CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

viernes, enero 20, 2006

caramelos que te entonan

Un hostelero de San Sebastián, España, ha conseguido idear la fórmula para elaborar los primeros caramelos de gin-tonic del mundo, que serán comercializados próximamente a través de internet.

Un hostelero de San Sebastián, España, ha conseguido idear la fórmula para elaborar los primeros caramelos de gin-tonic del mundo, que serán comercializados próximamente a través de internet.Paul Bordonaba, padre de esta receta secreta, explicó el laborioso proceso de creación de estos dulces, que incluyó numerosos intentos infructuosos que dieron como único resultado el achicharramiento de varias cazuelas.Estas golosinas sin azúcar son de color blanco, tienen forma de cubito de hielo, se distribuyen por parejas en paquetes transparentes y se comercializarán en breve a través de la web (http://bordonaba.com), donde ya se han repartido los primeros caramelos entre sus clientes.Desde el principio, Bordonaba no cejó en su empeño de elaborar los primeros caramelos de gin-tonic del planeta e inició sus investigaciones en el extenso mundo de las golosinas.Recordó que todo comenzó un buen día a finales del 2004 cuando estaba en la barra del bar El Museo del Whisky, que administra en esta ciudad junto a su hermana Betty.Un cliente pidió el famoso combinado de tónica y ginebra, lo revolvió con una paleta de dulce y después se lo metió en la boca para saborearlo, proceso que sirvió de inspiración para este hostelero que automáticamente preguntó en voz alta si existían los caramelos de gin-tonic."Menuda tontería", fue la respuesta que obtuvo Bordonaba, quien hizo caso omiso a los comentarios e inició su proceso creativo que recogió paso por paso en un cuaderno al que, según dijo, ya no le quedan hojas.El experimento tuvo unos orígenes un tanto rudimentarios, aunque Bordonaba lo perfeccionó paulatinamente gracias a las indicaciones que recibió también de la empresa de dulces Reineta."Ellos me recomendaron que untara el fondo de las cazuelas con limón" para evitar que se pegara el dulce, relató este emprendedor, que descubrió poco a poco otros pasos necesarios como incorporar a la mezcla raíces de naranja o elaborar por separado una esencia.Finalmente, Bordonaba consiguió su objetivo y se dirigió a la compañía Reineta, donde encargó 100 kilos de caramelos, a los que se suma ahora un segundo pedido de 315.
Vía:economista.com.mx; blogalaxia,tags: