo largo de dos años 1.130.000 euros para la creación de empresas. Además de ayudas económicas de hasta 4.800 euros, las personas aceptadas en el programa dentro de Santiago y los ayuntamientos de la Mancomunidad (Ames, Brión, Boqueixón, Teo, Val do Dubra y Vedra) se beneficiaron de un programa de formación empresarial y de un sistema de tutorización tras la puesta en marcha del negocio.


El taller y tienda de moda de Belén Mosquera fue la primera empresa que echó a andar. "En realidad, fui por el asesoramiento", dice esta empresaria, "ya que las ayudas para mi tipo de empresa son anecdóticas". Mosquera tenía en mente desde hacía mucho tiempo montar su propia compañía. Llevaba 14 años en el sector, pero le apetecía hacer "algo más personal, más enriquecedor".
El programa estuvo dirigido a mujeres y sectores desfavorecidos, como menores de 30 años, emigrantes o parados de larga duración. Durante los cursos, un equipo de economistas, abogados y pedagogos les ayudaron a dar forma a sus ideas. Breixo, de 26 años, dueño junto con otro socio de una joyería artesana en Santiago, se enteró por una amiga de la existencia del programa. "La ayuda económica está bastante bien cuando uno empieza", opina el joven. Llevaba dos años pensando en crear la empresa pero no era consciente de los escollos que conllevaba. "En la formación te asesoran, te comentan la realidad... te preparan para la selva que hay ahí fuera", asegura, después de haber tenido que asimilar innumerables gastos y el papeleo que requiere la puesta en marcha de un negocio.
Estos nuevos empresarios, de los cuales un 70% son mujeres, tienen la buena disposición de quien se embarca en un nuevo proyecto. Por ello, ahora que termina la tutorización prevista por el programa Equal, están trabajando en la creación de una red de cooperación interna, que llamarán En-Rede.
Por el momento, se han unido a esta iniciativa 40 de las 62 empresas creadas. La interiorista Eva López, que ha abierto un estudio en Ames, es la portavoz de esta red. "La intención es seguir en contacto, compartir información y ayudar a las nuevas empresas", explica, porque "aunque lo pinten muy bonito, es muy difícil crear una empresa". A lo largo de los últimos meses, se han creado un total de 62 empresas. Xosé Manuel Iglesias, concejal de Promoción Económica, se muestra satisfecho de que, por ahora, no haya cerrado ninguna de ellas, "ya que los dos primeros años son los más difíciles".
Ahora serán ellos quienes ofrezcan su experiencia a los emprendedores primerizos. "Nos daba cierta confianza la tutorización", reconoce María Teresa Ulloa, dueña de una inmobiliaria especializada en rehabilitación
Además, En-rede piensa realizar en común ofertas a los consumidores. Yendo a un establecimiento, el cliente conseguirá ofertas que podrá aprovechar para consumir en otro negocio perteneciente a la red. "Es todo beneficio para nosotros y para el cliente", apunta Eva, defensora de empresas como la suya, que proponen productos "más personalizados".
Ahora que el proyecto Equal ha llegado a su fin, el Ayuntamiento de Santiago se plantea entrar en otro programa europeo, llamado Progress (2007-2013). Según explica Iglesias, éste no tiene como objetivo crear directamente las empresas, sino "promover la cultura emprendedora" formando a personas que dinamicen el sector empresarial.

Vía: El País
blogalaxia,tag: emprendedores