CURSO PARA EMPRENDEDORES

Curso de creación y gestión de empresas. Rellena el formulario y recibe información GRATIS ¡ CLIC AQUÍ ¡

miércoles, octubre 12, 2011

Emprender en modo 'start-up'


En España no hay muchos jóvenes emprendedores. Sólo el 4% se atreve a dar el salto, según datos de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), una cifra muy inferior a la mayoría de los países europeos y preocupante si se tiene en cuenta que el Eurostat sitúa la tasa de paro juvenil de nuestro país en el 34,7%. La crisis se ha llevado por delante a muchos empresarios, y la falta de financiación ahoga a muchos negocios emergentes.
Pese al pesimismo, aún quedan jóvenes que se deciden a buscar empleo por su cuenta. La filosofía de las empresas 'start-up' ha calado, y cada vez son más los convencidos de que una idea puede salir adelante con dos empleados y poco dinero.
"El objetivo no tiene que ser buscar financiación, sino clientes", afirma contundente Lucas Rodríguez Cervera en el taller de empresas 'start-up' del Día del Emprendedor, organizado por la Escuela de Organización Industrial (EOI). El empresario defiende que el negocio ideal es aquel que sale al mercado con lo mínimo y escucha a los clientes, adaptándose a sus propuestas y necesidades. Aunque esté sin terminar. La empresa puede mejorar y completarse, y cuando eso ocurra ya tendrá clientes.
Otra de las claves de este tipo de empresas es que cualquier idea se puede resumir en poco más de tres minutos, nada de planes de negocio de más de 200 páginas. El concepto es hacer un esquema visual y sencillo que cualquiera pueda entender. Un nuevo modo de crear empresas que lleva revolucionando el mercado en los últimos años y que en España ha seducido a los más jóvenes.
Además, el modelo 'start-up' cuenta con una ventaja añadida en tiempos de crisis: si el negocio no funciona, el emprendedor se dará cuenta antes y la pérdida económica será menor. Aunque según Lucas Rodríguez, hay que asumir que desde un principio lo más normal es que la empresa no funcione y "tener la mente abierta a los cambios"./ El Mundo