CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

jueves, octubre 26, 2006

Entrevista a una emprendedora

ICAR Vision es una empresa que innova en el campo de la visión por computador. Sus productos van destinados a la automatización de la toma de datos y la gestión de información en hoteles, casinos y muchas otras empresas. Un trabajo en el que la innovación y el desarrollo son vitales.


¿En qué consiste la tecnología que desarrolláis en ICAR Vision?

Nosotros somos especialistas en lectura de documentos mediante visión por computador: consiste en leer los documentos mediante tecnología OCR (Optical Character Recognition), para después interpretarlo y pasar los datos relevantes al sistema de gestión propio de la empresa. Desde el inicio de la empresa, nos hemos especializado en la lectura de documentos de identificación. Esto quiere decir que nosotros, allí donde se ha de mostrar un DNI, un pasaporte o un carné de conducir, proporcionamos un dispositivo propio, que se llama IcarBox 240B, con una cámara digital en su interior, más un software propio, que interpreta el documento, y pasa la información al sistema de gestión propio del cliente. Esto tiene una ejemplo práctico en el caso de los hoteles: al llegar se debe mostrar el DNI para que recojan los datos o, incluso, pueden quedarse el pasaporte un día, lo que hace este proceso muy lento; nuestro sistema lo agiliza y, en dos segundos, ya obtiene los datos necesarios. Evita tiempo y evita errores. Éste es el producto principal, porque somos especialistas en la lectura automática de documentos, y como la tecnología es absolutamente nuestra, podemos externalizarla a otros documentos y a otros proyectos. En uno de vuestros proyectos, para el casino de Peralada, también incluíais un programa para el reconocimiento de caras...Es que el producto se crea a raíz de una propuesta del grup Peralada. Icar Vision nace como spin off del Centro de Visión por Computador, dentro de la Universidad Autónoma de Barcelona, y lo que hace es unir las necesidades de las empresas con la tecnología que desarrollan las universidades. En el año 1987, el grup Peralada se puso en contacto para intentar buscar una solución a un problema concreto: en las entradas se formaban colas y querían agilizar el proceso de la toma de datos. Los casinos, en la entrada, cuentan con gente que toman los datos que a la vez son buenos fisonomistas y detallan rápidamente los rasgos de la persona, para identificarla por cuestiones de seguridad. Llegaron a nosotros para encontrar una solución para agilizar este proceso y para ellos diseñamos un sistema con una pantalla táctil en la que se pueden elegir los rasgos de la persona de forma ágil. Esto se complementaba con el sistema de introducción de datos del DNI, y entraba a formar parte de la misma ficha. Estos dos procesos, en la actualidad, se traducen en dos programas diferentes: por un lado, Icar (el sistema de lectura de documentos) y Argos (el de fisonomía). A partir de este proyecto, el grupo Peralada, que quedó contento con el producto, nos propuso crear la empresa, Icar Vision, junto con los tres socios fundadores de entonces, en 2002. Desde los inicios, lo que hemos hecho ha sido evolucionar tanto en ventas como en productos. Por el momento, el sistema de lectura de documentos tiene mucha más salida comercial que el producto fisonómico, que está hecho sólo a la medida de los casinos.

¿Cuál es vuestra situación como empresa y como producto en el mercado actual?

En el mercado español, somos líderes a nivel de ventas y de tecnología; hay pocas empresas que hagan lo mismo, y como nosotros ya llevamos muchos años desarrollando estos productos hemos conseguido más fiabilidad, porque somos capaces de leer más documentos y en peores condiciones. Por ejemplo, los DNI suelen tener unas buenas condiciones, pero hay documentos como el antiguo permiso de conducir o el pasaporte que son de cartón y se deterioran fácilmente. El hecho de estar vinculados al Centre de Visió per Computador, y llevar tantos años investigando, ha hecho posible contar con una tecnología muy buena, por eso, a nivel de fiabilidad somos los mejores. A nivel internacional, hay empresas norteamericanas, inglesas y suecas, pero son grandes multinacionales y no tratan de forma especializada los documentos de ámbito español, por eso, estamos muy bien situados en el país, porque damos prioridad a estos documentos y, además, leemos los de más de cien países. Tenemos una base muy amplia debido a la experiencia en este campo. En el ámbito de los hoteles, trabajáis también con Sol Meliá, ¿es sólo en España? Trabajan con nuestra tecnología aquí en España y en algunos hoteles de Sudamérica. Lo tienen implantado en aquellos centros más avanzados tecnológicamente y de mayor superficie, y se está trabajando en una licencia corporativa para implantarlo a nivel mundial. Igualmente, trabajamos en el campo del control de accesos, que es nuestro segundo canal de ventas. En este último, lo importante no es poder leer una gran cantidad de documentos, sino hacerlo rápido, como ocurre en ferias o congresos, donde la mayoría de documentos serán españoles, pero en los que se forman grandes colas. En cambio, en los hoteles es necesaria la capacidad de interpretar una gran variedad de documentos.Cuando creasteis la empresa, ¿qué oportunidades visteis en el mercado que os llevaron a emprender este proyecto?En el momento de crear la empresa prácticamente no existía la competencia en España; por otra parte, tuvimos la gran suerte de encontrar un distribuidor muy especializado en el ámbito hotelero que vio rápidamente las posibilidades, y el campo de los casinos y el hotelero fueron el soporte que nos dio confianza para crear la empresa.

¿Quiénes son vuestros clientes?

Clientes finales hay muchos, sería imposible enumerarlos; de entre los grandes citaríamos “la Caixa” (en su sede central en Diagonal dispone de nuestros productos), el Grup Peralada, El Corte Inglés, Sol Meliá, Torres de Álava, el Gobierno Vasco, algunos departamentos de la Generalitat (Agricultura, Justicia, Política Territorial), etc., todo esto a nivel de instalaciones finales; entre nuestros distribuidores, uno de los más importantes es Dorlet (en el ámbito del control de acceso, utilizan nuestro producto cuando implantan un sistema de seguridad en las empresas con las que trabajan); Inhova, que es el distribuidor hotelero al que me refería antes, Informática El Corte Inglés, como distribuidor más generalista o, incluso, Fujitsu, que tiene incorporado uno de nuestros escáners en algunos de sus productos.¿ICAR se centra más en el software?Sí, lo que pasa es que, en un momento dado, diseñamos nuestro propio dispositivo porque los escáneres tradicionales eran muy lentos. Si queríamos sustituir la toma manual de los datos por una máquina no podíamos hacerlo por una que leyese los documentos de forma lenta. En la actualidad, estamos trabajando en una máquina con triple iluminación que chequeará el DNI y sus marcas de seguridad no visibles, y, seguramente, saldrá antes de verano.¿Qué otros proyectos tenéis en la actualidad? Otra de nuestras ramas de negocio más importantes es la que trata otros documentos identificativos. Nuestro software es tan robusto que nos permite leer documentos más complicados que una simple hoja en blanco con letras negras, sino otros documentos que se deterioran fácilmente y son más difíciles de leer. Estos siete años de experiencia nos han llevado a leer documentos cada vez más difíciles. Ahora, estamos trabajando con APPLUS, que está incorporando en sus estaciones de Itv nuestros sistemas para leer el permiso de circulación del vehículo (una ficha impresa, que tiene unas muescas que lo atraviesan). Antes probó con un sistema de OCR generalista que no les dio los resultados deseados (era lento y generaba largas colas), sólo un 50% de efectividad; mientras que nosotros, en la primera versión, le ofrecíamos casi un 100% de fiabilidad y, en poco tiempo, conseguimos un producto personalizado totalmente seguro. Es nuestra experiencia en documentación la que nos ha llevado a trabajar con otra clase de registros, con documentos más complicados. Y, en breve, saldrá un lector de formularios, de encuestas de satisfacción, exámenes tipo test, etc; hay más empresas que trabajan con OCR, pero son multinacionales y sus productos no son tan flexibles como los de Icar Vision.Entonces, la personalización de vuestros productos es un aspecto positivo...Sí, destacaría dos cosas de nuestra tecnología: la fiabilidad y experiencia en documentos difíciles y la total adaptabilidad a las necesidades concretas de nuestros clientes. Adaptamos el software a cada empresa.

¿Cómo valoraríais la colaboración de “la Caixa” en vuestro proyecto?

La valoración es muy positiva. Su incorporación se remonta a aún no hace un año, y eso que éramos una de las empresas en las que ha invertido donde el producto estaba más avanzado. Otras empresas con las que colabora tal vez estaban en una fase inicial, mientras que la nuestra estaba más consolidada. A pesar de ello, nos ha aportado una visión externa más generalista, y nos ha ayudado a ver cuál es el momento en el que necesitábamos crecer. Ayuda a guiar el camino de aquellas empresas donde invierte. ¿Qué aspectos positivos y/o dificultades habéis encontrado en vuestra trayectoria?El volumen de papel es algo que preocupa a muchas empresas, y se está intentando eliminar en favor de los archivos electrónicos: este es para nosotros un ámbito muy interesante porque nuestra tecnología es muy buena y contamos con un buen equipo de I+D. La problemática actual es que estamos creciendo considerablemente pero no podemos crecer más: tenemos muchos proyectos y nos hace falta más gente para expandirnos, no sólo a nivel de I+D, sino también comercial, porque tenemos más acciones de las que podemos abarcar; si no resolvemos esta situación sería como “morir de éxito” en el mejor momento. Entonces, ¿una de las dificultades es encontrar profesionales con un alto nivel?Sí, no sólo con un alto nivel profesional, sino también con un alto grado de especialización. Todo nuestro equipo de I+D son ingenieros informáticos con un máster en Visión por Computador y dominan completamente esta tecnología. A nivel tecnológico buscamos perfiles parecidos, y quizás nos plantearíamos alguna adquisición a nivel de hardware. Ahora estamos en un punto en el que debemos plantearnos hacer estas incorporaciones.

¿Qué valoración harías del camino que habéis hecho hasta ahora?

En un principio, y para abrir mercado, no disponíamos de una política de precios clara, pero tras trabajar con partners a nivel de distribución, Inhova y Dorlet, esto cambió. A partir de entonces comenzamos con la venta directa a distribuidor, algo que hizo más simple el tema de la inversión, que es uno de los problemas de muchas pequeñas empresas cuando aún no dan beneficios y deben buscar subvenciones, etc. Justo en el momento en el que llegamos a un punto de equilibrio entró La Caixa, que coincidió con mi incorporación, y se definieron las líneas de actuación: se profesionalizó todo, ya no vendemos directamente a clientes finales sino a través de distribuidores, tenemos una política de precios definida, unos presupuestos cerrados, acciones publicitarias concretas, etc.Como empresa, ¿os definís como un caso paradigmático o creéis que las circunstancias han facilitado vuestro camino?No podemos obviar el factor suerte pero la verdad es que el producto es realmente bueno, y sin un producto bueno no se puede hacer nada. Hemos encontrado facilidades, pero sin nuestro producto no sería posible, porque, cada día, se trabaja para mejorarlo.

¿El I+D es una de las bases de la empresa?

Diría que es la base principal, casi el 100% de la parte técnica. Cada proyecto que realizamos necesita un desarrollo, aunque sólo sea mejorar un producto existente, necesitamos I+D. Es lo que mantiene viva la empresa.

Vía: emprendedor XXI; blogalaxia,tag: