CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

jueves, noviembre 29, 2012

Decálogo del buen emprendedor en franquicias

El actual escenario económico ha llevado a muchos emprendedores a buscar nuevas alternativas profesionales, situando a la franquicia como una de las fórmulas de autoempleo más seguras en estos momentos de incertidumbre empresarial.


Esta tendencia ha influido directamente en el incremento de candidatos en búsqueda de un negocio propio, obligando a las enseñas a mejorar sus procesos selectivos y enfocarlos a encontrar una mayor cualificación en el perfil gestor del potencial franquiciado.
Asimismo, el franquiciado debe tener en cuenta una serie de premisas antes de adquirir una franquicia, para ello mundoFranquicia consulting, como consultora especializada, ha elaborado el Decálogo del buen emprendedor en franquicia:
  1. Conocer las peculiaridades de un acuerdo de franquicia: adquirir la condición de empresario franquiciado exige un conocimiento previo de las características de este tipo de relación comercial y de las obligaciones que representa en la explotación y gestión de un nuevo negocio.
  2. Evaluar previamente sus cualidades y aptitudes: todo empresario que se plantee la franquicia como sistema para la creación y puesta en marcha de un nuevo negocio tiene que autoanalizar sus aptitudes personales y grado de cualificación profesional.
  3. Analizar su capacidad de inversión: la adquisición de una franquicia supone para el franquiciado hacer frente a unas inversiones previamente establecidas, lo que requiere la disponibilidad de los fondos necesarios para ello. Este factor acotará las posibles alternativas de negocio a las que optar y guiará el proceso de búsqueda de financiación.
  4. Seleccionar el sector de actividad e identificar una alternativa de negocio: son muchos los sectores que emplean la franquicia como fórmula de expansión empresarial y por lo tanto muy diversas las posibilidades de selección. Es necesario concretar el segmento de actividad en el que desarrollar un negocio, tomando como punto de partida aquel con el que exista algún tipo de afinidad o identificación.
  5. Obtener información detallada de las franquicias elegidas: la normativa en vigor protege los derechos de información de todo potencial franquiciado, por lo que conocer el tipo de datos que se pueden solicitar al franquiciador se convierte en un aspecto esencial para optar por la alternativa más adecuada.
  1. Hacer un análisis detallado de cada propuesta de franquicia: para cada una de las opciones de negocio seleccionadas hay que realizar un estudio en el que basar la decisión final. Para ello es preciso analizar el mercado, el concepto de negocio, la experiencia del franquiciador y el tipo de asociación propuesta.
  2. Buscar asesoramiento profesional: para ampliar la información obtenida y contrastar conclusiones. Su soporte será de gran valor en aspectos jurídicos, conceptuales y en la valoración de la viabilidad económica del proyecto.
  3. Analizar el mercado de implantación: es importante prever los resultados de la explotación en el mercado en el que se va a desarrollar la actividad, prestando especial atención al potencial de demanda, al dimensionamiento del mercado, a las empresas competidoras y sus propuestas de negocio, así como a zonas preferentes de apertura.
    9. Constatar la veracidad de la información con otros franquiciados de la cadena: conversar con actuales franquiciados de la enseña y contar con el asesoramiento de un especialista, permitirá obtener una información adicional de gran relevancia que probablemente no aparezca en ningún documento informativo. Servirá además para comprobar la veracidad y solvencia del proyecto.
    10. Contar con asistencia profesional en la negociación y firma: para dar respuesta a las dudas que puedan surgir en el transcurso de las conversaciones con la central y en la firma del contrato, es importante contar con el respaldo de un consultor especializado, capaz de resolver cualquier cuestión.




domingo, noviembre 25, 2012

Lo bueno , bonito y barato está de moda en los emprendedores


Lo bueno no tiene por qué salir caro. Esto es lo que opina Raúl Ortiz, consejero delegado de Dima. Su empresa dedicada a la comunicación acaba de lanzar una nueva línea de negocio para dar cobertura a pymes y autónomos con tarifas, según afirma, un 50% más bajas que en cualquier gabinete tradicional. "El ahorro no se consigue mermando calidad ni servicio, lo podemos aplicar al reducir hasta en un 100% los costes derivados de desplazamientos y reuniones, ya que todo el trabajo previo de definición de la estrategia comunicativa lo realizamos vía online".
Optimizar los recursos, construir estructuras más austeras y apostar por las nuevas tecnologías son clave para poner en marcha un negocio low cost. Bien lo sabe Rafael Torres, fundador de Mercado Actual, una web dedicada a la venta de productos informáticos, electrónica, imagen, consumo e instrumentos musicales. Este portal asegura ofrecer los precios más baratos del mercado en el 85% de los casos, gracias a un sistema xml que examina los importes de un centenar de portales de ecommerce. Todos los artículos se entregan en 24 horas en el domicilio del cliente. "Para lograrlo cuento con una compañía muy optimizada, apoyada en la tecnología. Actualizamos las bases de datos de los productos en tiempo real, lo que nos ayuda a controlar mejor las compras y las ventas. Nuestro sistema de gestión también se basa en la eficiencia. Cada empleado, cuando enciende su ordenador, encuentra las tareas que tiene pendiente realizar", explica Torres.
La difícil situación económica ha obligado a los consumidores a ser más susceptibles al precio. Por eso las compañías de bajo coste están viviendo su particular edad de oro. Plataformas de cupones, aerolíneas de bajo coste y comparadores de precios copan gran parte del universo online. Luis Diéguez quiso dar un paso más. Por eso decidió crear, hace dos años, Supertruper, una aplicación que permite hacer la compra de una forma inteligente. Su funcionamiento es sencillo: el usuario enfoca con la cámara de su smartphone el código de barras de cualquier producto y comparar su precio en distintos supermercados.
El modelo low cost no es algo nuevo. Lleva décadas compitiendo con el tradicional. El bajo coste propone un nuevo estilo de consumo. De ahí que las empresas que lo adoptan "reconfiguren la cadena de valor, cambiando las fuentes de ingresos y de gastos", aclara Rosario Silva, profesora de estrategia de IE Business School. "Son organizaciones que piensan en el producto de una manera más amplia, analizan lo que es esencial, lo que realmente pide el cliente. Cuentan con estructuras sencillas, planas con poco personal y sus sistemas de costes son muy austeros", añade.
Para un emprendedor, poner en marcha una empresa de este tipo puede ser una buena alternativa. Covadonga Castillo, experienced senior de Deloitte, explica que "generalmente el acceso al crédito está bastante restringido y los nuevos empresarios tienen que desarrollar un modelo de negocio acorde a sus posibilidades económicas. Esto implica buscar un proyecto con las mínimas inversiones iniciales y gastos fijos posibles". Eso sí, la mayor inversión que tendrá que realizar es en tecnología, pues resulta básico para este modelo.
No todas las firmas que se apellidan ‘low cost’ lo son realmente
Una compañía que lance ofertas sistemáticamente no tiene por qué ser una empresa de bajo coste. Ante el auge de este modelo, muchas organizaciones se han subido al carro del low cost con la intención de ganar volumen de negocio.
"En realidad no hay tantas empresas nacidas bajo este sistema, aunque sí se publicitan como tal. Se está explotando mucho el término", advierte Rosario Silva, profesora de estrategia de IE Business School.
Una empresa low cost se distingue por ofrecer productos desnudos de atributos y contar con organigramas sencillos. Los emprendedores que optan por fundar este tipo de compañías deben tener un perfil más financiero, porque han de tratar con fondos de inversión, capital riesgo, etcétera, mientras que el tradicional suele acudir a los bancos como vía de financiación. Además, estos empresarios cuentan con un rasgo internacional y no se limitan sólo a su área de influencia; buscan mayor notoriedad que los emprendedores ‘clásicos’, que pasan más inadvertidos. Otra de sus habilidades es que conocen y, en la mayoría de los casos, controlan las nuevas tecnologías que son esenciales como canal de comunicación ligadas a un crecimiento acelerado. Una de las claves para tener éxito cuando se monta una compañía de bajo coste es crecer rápido. Pero no a cualquier precio. Estos negocios se caracterizan por ser sostenibles: si vendes barato tu estructura de costes también debe estar ajustada.

Para llegar a ser próspero con una empresa low cost es esencial llegar el primero. Hacer marca es muy importante y tus clientes serán tus anunciantes.
Fuente: Diario Expansión

sábado, noviembre 17, 2012

El Principe a favor de la iniciativa emprendedora en los institutos


El Príncipe ha defendido  a los empresarios en la Semana Mundial de la Iniciativa Emprendedora celebrada en la Escuela de Negocios IESE (Universidad de Navarra) en Madrid. Don Felipe instó a darles "visibilidad y prestigio" "para que sirvan como modelos de emulación e inspiren a los jóvenes españoles". Poco antes, Mathieu Carenzo, director de la iniciativa, había manifestado un deseo similar: que los jóvenes españoles "no solo se identifiquen con deportistas de élite y artistas".


Para don Felipe, "el mejor futuro de España pasa por una sociedad más emprendedora", que sea "más ágil" y esté "más conectada con las tendencias mundiales".  "El espíritu emprendedor", dijo, "es sinónimo de creatividad y de oportunidades y asegura un camino certero hacia el empleo y la creación de riqueza".
Como viene haciendo en sus últimos discursos, el Príncipe ha insistido en la necesidad de que las empresas españolas se internacionalicen. "Abrirse al mundo es una necesidad en una economía cada vez más globalizada como la nuestra", ha dicho don Felipe, que tras la intervención de varios emprendedores inició su discurso con un "yo no soy empresario" que provocó risas entre el público. "No soy empresario, ni profesor, pero siempre tengo vocación de alumno", añadió.
Para el Príncipe, "el verdadero éxito" será "el resultado del esfuerzo conjunto de toda la sociedad actuando desde el sistema educativo, desde las empresas, los centros de investigación, las entidades de inversión y las Administraciones Públicas". Fuente : El País.
Consideramos que sería aconsejable que el Ministro Wert incluya en su Reforma educativa la iniciativa emprededora como asignatura obligatoria para todos los alumnos de 4º ESO y no sólo para los que vayan a cursar Formación Profesional





miércoles, noviembre 14, 2012

Semana Global del emprendedor


Desde el 12 de noviembre y hasta el próximo 18 se celebra el mayor evento del año para los emprendedores de todo el mundo. Es una iniciativa que se realizar por quinto año consecutivo y que pretende promover el espíritu emprendedor en el mundo. En este 2012, 123 países participan en la Semana Global del Emprendedor (GEW en sus siglas en inglés) se celebra en 123 países. (Foto:Flickr/GEWnewzealand)
La Global Entrepreneurship Week Spain tiene como objetivo inspirar a los jóvenes a convertir sus ideas en realidad y ayudar a los emprendedores a hacer crecer sus empresas buscando y generando mejores prácticas de negocio. Para ello fomenta la organización de un gran número de actividades en diferentes ciudades de la geografía española a lo largo de la tercera semana de Noviembre.
El proyecto está respaldado por gobiernos y emprendedores de todo el mundo que se han unido a la iniciativa paa fomentar los valores de la cultura emprendedora. A nivel internacional el ex Primer Ministro Británico David Cameron, el Presidente de EE.UU. Barack Obama, la Secretaría de Estado de EE.UU. Hillary Rodham Clinton, el Presidente de la República Francesa Nicolás Sarkozy, Sir Richard Branson y Michael Dell, entre otras muchas personalidades, están prestando su apoyo a esta causa. Vía: radiocable.com

lunes, noviembre 12, 2012

La necesidad de un plan financiero para tu nueva empresa


Planificar con rigor la previsión de ventas y de costes, las vías de financiación, la situación de tesorería y cuándo llegarán los beneficios son aspectos fundamentales para que tu nueva empresa salga adelante.
Conseguir que un proyecto empresarial llegue a ser una compañía estable no sólo depende de tener una idea brillante y original. El emprendedor necesita elaborar un detallado plan de negocio y uno de los apartados más importantes es el financiero y económico. Sin embargo, la realidad refleja que en muchas ocasiones es una materia a la que no se presta la debida atención.
Un plan económico y financiero debe evaluar cuánto dinero necesitamos para poner en marcha nuestra idea, cuáles son nuestras fuentes de financiación y cuál es el potencial económico del proyecto. Alejandro Suárez, empresario y vicepresidente de la Asociación de Inversores y Emprendedores de Internet (AIEI), explica en su libro Ha llegado la hora de montar tu empresa, que "se trata es de cuantificar en dinero la calidad de la idea de negocio y qué cantidad se necesitará para cada etapa de crecimiento".
Pasos a seguir
Hay que tener presente que habitualmente el nuevo empresario debe recurrir a distintas fuentes de financiación, y el plan financiero es la documentación que estudiarán los inversores para evaluar la viabilidad del proyecto y en cuánto tiempo podrán obtener beneficios. Según explica Suárez en su libro estos son los puntos que debe contener:
Previsión de ventas y consumos. Lo primero que hay que averiguar es si la empresa es viable. Para ello hay que tener una visión aproximada de cuánto se prevé vender, el precio de cada unidad o servicio y los costes de producción.
Plan de inversión inicial. En este apartado se tiene que calcular las inversiones imprescindibles para la puesta en funcionamiento de la empresa. Hay que tener en cuenta que no todo desembolso cuenta como inversión. Por ejemplo, los bienes como el inmobiliario y la maquinaria sí se consideran inversión, pero los gastos de notario no.
Presupuesto de financiación. Consiste en definir cómo se va a financiar la inversión. Los expertos recuerdan que cuando este apartado se presenta ante los posibles socios capitalistas es fundamental demostrar plena confianza en la iniciativa.
Previsión de tesorería. Este es un punto de vital importancia. Por eso, es recomendable recoger de la manera más realista posible los plazos de cobro a los clientes y de pago a los proveedores. Suárez avisa de que "una estimación incorrecta del calendario de pagos puede limitar el crecimiento de tu proyecto, o incluso llegar a provocar su cierre".
Cuenta de pérdidas y ganancias provisionales. Es una tarea en la que se debe restar a las ventas o ingresos los gastos y pérdidas que se estiman. De esta forma, se obtiene una base para calcular otros ratios que permiten valorar la solidez del negocio y estimar si el proyecto generará beneficios.
La realización de este ejercicio también permite conocer el punto de equilibrio –cuando las ventas cubren los gastos y empiezan los beneficios– y el cash flow –flujo de caja–. Aspecto éste último que permite calcular cuándo se tendrá capacidad de autofinanciación.
Balance provisional. En este apartado se representa la situación provisional para la empresa. Se muestran los bienes y derechos que posee la firma (activo) y el conjunto de obligaciones y deudas contraídas frente a propietarios o socios (patrimonio neto) y frente a terceros (pasivo). Con este balance el emprendedor podrá tomarle el pulso a la salud financiera de su empresa.
Fuente: Diario Expansión

jueves, noviembre 01, 2012

12 ideas importantes para comenzar tu negocio en twitter


Twitter puede ayudar en gran medida a todo tipo de empresas a conseguir nuevos clientes pero para que esto ocurra hay que saber cómo funciona y sus peculiaridades.

Una vez creada la cuenta de Twitter debemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

1 – Cuidar la imagen

La imagen que demos de cara a nuestros posibles clientes es muy importante.
En estos momentos la cuenta de Twitter es nuestra tarjeta de presentación y por ello debemos cuidarla al máximo.
Poner una imagen de una persona con cara sonriente ayuda a crear simpatía.
Colocar un fondo creado por nosotros (para que nos diferencie de los demás) con cualquier editor de imágenes.
En la descripción debemos reflejar de forma clara y sencilla lo que nuestra empresa puede hacer por sus clientes, colocando al final de la descripción un enlace hacia nuestro blog o página web.

2 – Seguir usuarios de nuestro nicho
Hay que seguir usuarios de nuestro nicho de mercado, ya que ellos son los potenciales clientes.
También es conveniente seguir a los líderes de nuestro nicho ya que son gente que tienen muchos seguidores que nos pueden interesar como potenciales clientes y además suelen publicar contenido contínuamente y de valor, por lo que podemos enterarnos de las últimas noticias que se produzcan en torno a nuestro mercado e incluso aprender muchas cosas interesantes.

3 – Ser personas

Cuando tweeteamos con frecuencia, normalmente se automatiza el proceso con herramientas con TweetDeck, Hootsuite, etc.
También podemos publicar tweets que no tengamos programados y que sean de interés para nuestros seguidores.
Debemos publicar comentarios y contestar a nuestros seguidores.

4 – Generar confianza

Para generar confianza entre nuestros seguidores hay que decir siempre la verdad, contrastar lo que decimos y recomendamos.
Si publicamos tweets o retweets que envían a páginas web que no son nuestras es conveniente verificar que la información es de calidad y que el enlace no está roto

5 – Tener una estrategia

Este punto es importantísimo, cuando creamos una cuenta en Twitter debemos tener muy clara la estrategia que vamos a emplear para conseguir los objetivos que nos hemos propuesto con nuestra presencia en Twitter.
Tener una estrategia nos ayudará a que los tweets que publiquemos sean parte de esa estrategia y no sean tweets sin sentido para nuestro nicho de mercado.

6 – Contenido de calidad

Nuestros contenidos deben aportar siempre valor a nuestros seguidores.
Deben ser contenidos de calidad que hagan que nuestros seguidores estén ansiosos esperando que publiquemos más tweets.
La publicación debe ser periódica y diaria (publicar 6 ó 8 tweets está bien).
Debemos prestar más atención a la calidad que a la cantidad.
Es mejor publicar 4 tweets diarios buenos que 6 mediocres.

7 – Titulares

Los titulares de los tweets deben llamar la atención.
Es una parte muy importante del éxito del tweet y es por ello que debemos pensarlos con detenimiento y dedicarles el tiempo necesario.
 8 – Hasthags

Utilizar hasthags (palabras precedidas del signo #) es conveniente.
Podemos utilizar tanto hasthags creados por nosotros, como hasthags generales para identificar nuestros tweets con un tema determinado.
Los hastaghs hacen que la visibilidad de nuestros tweets aumente.

9 – Comunicación

Si utilizas tú cuenta de twitter como atención al cliente, contesta a sus dudas y atiende sus problemas en el menor tiempo posible.
Esto crea confianza y complicidad
Acepta las sugerencias para mejorar el servicio.

10 – No llevar la contraria

Hay que evitar a toda costa los enfrentamientos ya que dan lugar a mala imagen.
Debemos procurar solucionar los problemas y atender de la forma más correcta posible a los clientes enfadados e incluso maleducados.

11 – Retweet

Hay que hacer retweet a los tweets de interés para tú nicho.
Otra cosa a tener en cuenta es que nuestros tweets no excedan de 110 ó 115 caracteres para dejar espacio a posibles retweets

12- Difunde tú cuenta

Tú cuenta de Twitter debe estar hasta en la sopa porque así conseguiremos más seguidores afines a nuestro nicho.
La cuenta de Twitter hay que ponerla en la firma de correos electrónicos, en nuestro blog o página web, en nuestra firma de foros, en las tarjetas de presentación, etc.